La corrupción que empaña el legado de Chávez - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

La corrupción que empaña el legado de Chávez


 La corrupción que empaña el legado de Chávez


 — En Venezuela se ha desatado una “lucha contra la corrupción” que ha llevado a dimitir a su cargo a quien fuera uno de los más cercanos a Hugo Chávez, el exministro de Energía y Minas Rafael Ramírez, desde Citgo hasta la Faja Petrolífera del Orinoco, numerosos gerentes han sido detenidos. El legado de Chávez fue construido no solo por el líder, sino también por un leal equipo que llevaron adelante un sistema socialista.

El fiscal designado irregularmente por la asamblea nacional constituyente, Tarek William Saab, negó que se trate de una “lucha interna”. A su juicio, la impunidad se debió a la pasada gestión del Ministerio Público. Una afirmación que da a entender la incursión en corrupción de hombres cercanos al expresidente Chávez.

Detenciones selectivas

El 30 de noviembre, después de que Nicolás Maduro anunciara “una limpieza general” para acabar con las “sanguijuelas” de PDVSA; los expresidentes de la petrolera Eulogio del Pino y Nelson Martínez eran detenidos con fanfarria por hechos de corrupción.

Un total de 15 gerentes del Puerto Miranda, en Zulia, fueron aprehendidos la tarde del martes por irregularidades operativas y presuntos hechos de corrupción en el terminal operado por PDVSA.

Esta serie de detenciones selectivas se anuncian como parte de una “avanzada” contra la corrupción en la estatal petrolera. Sin embargo, ¿cómo se manejan los recursos en PDVSA?

El extesorero de la República, Carlos Erik Malpica Flores, fue considerado uno de los civiles más poderosos del país. Sobrino de Cilia Flores, es un hombre de bajo perfil, cuyo nombre comenzó a mencionarse luego de la detención de los “narcosobrinos”. Vinculado por ellos al lavado de dinero que se hacía mediante PDVSA.

Nadie se refiere a él por su nombre. Es “El sobrino de Cilia”, concuerdan voces de la Asamblea Nacional, el Ministerio de Relaciones Exteriores, PDVSA y medios empresariales de Valencia, ciudad donde están radicados los Malpica y algunos Flores. Después de sus tíos, del presidente del parlamento y del presidente de la estatal petrolera debe ser el civil más poderoso de Venezuela. Así reza una investigación publicada por Runrun.es.

¿Quiénes desfalcaron PDVSA?

Es ingenuo pensar que la corrupción en PDVSA pasó desapercibida en las altas esferas del poder. Al ser una empresa directamente controlada por el Ejecutivo, sus recursos y dividendos pasan automáticamente por la Tesorería de la República.

El Artículo 108 de la Ley orgánica de la administración financiera del sector publico, reza: se crea la Oficina Nacional del Tesoro, como órgano rector del Sistema de Tesorería que actuará como unidad especializa para la gestión financiera del Tesoro, la coordinación de la planificación financiera del sector público nacional y las demás actividades propias del servicio de tesorería nacional, con la finalidad de promover la optimización del flujo de caja del Tesoro, bajo la modalidad de cuenta única del tesoro.
¿Nadie sospechó nunca de los guisos que se realizaban en nombre de PDVSA? Muchos venezolanos todavía tiene en su memoria el escándalo de Pudreval.

En 19 años de revolución, la Contraloría General de la República pocas veces auditó obras públicas inconclusas. Su actual titular, Manuel Galindo Ballesteros, fue acusado de nepotismo por mantener a sus familiares entre los cargos importantes de la Contraloría.

El desvío de recursos públicos en varias ocasiones llegó a hacerse público. Así fue el caso de Antonini Wilson, detenido por transportar una maleta con $800.000.

El empresario contó que viajaba en un avión junto a varios funcionarios de Venezuela y de Argentina. En sus viajes lo acompañaba Julio de Vido y su asistente, la joven Victoria Bereziuk.
Bereziuk habría pedido al venezolano que “agarrara” la valija con USD 800.000. “Había una valija más, que los Uzcategui, le dijo el hijo al padre, tenía USD 4.200.000”. Los Uzcátegui son Daniel Uzcátegui Matheus, exvicepresidente de la petrolera estatal venezolana Pdvsa, y su hijo, Diego Uzcátegui Specht, ambos venezolanos.
Lavarse las manos culpando al Gobierno de Chávez

Quienes otrora estuvieron dentro del círculo íntimo de Chávez, hoy son perseguidos por el mismo sistema judicial que los cobijó.

La fiscal ilegalmente destituida por la ANC es atacada por sus posturas contra la violación de derechos humanos; olvidando que durante años estuvo apoyada por voceros del oficialismo.

Pasa lo mismo con Tarek William Saab, quien hoy funge como fiscal general, fue gobernador de Anzoátegui en dos oportunidades. Anunció recientemente sus avances en una investigación por corrupción en las empresas mixtas Petropiar y Petrozamora, constituidas en la Faja Petrolífera del Orinoco.

Leamsy Salazar fue miembro de la Casa Militar, encargada de la custodia presidencial, fue durante casi diez años jefe de seguridad y asistente personal de Hugo Chávez. Actualmente es testigo protegido de la justicia estadounidense y en su momento fue atacado por voceros oficialistas.

Salazar denuncia que el presidente de la Asamblea Nacional es el cabecilla del cártel de los Soles y por tanto operador del narcoestado en que Chávez convirtió Venezuela. Salazar también vincula a Cuba en la protección y asistencia de algunas rutas de narcotráfico que parten de Venezuela y se dirigen a Estados Unidos.


Rafael Ramírez fue ratificado por Chávez como presidente de PDVSA por seis años en 2012. La confianza que tenía el exmandatario por Ramírez era tal como para dejarlo en el cargo cuando se aseguró una nueva administración.

Las denuncias por corrupción en PDVSA arreciaban hace 7 u 8 años. Estas nunca fueron investigadas ni por el Parlamento (entonces dominado por el chavismo) ni por la Fiscalía.

Aún así, Ramírez era visto como el “zar del petróleo”, quien le aseguraba la continuidad al chavismo.

La “lucha contra la corrupción” liderada por Tarek William Saab deja mucho que desear para el mar de denuncias que existen. El oficialismo vocifera mucha veces que “no hay intocables” en su revolución y amenaza ir contra quien sea.

En los hechos, sin embargo, otra es la historia. La corrupción en Venezuela es un entramado que pasa por todas las instituciones, por lo que nadie está eximido de responsabilidad.

Una verdadera investigación anti corrupción provocaría una auditoría masiva de todas las transacciones financieras de los últimos 19 años.

¿Sería el chavismo capaz de imputar a Rafael Ramírez? Al exministro solo le fue solicitada su renuncia. No se tiene previsto que pise Venezuela, reveló que no se encuentra en Estados Unidos. A su juicio “se está criminalizando la disidencia y se está estableciendo una forma de hacer política muy mala”.

Fuente: ATodoMomento.com