La desesperación de una hija por su padre: Se está muriendo de paludismo y no le dan el tratamiento - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

La desesperación de una hija por su padre: Se está muriendo de paludismo y no le dan el tratamiento

La desesperación de una hija por su padre: Se está muriendo de paludismo y no le dan el tratamiento
Pacientes con paludismo continúan recibiendo el tratamiento incompleto, lo que complica su cuadro clínico Fotos William Urdaneta, publicó El Diario del Caroní.

Más pacientes y familiares acuden a los módulos de salud en Ciudad Guayana para buscar el tratamiento contra el paludismo, sin recibir la medicación completa. Los testimonios coinciden: ocho días y hasta por dos semanas van a los módulos, reciben con suerte tres de las 14 pastillas que deberían ingerir según el tipo de malaria. Otros reportan recaídas en tres, seis y hasta siete veces en lo que va de año.

“Estoy desesperada porque mi papá se me está muriendo de paludismo y no le dan el tratamiento, no hay ni con qué hidratarlo, lo hidratamos con agua de coco. Aquí no le dan prioridad a las personas mayores, mi papá tiene 65 años, ni a los que están descompensados”, denunció Yuletzis García, mientras su padre, quien ha padecido de malaria en tres oportunidades, permanecía acostado en una loza a las afueras del módulo de Manoa en San Félix, lugar que compartía con otros pacientes que no resistían los efectos del paludismo por la alta fiebre y los escalofríos.

El 3 de noviembre fue activado un plan de contingencia por 72 horas en el estado Bolívar, para lo cual contaban con 200 mil tratamientos para la malaria, según indicó la viceministra de Salud, Moira Tovar. Sin embargo, esto fue apenas un espejismo ante la cantidad de casos acumulados, los nuevos, autóctonos, recaídas y recrudescencias que se reportan en el estado Bolívar, cifra que supera las 300 mil personas, según el informe de la Sociedad Venezolana de Salud y la Red Defendamos la Epidemiología, con base en datos -no publicados del Instituto de Salud- de la semana epidemiológica 42.

Constantes recaídas

Jhonny González habita en la vía a Caruachi, donde asegura existe una crisis por paludismo. Es trabajador del campo y esta es la séptima vez que sufre de paludismo. Atribuye esto precisamente al tratamiento incompleto, pues aunque la viceministra había asegurado que entregarían la medicación completa, denuncian que siguen recibiendo tres pastillas.


Al regresar a los módulos para las dosis faltante, les dicen que no hay. Pasan los días y se pierde el efecto de las ya tomadas.

LaPatilla.com