IRENE DE CAGUARIPANO: «MI ESPOSO DESCUBRIÓ CAMPAMENTOS DE LA GUERRILLA EN VENEZUELA» - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

IRENE DE CAGUARIPANO: «MI ESPOSO DESCUBRIÓ CAMPAMENTOS DE LA GUERRILLA EN VENEZUELA»


IRENE DE CAGUARIPANO: «MI ESPOSO DESCUBRIÓ CAMPAMENTOS DE LA GUERRILLA EN VENEZUELA»


El capitán de la Guardia Nacional, torturado hoy por la narcodictadura, tiene pruebas que demuestran el fraude cometido en las elecciones regionales pasadas

Prensa Rumbo Libertad, Caracas

Irene Olazo de Caguaripano es la esposa del capitán retirado Juan Carlos Caguaripano, quien lideró la denominada “Operación David”, una acción militar desarrollada en la madrugada del pasado 6 de agosto contra el régimen de Nicolás Maduro.

Desde que fue apresado de forma repentina por la Policía del municipio Sucre (Polisucre) el 11 de agosto, nadie ha podido verlo con vida, Irene ha iniciado una dura peregrinación para conocer el paradero de su esposo. Es común que los perseguidos por el régimen venezolano sean encarcelados de forma irregular, sin que sus familiares tengan conocimiento de ello ni acceso al detenido, el caso de quien enfrentó a Maduro en los cuarteles no podía ser la excepción

Prensa Rumbo Libertad se entrevistó con Irene de Caguaripano para conocer más detalles sobre la detención de su esposo, ante la cual asoma la duda de que la versión oficial de la aprehensión en una alcabala sea cierta, así como numera metódicamente los pasos a seguir en el tortuoso camino que recorre a diario en busca de una fe de vida de quien fuera a su juicio un insigne y probo capitán de la Guardia Nacional de Venezuela.

¿Cuál es la información que maneja sobre la detención de su esposo?

El día 11 de agosto fue detenido de una manera no muy clara, puesto que una persona que está tan bien entrenada como Juan Carlos, que se mantuvo tres años y medio clandestino, que te digan que cayó en una alcabala es muy casual y halado de los cabellos. Se está manejando la hipótesis de que hubo una traición, pero hasta que no tengamos acceso a él y realmente nos diga qué fue lo que ocurrió, todo lo que manejaríamos sería hipótesis. Supe de forma extraoficial que incluso Juan Carlos no fue aprehendido en una alcabala, sino en una casa ubicada en La California Sur, alguien dijo que el carro robado estaba en esa casa y por eso fue que llegaron allí, pero insisto, todo esto es información extraoficial.

¿Qué fue lo primero que hizo para localizarlo?

A pocas horas de ser detenido pusieron una foto en una reseña policial donde ya se veía que estaban totalmente golpeados y torturados, sólo a pocas horas, a sabiendas de que tenían que presentarlo en un tribunal, hicieron caso omiso, no les importó ni siquiera la opinión pública nacional e internacional. Al día siguiente, los familiares tratamos de acercarnos al DGCIM que era donde suponíamos que estaba porque la foto de la reseña policial tenía ese logo, y fue imposible el acceso.

¿Hubo juicio en un tribunal militar?

El día domingo 13 de agosto se supone que lo presentarían en tribunales militares por lo que los abogados privados se dirigieron hasta allá, pero les negaron el acceso al Fuerte, estaban totalmente cerrados, y no pudieron estar en el momento de la presentación, por lo tanto Juan Carlos quedó con una defensora pública militar como su representante mientras tanto. En esos días estuvo todo muy hermético, cuatro días después de su detención, es que los familiares logramos saber que su centro de reclusión era el DGCIM, nosotros nos dirigimos hasta allá en Boleíta, nos dijeron que sí se encontraba allí, pero por una medida de régimen de adaptación iba a estar 30 días aislado y por lo tanto nadie lo podía ver, ni sus abogados ni sus familiares.

¿Lograron allí obtener información oficial sobre su estado?

No nos consta que él se mantuvo en ese centro de reclusión porque nadie lo vio, sólo contamos con la palabra de los funcionarios, nos recibieron en dos oportunidades agua, dos mudas de ropa y algunos medicamentos. El día 22 le llevé agua y luego el domingo 27 nuevamente me acerco para hacerle llegar más provisiones y soy informada de que él ya no se encontraba ahí, desde el día 22 había sido trasladado al Sebin, viendo esta información como era domingo esperé hasta el lunes y fui al tribunal militar para saber si estaban en conocimiento de ese traslado.

¿Cuál fue la respuesta de la defensa pública?

Cuando hablo con el defensor público que le fue asignado al tribunal militar él me dice que su centro de reclusión desde el mismo día de la presentación era el Sebin, que fue como muy extraño que pasara tantos días en el DGCIM. Ese mismo día me dirijo para El Helicoide, me dicen que no está, me voy para Plaza Venezuela y allí me dicen que no existe un centro de reclusión. Hace pocos días el fiscal general Tarek William Saab llevó a la familia Baduel hasta allí para darle la fe de vida del general, por lo tanto sí hay un centro de reclusión en ese lugar pero ellos lo niegan.

¿Cuál fue el siguiente paso para dar con su paradero?

Desde ese día hasta hoy he ido todos los días a ambas sedes del Sebin, y la respuesta sigue siendo la misma, que él no se encuentra allí, por lo tanto ya estamos a un mes de su detención, pero ya llevamos 20 días desde su desaparición, porque entonces el día 22 que es trasladado se desaparece, puesto que si el Sebin dice que no lo tiene y el DGCIM dice que tampoco lo tiene, estamos ante una desaparición forzosa de un ciudadano que aun así nadie ha visto desde el momento de su detención, y que sólo los funcionarios afirman haberlo visto pero no han dado una fe de vida.

¿Están haciendo una campaña para recibir la fe de vida?

Los familiares empezamos desde la semana pasada a hacer campaña solicitando una fe de vida, buscando apoyo de los medios de comunicación y en instancias internacionales, se trata de una persona que ha sido detenida hace un mes y todavía los familiares no han tenido ni siquiera acceso a él ni saben dónde está.  Aunque no nos constara que estaba en el DGCIM nos daba un poco de tranquilidad porque por lo menos suponíamos que estaba allí, el hecho de que nos nieguen que está en el centro de reclusión que fue asignado por el tribunal es una irregularidad muy grande.

Se ha rumorado que se encuentra en “La Tumba” del Sebin, ¿qué sabe al respecto?

Han sacado muchas informaciones extraoficiales, que si Juan Carlos se encuentra en “La Tumba”, hace poco dijeron que estaba en El Helicoide, publicaron también en redes que estaba muerto, ha sido demasiado vaga la información que se ha manejado y toda es contradictoria porque o está en El Helicoide o está “La Tumba” o está muerto, pero todo el mundo maneja una versión distinta de dónde está el capitán Caguaripano. Lo de la muerte fue un rumor y estuve investigando las cuentas que lo difundieron, y son cuentas twitter que no manejan información verificada, eso me calmó un poco.

¿Cree que los rumores sobre la tortura a la que está siendo sometido sean ciertos?

Los rumores que se han corrido con respecto a las torturas de Juan Carlos cada vez son como más certeros, no sé si hasta los momentos lo sigan torturando, pero sí fue sujeto a torturas porque a pesar de que nadie lo ha visto hasta ahora, la última vez que fui al DGCIM hubo un funcionario que me dijo tres cosas que me dejaron ver que Juan Carlos no se encuentra en unas buenas condiciones de salud. Él me dice que en el momento que estuvo en el DGCIM lo vio en enfermería, que estaba haciéndose en servicio médico sus curas y recibiendo suero intravenoso,  y  que si en el DGCIM habían tres médicos en el Sebin habían 6, como diciéndome que me quedara tranquila que estaría mejor allá.

¿Cuál fue su reacción ante esta declaración?

No le hice más comentarios al funcionario, pero soy trabajadora del área de la salud, cuando nosotros hablamos de que se están haciendo curas es porque la herida es abierta. Cuando estamos colocando suero fisiológico intravenoso es porque la condición del paciente no es buena: puede ser una deshidratación severa, una hemorragia o un mal estado de salud en general. Y cuando me hace énfasis en que no me preocupe porque allí hay tres médicos, pero en el Sebin hay 6, me está dejando ver que realmente el estado de salud de mi esposo no es bueno. Eso por supuesto es alarmante, porque quiere decir que los rumores de las torturas son ciertos.

¿Ha tenido contacto con los familiares de otros detenidos por la irrupción en el Fuerte Paramacay?

Hay un civil, un señor de 50 años aproximadamente que fue apresado el día 28 por el Sebin en Valencia, su hija me cuenta que ya ha podido tener comunicación con su papá, que le pegaron corriente, que lo ahogaron en tobos de agua y que le metieron bolsas en la cabeza para asfixiarlo. Si esto se lo hicieron a un civil que presuntamente tiene que ver con la operación del Fuerte Paramacay, qué le han hecho al capitán Caguaripano quien fue el cabecilla y lideró la acción en el Fuerte. Al saber que nada más a un civil le hicieron eso, yo tengo que estar clara de que a mi esposo le han hecho por lo menos diez cosas peores.

¿Quién asumirá la defensa privada del capitán?

Mi esposo sigue sin tener la representación privada de sus abogados de confianza, el tribunal no nos aceptó el documento para revocar a la defensora pública y asignar defensores privados, todavía no hemos logrado hacer ese paso que es fundamental también. Su abogado será José Medina Roa y dos más de su confianza.

¿A qué instancias nacionales han acudido para buscar apoyo?

El 16 de agosto metimos un escrito en la Defensoría del Pueblo y aún no tenemos respuesta, estamos solicitando su apoyo porque vemos que estamos ante una desaparición forzosa y aún no nos han respondido la solicitud. Estamos agotando todas las instancias aunque sabemos que es muy difícil acá en Venezuela pero debemos hacer legalmente lo correcto.

¿Qué puertas tienen contemplado tocar en el exterior?

Su abogado no se encuentra ahorita en Venezuela, él salió a meter unos recursos a nivel internacional con respecto a las violaciones de derechos humanos de Juan Carlos y denunciar su desaparición forzosa. Uno de los sitios donde él introdujo el documento es en la Corte Interamericana de los Derechos Humanos.

¿Usted y sus familiares son acosados por la policía política venezolana?

Como en el 2014 que nos hicieron un acoso psicológico no, pero sí somos vigilados, uno se da cuenta, de pronto ves un carro, o alguna persona que reconoces que es un funcionario. A mi suegro le allanaron la casa en Puerto La Cruz mientras se encontraba acá en Caracas. Yo no tenía ningún tipo de conocimiento sobre la Operación David ni de ninguna de las cosas que hacia mi esposo mientras se mantenía clandestino, y la gente de inteligencia lo tiene que saber.


Su hija es costarricense, ¿cuál ha sido la respuesta de Costa Rica ante su solicitud de protección?

Mi hija nació en Costa Rica, ya en 2014 habíamos hablado con el cónsul para que estuviese pendiente de la niña en caso de que tuviésemos que sacarla porque como el papá estaba clandestino temíamos que la utilizaran como medida de presión porque tuvo intento de secuestro en 2014 por parte de funcionarios, se puso la denuncia y los organismos venezolanos no nos dieron una respuesta. Yo hablé con la Fiscal y lo que me dijo fue que era mejor que me fuera del país. Costa Rica está abriendo todos los canales para que la niña tenga protección, el gobierno costarricense se ha portado muy bien.

¿Qué impulsa a Juan Carlos Caguaripano a la rebelión?

Tuvo acceso a mucha información, por ejemplo, yo estuve viviendo con él en Amazonas, cuando estuvo allí descubrió varios campamentos guerrilleros en territorio venezolano, tráfico de gasolina, tráfico de comida de Mercal para Colombia, irregularidades en la frontera con las elecciones que se hicieron en aquel momento de gobernadores y alcaldes, ya que hasta personas colombianas estaban manejando las máquinas. Él al ver todas estas irregularidades lamentablemente tuvo que separarse de la institución a la cual amó desde los 12 años cuando ingresó a un liceo militar, siempre llevó ese espíritu militar desde pequeño y su formación ha sido implacable.

El régimen lo llama “ex capitán”, ¿cuál es su real estatus dentro de la milicia venezolana?

Él no es ex capitán, es capitán retirado, y lo llaman así para denigrarlo porque su carrera ha sido tan intachable que no tienen de dónde agarrarse para tratar de mancharle el nombre, y lo otro que dijeron es que le dieron una baja disciplinaria en el 2014; esa información también es falsa.

El capitán Juan Carlos Caguaripano cedió sus funciones, según su esposa, por un permanecer mucho tiempo en el mismo rango, ya que se le habría aplicado un retraso en el ascenso correspondiente por su negativa a decir lemas como “patria, socialismo o muerte” u otras consignas partidistas, y por no estar de acuerdo con las irregularidades que habían dentro de las Fuerzas Armadas, que a pesar de nunca habérsele abierto un proceso disciplinario, tildaron su carrera como enemigo de la Revolución y hoy tras las rejas paga las consecuencias de servir al país apegado a la ética militar y en contra del comunismo.


Fuente:http://www.forolibertad.com