Precio del queso “pega un brinco” y supera a la carne - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

Precio del queso “pega un brinco” y supera a la carne


Precio del queso “pega un brinco” y supera a la carne



Venezuela atraviesa por la peor crisis económica en su historia fomentada por la imposición de un sistema fracasado que la misma historia ha demostrado sumerge a los pueblos en la miseria. Se estima que el ciudadano de pie destina hasta el 60% de sus ingresos mensuales solo a la adquisición de alimentos.

Tras varias horas, incluso días y semanas,  los “constituyentistas” que usurpan el poder de la Asamblea Nacional elegida por los ciudadanos, aprueban una Ley de Precios Acordados que no solo evidencia el fracaso de un modelo económico y sus medidas improvisadas, sino que se queda en un mero papel que en nada refleja los reales costos en los que se deben adquirir los productos.
Con una canasta básica familiar que sobrepasa los 5 millones de bolívares, una inflación que cerrará este año en 2.000% y el sueldo básico mensual más bajo de Latinamérica, incluso que Cuba, adquirir los alimentos se convierte en todo un reto para el ciudadano de pie que debe lidiar con precios que varían incluso varias veces en una misma semana.

El queso es uno de los ejemplos. Siempre estuvo presente en la mesa del venezolano pero ahora es menos accesible que la misma carne u otras proteínas como el pollo. Un kilo del tipo blanco pasteurizado se vende en hasta 120.000 bolívares, mientras que el tipo semiduro se oferta desde 125.000  bolívares, de acuerdo con lo detallado por el diario Panorama.

El costo resulta incluso mayor que el establecido por la  Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) para la carne, que fijó en 80.000 bolívares en el caso de lomito. Los cortes más económicos tienen un precio de 38.000 bolívares incluyendo el hueso rojo, la costilla de res y el lagarto con hueso.

Las redes sociales se han convertido en el medio de desahogo de los ciudadanos de a pie, incluso de los mismos “camaradas” que decepcionados de tantas promesas incumplidas, se quejan de los precios.

Fuentes: Venezuelaaldia.com