Sí hay colas para comida y efectivo… pero no para votar - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

Sí hay colas para comida y efectivo… pero no para votar


 Sí hay colas para comida y efectivo… pero no para votar



Las colas se convirtieron en un común en la vida de los venezolanos y este domingo electoral no fue la excepción. Sin embargo, y al contrario de anteriores oportunidades, pocas eran las personas que estaban esperando fuera de los centros de votación para ejercer su derecho.

En Caracas, los centros se mostraban vacíos. En La California, en la Unidad Nuestra Señora de la Guía, la fila a las 11 de la mañana no llegaba a las 10 personas. “Hay muy poca gente, esta cola es por un problema en una de las máquinas”, un señor en la zona relató.

El mismo escenario se repitió en el centro de Caracas. En el Experimental, frente al metro Bellas Artes, no había gente en la sillas dispuesta para esperar. Mientras, en la entrada, cuatro efectivos del Plan República ayudaban a una señora mayor a entrar al colegio. “Aquí todo está normal, tranquilo”, relató uno de los militares, “ningún incoveniente”.

En el Andrés Bello tampoco se veía una fila, a pesar de estar toda la calle cerrada por efectivos militares. En el Fermín Toro se encontraba un gran grupo de militares y policías, resguardando a los observadores internacionales, pero los votantes pasaban “directo” a votar. “Me vi en la lista y entré de una vez, no espere nada y el proceso es muy rápido. Menos de un minuto”, una electora relató.

Mientras, en Caracas las colas en los cajeros, paradas de transporte público y pequeños supermercados crecían con cada minuto. “Aquí no se cree en políticos, se trabaja”, dijo un hombre que esperaba una camioneta por puesto.

En Catia, zona popular caraqueña, los centros se veían desiertos. Al lado del colegio Tricolor los únicos esperando eran tres personas frente al Punto Rojo, mientras que a metros de allí, en el Santa Teresita, la fila era para registrar el carnet, pero no para votar. “Estuvo ‘flojo’ en la mañana, pero después de las 10 am la gente empezó a llegar”, dijo una de las encargadas de la organización en la institución.

“El proceso es rápido, por eso es que no hay mucha gente. También porque en estas elecciones no se acostumbra a tener una gran cantidad de electores. Aunque no niego que hay mucha abstención, gente descontenta”, comentó un hombre.

“Mucha gente se queda en la casa, bastante. La gente está cansada. Hay que darles el empujón para que venga”, comentó una “abuelita” al salir de votar.

Fuente: Sumarium.com