Universidades sabrán el lunes si podrán cancelar nuevo aumento de sueldo - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

Universidades sabrán el lunes si podrán cancelar nuevo aumento de sueldo

Universidades sabrán el lunes si podrán cancelar nuevo aumento de sueldo

En la UCV, ULA y UNEXPO reciben el decreto presidencial con incertidumbre sobre los fondos para financiar la actividad docente y administrativa

Las limitaciones presupuestarias, que desde hace más de una década padecen las universidades del país, se agudizaron luego del reciente aumento de salario mínimo que paradójicamente afecta el pago de sueldos y por defecto el funcionamiento mínimo de las casas de estudio. La Universidad Central de Venezuela, Universidad de Los Andes y la Universidad Experimental Politécnica Antonio José de Sucre deben esperar hasta el lunes a que sean aprobados los recursos extraordinarios para cancelar la primera quincena de enero.

“Entramos en insuficiencia presupuestaria, pues este sobrepasa lo solicitado en septiembre y aprobado en diciembre. Hasta ahora todo es incertidumbre. Estamos esperando que llegue el dinero del presupuesto del 2018, la primera semana de pago del personal obrero se canceló con dinero de caja, que pertenece a lo transferido para 2017. Si el gobierno no envía la diferencia antes del 15 de enero la universidad no está en capacidad de pagar sueldos”, explicó Bernardo Méndez, vicerrector administrativo de la UCV, con una nómina de alrededor de 21.800 trabajadores, que abarca docentes, empleados y obreros, activos y jubilados beneficiados por el incremento.

Méndez afirmó que el aumento del sueldo mínimo representa una escalada en el costo de todos los servicios operativos de la universidad, y solo el beneficio de beca estudiantil tiene recursos garantizados hasta finales de año, debido a su bajo monto, fijado en 80 mil bolívares desde el pasado 21 de noviembre.

“No hay forma de hacer planificación. El presupuesto ordinario cubre hasta mayo en algunas áreas; el aumento encarece todos los insumos y materiales requeridos para mantener el funcionamiento de la universidad, para sueldo lo aprobado alcanza hasta junio, es imposible hacer inversión en transporte, se dificulta el acceso a los suministros para el comedor, lo único que tiene fondos garantizados es la beca”, aseguró.

Agregó que los gastos de salarios se actualizan mensualmente y se sostienen con créditos adicionales que solo en 2017 quintuplicaron lo aprobado en todo el año.

La situación es similar en la Universidad de Los Andes, que posee una plantilla de 13.841 trabajadores, activos e inactivos, entre personal administrativo, docente y obrero y en donde lo presupuestado para gastos de funcionamiento se redujo de 7% a 5%, respecto a lo calculado en septiembre y de lo que apenas fue aprobado 35% a finales de 2017, informó Mario Bonucci, rector de la ULA.

“El aumento de sueldo equivale a la reducción de gastos operativos, no se puede invertir en tecnología para la generación de conocimiento ni para investigación. Es una aberración presupuestaria”, señaló.

Bonucci destacó que la escasez financiera incidirá en una mayor deserción en todo ámbito, sobre todo en el personal, contrario a lo que podría pensarse. “No se resuelve el problema de fondo, las personas no pueden cubrir sus gastos mínimos ni siquiera con los recurrentes aumentos y se ven forzados a buscar otras fuentes de ingreso. Cada 2 semanas renuncian profesionales calificados; en 2016 se fueron 400 empleados de los niveles más altos”.
 
Aumento y desbarajuste. El incremento salarial afecta también la planificación en la Unexpo. “Hay que rehacer el presupuesto que se aprobó en diciembre. Cuando hay un incremento los servicios sufren un impacto. La seguridad, la alimentación y el transporte, son servicios que cambian de tarifa y se debe hacer una nueva estructura de costos, lo que puede generar interrupción en algunos servicios. Ni se puede hacer compras de equipos científicos, porque los presupuestos duran 6 o 10 horas, luego varían”, afirmó Rita Áñez, rectora de la Unexpo. Aseguró que durante cada incremento de 2017 el problema fue el mismo.

Áñez señaló que la OPSU no le entrega los recursos a la universidad en el tiempo correspondido.
En estas tres casas de estudio esperan hasta el lunes 8 para que sean aprobados recursos extraordinarios para poder cancelar la primera quincena de enero.

“Desde que se hace el cálculo hasta que llega el recurso cambia la tarifa por la inflación”.

Para la misma fecha, se entregará la maqueta presupuestaria para la asignación de recursos de este año.




JESÚS BARRETO JABARRETO@EL-NACIONAL.COM | CRISTOFER GARCÍA | CRGARCIA@EL-NACIONAL.COM