En exclusiva: hablan familiares del teniente fallecido durante traslado de Ramo Verde a Caracas - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

En exclusiva: hablan familiares del teniente fallecido durante traslado de Ramo Verde a Caracas



Rafael Arreaza Soto fue uno de los nueve tenientes de la Guardia Nacional Bolivariana

Rafael Arreaza Soto fue uno de los nueve tenientes de la Guardia Nacional Bolivariana (GN) que decidió escapar este jueves, cuando eran trasladados de la cárcel de Ramo Verde a Caracas para la audiencia que había sido diferida en reiteradas ocasiones. No corrió con la misma suerte que sus compañeros y falleció, presuntamente de un disparo en el abdomen, pues también existen otras versiones.

Desde tempranas horas de este viernes, familiares de Arreaza y su abogado se apostaron a las afueras de la morgue del hospital Victorino Santaella, en Los Teques, para retirar el cuerpo.

El teniente era morocho. Su hermano Víctor habló en exclusiva para Caraota Digital desde las afueras de la sede del Cicpc en El Tambor, estado Miranda. Comentó que no hubo un día en que no haya visitado a su hermano, con quien solía tener largas conversaciones. Entre ellos existía una complicidad que catalogó de inquebrantable.

“Es un dolor único e indescriptible”, contó el hermano de Arreaza entre lagrimas. “Desde el primer día en que fue detenido en el Dgcim lo visité. Nunca me negaron el derecho humano de visitarlo”, recordó.

Señaló que su hermano deseaba casarse, y seguir estudiando y luchando por su libertad y la del país.

Su madre es una señora que pasa los 50 años. Sus oscuros lentes intentan en vano ocultar las lágrimas que produce la muerte de un hijo. Afectada por la noticia, no quiso declarar ante cámara en un momento tan álgido como el que vive.

El padre, un general de la Guardia Nacional, espera a lo lejos la entrega del cadáver. Aún tiene los ojos y la nariz roja de lo mucho que ha llorado a su hijo.

Los padres de Arreaza, divorciados, mantienen una relación distante. Pero hoy, con un mismo llanto fuerte y abrazados, lamentaron la pérdida de su hijo.

El abogado del teniente Arreaza, Guillermo Heredia, lamentó su fallecimiento por tratarse de “un hombre joven con una gallardía que tenía tiempo que no veía en un oficial de la Fuerza Armada Nacional”.



Vanessa Rivas-Caraota Digital