Puigdemont viaja a Bélgica y contrata a un abogado que defendió a miembros de ETA - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

Puigdemont viaja a Bélgica y contrata a un abogado que defendió a miembros de ETA


Puigdemont viaja a Bélgica y contrata a un abogado que defendió a miembros de ETA


El primer ministro belga contradice a su ministro de Inmigración, que ofreció asilo a Puigdemont

El president cesado de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha abandonado este lunes por la mañana Barcelona y se encuentra en Bélgica. Puigdemont ha viajado a Bruselas desde Marsella (Francia), a donde llegó en coche acompañado de cinco ex consejeros de su Gobierno: Meritxell Borràs (Gobernación); Antoni Comín (Salud), Joaquim Forn (Interior), Dolors Bassa (Trabajo y Asuntos Sociales) y Meritxell Serret (Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación). Dos de ellos pertenecen al PDeCAT -Borràs y Forn- mientras que los otros tres -Comin, Bassa y Serret- son de ERC.Aunque ninguna fuente ha confirmado que la intención de Puigdemont y los ex miembros del Govern sea solicitar asilo político en Bélgica, el cantautor y hasta ahora diputado de Junts pel Sí (JxSí), Lluís Llach, ha dado por hecho que se exiliarán.

Puigdemont había publicado en redes sociales esta mañana una fotografía del Palau de la Generalitat, que en un principio hizo pensar que se encontraba en el edificio, pero resultó ser antigua. Tampoco acudió a la reunión del PDeCAT que se había convocado para esta mañana a las 10.30 horas. La noticia ha trascendido después de que el fiscal del Estado pidiera que el propio Puigdemont y su Govern declaren "urgentemente" por rebelión, sedición y malversación. El president cesado se ha desplazado a este país solo un día después de que el secretario de Estado de Asilo y Migración belga, Theo Francken, provocase una polémica al abrir la puerta a la concesión de asilo a Puigdemont, oferta que fue poco después negada por el primer ministro, Charles Michel. Contrata a un abogado de etarrasSea cierta o no la tesis del asilo político, lo cierto es que Puigdemont se ha hecho con los servicios de un abogado en Bélgica. "Sí, soy el abogado de Carles Puigdemont". El polémico Paul Bekaert, el hombre que en las últimas décadas ha defendido a varios miembros de la banda terrorista ETA residentes en Bélgica para impedir su extradición, ha confirmado a EL MUNDO que hoy mismo ha "aceptado como cliente al señor Puigdemont" y que será el encargado de asesorarle a partir de ahora. "No puedo explicarle de qué hemos hablado porque me ampara el secreto profesional. Está en Bélgica, he hablado con él y desde hoy es mi cliente", ha explicado Bekaert. A la pregunta de si va a pedir asilo político, ha señalado que "nada está decidido" todavía. El letrado tiene su despacho en la localidad flamenca de Tielt. Preguntado por si se ha encontrado allí o en persona con Puigdemont ha preferido no responder: "No puedo dar detalles de su ubicación". Bekaert es bien conocido en Bélgica y por las autoridades españolas. Se encargó de la defensa los de los presuntos colaboradores de ETA Luis Moreno y Raquel García, cuya extradición a España fue rechazada. Y de la de Ventura Tomé o Natividad Jaúregui, alias Pepona, fugada en 1979 para la que España ha pedido y tramita la extradición, tras las tres órdenes de arresto dictadas por la Audiencia Nacional en 2004, 2005 y 2015. 

"Llevo más de 20 años llevando expedientes sobre España, tengo mucha experiencia en extradiciones y asilo", ha asegurado.Según su análisis, la legislación europea, que cierra la puerta al asilo para ciudadanos de otro Estado Miembro de la UE, no importa demasiado. "El Tratado de Ámsterdam eliminó el asilo político, pero Bélgica no lo ha aceptado. Aquí todo el mundo puede pedirlo. Yo lo he hecho en el pasado para tres españoles. El comisario responsable no estuvo de acuerdo y no los concedió, pero dijo que era competente para decidirlo. Cada caso es diferente", advirtió. En Flandes no saben nadaDónde se vieron y qué hizo el ex presidente durante todo el día sigue siendo un misterio. En la capital comunitaria no lo vio absolutamente nadie. No hubo fotos, reuniones oficiales ni comparecencias ante la prensa. "Nosotros no lo hemos invitado". "No estamos al corriente del paradero del señor Puigdemont ni hemos hablado con él". "No hay ninguna cita ni estaba previsto un encuentro, es semana de vacaciones".Los mensajes se repitieron desde todas las instancias. La oficina del ministro presidente flamenco, aliado en la distancia del independentismo catalán. El Parlamento Flamenco. El ministro del Interior. La secretaría de Estado de Inmigración belga. El Gobierno federal. El grupo de la Eurocámara que acoge a los movimientos independentistas. La N-VA, el partido nacionalista flamenco. Y todas las asociaciones con vínculos y simpatías hacia el procés.

El comisario general belga para los refugiados y los apátridas, Dirk Van den Bulcke, dijo hoy que para que Bélgica conceda asilo a otro ciudadano europeo, como podría ser el caso del ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont, deben existir "señales serias de persecución" o de que corre riesgos en el país de origen."Debe haber señales serias de persecución pero, incluso en el caso de la persecución, (debe haber) una imposibilidad de obtener protección en el país", dijo Van den Bulcke en declaraciones recogidas por la cadena de televisión RTL.Los partidos belgas piden explicacionesDiferentes partidos belgas han pedido "explicaciones" al primer ministro del país, Charles Michel, sobre la posición de su Gobierno ante la crisis en Cataluña y tras la visita a Bruselas de Puigdemont."Es urgente que Charles Michel dé explicaciones", indicó a través de Twitter el presidente del Partido Socialista francófono (PS) y antiguo primer ministro belga, Elio di Rupo.

"Bélgica se juega su credibilidad internacional", agregó. En la misma línea, el Partido Socialista flamenco y los partidos ecologistas Ecolo y Groen instaron a Michel a dar explicaciones. Éstos últimos pidieron que el primer ministro comparezca esta semana ante el Parlamento para dar cuenta de la posición de su Gobierno ante la situación en Cataluña.El plan de Puigdemont es que esto se convierta en un asunto europeo, por las buenas o por las malas. Si Bélgica optara por darle asilo, algo altamente improbable por la legislación comunitaria, sería mediante una fórmula que obligaría a que el Consejo Europeo, los 28 jefes de Estado y de Gobierno, fueran informados y se tuvieran que implicar. Por no hablar de la tremenda crisis diplomática que se generaría con Madrid. Pero incluso si no hace la petición y sólo se quedara en Bruselas un tiempo, abriría un poco y quedaría en manos de un juez decidir sobre su extradición, lo que complicaría aún más el proceso.El PP: se ha ido "por desesperación" El coordinador general del PP, Fernando Martínez Maíllo, ha asegurado que el viaje a Bruselas es fruto de la "desesperación". En rueda de prensa tras el Comité Ejecutivo Nacional del PP, y preguntado al respecto, Maillo ha dicho que ve "una contradicción" que Puigdemont se haya trasladado a la capital de las instituciones europeas "donde uno de los grandes valores es la defensa del Estado de Derecho, de la legalidad y de los valores constitucionales". "Para eso que se quede en casa, es un desatino y una muestra de desesperación", ha añadido el dirigente popular.


Fuente: Elmundo.es