Venezuela se convierte en centro neurálgico del lavado de dinero - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

Venezuela se convierte en centro neurálgico del lavado de dinero


Venezuela se convierte en centro neurálgico del lavado de dinero



Convertido en un coto cerrado en el cual cada vez es más difícil establecer mecanismos de vigilancia y control, Venezuela se ha transformado en centro para la legitimación de capitales derivados del narcotráfico y otras actividades delictivas.

Es el caso de Venezuela, país en el que ambas actividades ilícitas —narcotráfico y corrupción— han experimentado tal auge, que se ha convertido en un centro neurálgico del que emanan cantidades exorbitantes de dinero mal habido, rumbo a los sistemas financieros para hacerse de una apariencia legal que le permita circular libremente y engrosar así los bolsillos de narcotraficantes y corruptos que terminan moviéndose alegre e impunemente por el mundo.

La advertencia proviene de Robert Mazur, un ex agente encubierto de Estados Unidos y experto en el tema de lavado de dinero, quien en un reportaje publicado el 25 de septiembre de 2017 en The Edge Malaysia Weekly, alerta sobre los avances que se han hecho en esta materia.

Subraya Mazur que en el caso venezolano, la imposibilidad de los Estados Unidos para aplicar la ley dado los múltiples obstáculos emanados de las hostiles relaciones surgidas entre los gobiernos de ambos países en los últimos dieciocho años, han convertido al país suramericano en un foco atractivo para narcotraficantes y lavadores de dinero.

El experto hace notar que en las vigentes condiciones emanadas de tal carácter de relaciones, las autoridades de EE. UU. nunca tendrán acceso a los registros bancarios que permitan identificar los distintos casos de legitimación de capitales. En pocas palabras, mientras el actual gobierno socialista de Nicolás Maduro, sucesor del de Hugo Chávez, se mantenga en el poder, será imposible enfrentar el flagelo del lavado de dinero en la nación. La política adquiere, pues, preponderancia a la hora de atacar o no el delito.

Y es que para Mazur la voluntad política es un elemento clave a la hora de combatir el flagelo de la legitimación de capitales. En tal sentido, refiere que tanto los entes reguladores como los agentes del sector bancario del mundo entero, hacen notar que las regulaciones en los Estados Unidos se han convertido en una especie de saludo a la bandera.

— Mientras mantengan a los reguladores contentos al tener esas cosas en el lugar que los reguladores perciben como importantes, eso será lo más importante antes que detener el lavado de dinero.

El especialista hace referencia a las estadísticas emanadas de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, las cuales dan cuenta de que las ventas de drogas ilegales ascienden a 400.000 millones de dólares anuales. "Cuando se combinan con dinero de otras actividades ilícitas, ya sea de armas, robo de tesorería, evasión de impuestos y fraude de cuello blanco, la cifra suma 1.7 billones de dólares al año buscando el secreto de los gobiernos y los servicios de lavado de dinero".

Robert Mazur denuncia una especie de permisividad derivada de la actitud de los altos funcionarios y agentes con altas responsabilidad, ante quienes los lavadores de dinero actúan de mala manera pese a que sus actividades y mala praxis están bien documentadas por los medios.
— Si nos fijamos en Venezuela, hasta ahora ha habido una docena o más de figuras políticas, fiscales, militares u oficiales de inteligencia que han sido acusados de tráfico de drogas o delitos de lavado de dinero por parte de las autoridades estadounidenses.

Sin embargo, efectivamente contra ellos poco es lo que se ha hecho.

Entretanto, el narcotráfico y el lavado de dinero se desarrollan en diferentes puntos del orbe. Malasia, por ejemplo, es un punto de transbordo para las drogas ilícitas provenientes del triángulo de oro de Asia —conformado por Myanmar, Laos y Tailandia— con destino a Europa. "Eso es porque no existe un mercado lo suficientemente grande para el suministro de drogas que salen del Triángulo de Oro", dice.

Pese a todo lo pernicioso que conlleva el tráfico de drogas. Robert Mazur estima que las drogas no son el mayor peligro para las sociedades pues, a su parecer, la corrupción atenta mayormente contra el mundo.

— Esto es porque la corrupción socava el libre albedrío del pueblo y de los gobiernos legítimos. Si nos fijamos en los cárteles de la droga en Europa, Venezuela se ha convertido en un lugar de trampolín para las drogas destinadas a los países de África Occidental. Así, usted verá muchos países en vías de desarrollo en África Occidental cuyo liderazgo está siendo constantemente tentado con la corrupción por los cárteles.

Nuevas vías para la legitimación de capitales

Robert Mazur asegura que de la aplicación de controles para evitar que se produzca el lavado de dinero, han surgido en el seno de las organizaciones criminales internacionales nuevas vías para lograr el objetivo de lavar las fortunas derivadas del narcotráfico y otras actividades ilícitas.

En afán de convertir en lícito el dinero mal habido es una preocupación permanente de los entes criminales, los cuales mantienen una búsqueda permanente para innovar en la legitimación de capitales. Para ellos es imprescindible inyectar a los sistemas financieros a la mayor brevedad el dinero manchado. Transformar miles de millones de dólares provenientes del narcotráfico y de otras actividades ilícitas en dinero legítimo es una necesidad imperiosa para quienes requieren transferir estos capitales sin el temor de que puedan ser confiscados.

Eso sí, Mazur advierte que no existe una fórmula mágica, un método único para identificar el lavado de dinero, sino una serie de mecanismos que permiten seguir la ruta de los fondos de manera más eficiente.

En el reportaje de The Edge Malaysia Weekly, Robert Mazur da a conocer cuáles son los avances que se han experimentado en esta materia y para ello cita el escándalo surgido en torno al banco 1Malaysia Development Bhd (1MDB), donde las investigaciones han llevado a estimar que más de 1 mil millones de dólares ingresaron a las cuentas bancarias personales del primer ministro de Malasia, Najib Razak, provenientes en su mayor parte del fondo de inversión estatal 1MDB. El político ha negado todas las acusaciones en su contra pero la situación ha dado pie a  una crisis política de gran envergadura en el país asiático. Del mismo modo, el banco 1MDB niega también las irregularidades y se muestra dispuesto a cooperar con las autoridades.

Se trata de un caso que, en consideración de Mazur, guarda muchas similitudes con un escándalo que tuvo lugar en 1991 con el Banco de Crédito y Comercio Internacional (BCCI) de Luxemburgo, una entidad con sucursales en más de 70 países y el cual sirvió para blanquear dinero proveniente de narcotraficantes colombianos.

Para ilustrar esta creencia, Mazur indica que el caso de 1MDB se asemeja con el BCCI en virtud de que en el expediente del banco de Luxemburgo se demuestra que  lavaron fondos robados de la tesorería, lo cual involucró a varios funcionarios afiliados con BCCI, quienes terminaron apoderándose ilegalmente de cientos de millones de dólares. El ex agente estima que muchas de las técnicas que operaron en el BCCI pueden haber sido utilizadas en el 1MDB.

Refiere Mazur que en el del BCCI las personas involucradas crearon un sinnúmero de situaciones e inversiones en torno a activos sobreevaluados. Luego, los beneficiarios de los fondos involucrados en la conspiración, tomaron el dinero excedente y se lo repartieron con los oficiales del banco.

El BCCI emitió préstamos a dos entidades extraterritoriales sustentados en su solvencia financiera, pero en realidad no eran más que corporaciones offshore sin activos. En esta operación se llevaron a cabo movimientos de dinero para beneficiar a los altos oficiales del banco y, de esta manera, lavaron el dinero del tesoro del banco que dirigieron a sus bolsillos.

Otra manera de retirar el dinero fue mediante préstamos ficticios que se redireccionaron a Pakistán para financiar su proyecto de armas nucleares, apunta Mazur.

— Pero era una mina de dinero que el BCCI controlaba, la cual es muy parecida a 1MDB, donde algunas de las personas con control tenían una mala intención y participaron en esquemas para robar activos de sus fondos. Para mí, hay un paralelo entre los dos.

Mazur se desempeñó en el Servicio de Impuestos Internos (IRS), el Servicio de Aduanas que en la actualidad es parte del Departamento de Seguridad y la Agencia de Control de Drogas en los Estados Unidos donde llegó a tener especial figuración en una de las más grandes operaciones encubiertas de todos los tiempos. Este hombre logró infiltrarse durante dos años en el cartel de Medellín que controlaba el capo colombiano Pablo Escobar en la década de los ochenta. Mazur se hizo pasar por un hombre de negocios de New Jersey. También es autor (2009) del libro “The Infiltrator: My Secret Life dentro de los Dirty Banks” (El infiltrado: Mi vida secreta dentro de los bancos sucios)

Reitera que no existe una “bala de plata”, una fórmula que facilite identificar el lavado de dinero. "Hay cientos de técnicas de lavado de dinero. Eso es lo que hace que sea tan difícil de identificar. No tengo una bala de plata para decir que esa es la única manera”.

Poner la mirada en China

Robert Mazur llama a poner los ojos en China, país que se ha vuelto sumamente atractivo para los legitimadores de capitales, pues allí los controles de capital han dado lugar a que los ricos procuren distintas maneras para sacar su dinero de la nación asiática a través del mercado negro.

Subraya que China es en la actualidad una de las más grandes zonas de libre comercio, lo cual la convierte en una meca para el lavado de fondos ilícitos que, a menudo, se configuran en efectivo.

También cita a Macao y Hong Kong como otras zonas atractivas para esta actividad de legitimación de dinero, pues en ellos es sumamente fácil deshacerse del efectivo y son ideales para la realización de transacciones por capas, las cuales permiten transferir dinero de China a través de Hong Kong con facilidad para la compra de bienes.

El experto dice que China es igualmente atractiva para el lavado de dinero, por cuanto allí las compañías farmacéuticas carecen de rigurosos controles, lo que facilita que los precursores químicos que se utilizan para el procesamiento de drogas puedan adquirirse con facilidad.

En opinión de Mazur, China ocupa un puesto peligroso respecto al lavado de dinero en la historia del submundo de la droga, aunque por otro lado se posiciona bien por cuanto los narcóticos no están destinados a ser distribuidos en esa nación asiática, sino en Europa y las Américas.

Por tanto, China sólo es atractiva para los narcotraficantes como un centro de lavado de sus capitales a través de la compra de bienes. También interesa China al mundo criminal por la posibilidad de comprar productos falsos que luego son muy bien vendidos en el mercado latinoamericano obteniendo excelentes ganancias.

Para la policía occidental es sumamente difícil obtener registros bancarios detallados de los clientes dado la complejidad de su sistema legal. "Es un poco más fácil en algunas de las jurisdicciones más tradicionales, como Panamá, con las cuales han desarrollado.

La vigilancia es importante

En el mundo del lavado de dinero existen muchos factores de confluencia, por lo que es fundamental mantener una vigilancia permanente, en virtud de que sus protagonistas innovan constantemente y cuentan con gran cantidad de recursos y experiencia convirtiéndolos en un adversario difícil de hacerle seguimiento.

Por otra parte, al servicio de la legitimación de capitales actúa una gran cantidad de profesionales de todo tipo, como abogados, banqueros, proveedores de servicios financieros, entre otros. Esta industria criminal está dispuesta a pagar muy bien por las mejores mentes que les ayuden a realizar actividades de mucha sofisticación para enmascarar las operaciones de lavado de miles de millones de dólares.

Del mismo modo, Robert Mazur apoya el desarrollo de los sistemas de seguridad cibernética para el control del lavado de dinero, pues sin ellos, sería una "pesadilla" para las instituciones financieras combatir el flagelo.

Mazur reitera que la vigilancia y el control son fundamentales para detectar el lavado de dinero y a sus protagonistas, puesto que es una actividad criminal muy tentadora que cada vez logra atraer a más y más personas que se suman a esta actividad delictiva.

“La vigilancia constante es necesaria... con el fin de tratar de educar al sector financiero sobre la importancia del programa de cumplimiento contra el blanqueo de dinero. Al mismo tiempo, es muy importante que las instituciones financieras tomen una mirada realista respecto a lo que se están haciendo cuando hay un problema de esta naturaleza".

En Asia los bancos han sido receptivos a estos llamados y están implementando programas contra el lavado de dinero y están cumpliendo con los procedimientos. De hecho, se ha establecido que el gasto anual de los bancos en Singapur, Malasia, Indonesia, China y Hong Kong alcanza los 1.500 millones dólares en sistemas de monitoreo de transacciones de lavado de dinero.

Y en Venezuela, ¿qué se está haciendo para enfrentar el delito de legitimación de capitales?


Fuente: http://maibortpetit.blogspot.com.es