Observatorio Venezolano de Prisiones: “Hombres y mujeres viven como animales en los centros de detención preventiva” - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

Observatorio Venezolano de Prisiones: “Hombres y mujeres viven como animales en los centros de detención preventiva”


Observatorio Venezolano de Prisiones: “Hombres y mujeres viven como animales en los centros de detención preventiva”


El hacinamiento en las comisarías policías cobró a finales de marzo 68 víctimas. Un motín en los calabozos de Policarabobo finalizó con un incendio que dejó calcinado al 66 % de la población recluida. El Observatorio Venezolano de Prisiones asegura que pueden darse más sucesos de este tipo

La tragedia de la comandancia principal de la Policía de Carabobo el 28 de marzo, puso de nuevo en la palestra la crisis que se vive en los calabozos policiales, las nuevas cárceles de Venezuela desde que el Ministerio de Servicio Penitenciario estableció que ningún preso sería trasladado a una penitenciaría sin tener un juicio.

El miércoles, un motín causó un enfrentamiento entre reclusos y funcionarios en uno de los calabozos de la comandancia ubicada en la avenida Navas Espinola, de Valencia. Luego, un incendio -del que todavía se desconocen sus causas- afectó a 66 % de la población recluida. De acuerdo con el fiscal general, Tarek Saab, murieron 68 personas -66 hombres y 2 mujeres que se encontraban en calidad de visitantes (pernocta).

Lo sucedido en Policarabobo es un mal que se pudo evitar, según lo que estipula la ley venezolana: los internos no deben permanecer más de 48 horas en los centros de detención preventiva porque no cumplen con la seguridad mínima para mantener a detenidos por robo u homicidio. Sin embargo, el director del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), Humberto Prado, enumera que el retardo procesal que se vive en los tribunales del país, la falta de actuación del defensor del pueblo, Alfredo Ruiz Angulo, y la “gestión indolente” del Ministerio de Servicios Penitenciarios ha generado que más de 40.000 internos se encuentren en estos recintos esperando una sentencia, pero la difícil espera “los hace llevar a los motines o a intentos de fuga”.

Con respecto al hacinamiento carcelario que se vive en los centros de detención preventiva —y que, según expertos, es el principal motivo que genera la fuga de internos-, la ministra para el Servicio Penitenciario, Iris Varela, tras ser interpelada en noviembre de 2016 sobre el tema, omitió las alertas y aseguró: “Los presos deben permanecer en calabozos policiales hasta que tengan un juicio”, e hizo un llamado a las policías estadales y municipales para que asumieran sus funciones.

La principal cara de las cárceles venezolanas en ese entonces afirmó: “No voy a recibir a una persona que no tenga ni siquiera una audiencia preliminar. No voy a recibir en las cárceles nacionales a una persona que no tenga un juicio. Tiene que tener su tribunal de juicio ya designado porque hay un derecho humano que nosotros respetamos, que es el debido proceso, que es el derecho a ser juzgado en libertad y que es la presunción de inocencia”.

Humberto Prado agrega que tras esta medida de Varela, el hacinamiento en los calabozos policiales del país sobrepasa 600 %; por ejemplo, en Policarabobo es de 500 %, pues de 3 calabozos para 30 reclusos había 180. En su opinión, tal es la “malvivencia” de estos hombres y mujeres que lo que sucedió en Valencia puede suceder en cualquier calabozo policial municipal, estadal, del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), de la Policía Nacional o de la Guardia Nacional porque “todos están abarrotados, y el vivir como animales, que se la pasen más acostados que parados y que no tengan donde caminar los lleva a que solo piensen en cómo salir de ahí”.

No se trata del primer hecho de esta naturaleza. Desde la década de los noventa han sido varios los sucesos en los que grandes grupos de reos pierden la vida en circunstancias irregulares en los centros de reclusión:

28 noviembre 1992: 60 reclusos muertos y 52 heridos en un motín en una cárcel de Caracas durante un frustrado intento de golpe de Estado.
4 enero 1994: 108 reclusos muertos y 20 heridos en un motín, seguido de un incendio en la prisión de Sabaneta, en Maracaibo.
14 marzo 1996: 13 reclusos muertos y otros 20 heridos en un enfrentamiento entre bandas por el control del presidio de La Pica, en Maturín.
28 agosto 1997: 29 reclusos muertos durante un motín en protesta por el hacinamiento en la cárcel de El Dorado, en el estado Bolívar.
10 diciembre 1998: 10 presos murieron en un motín en la cárcel de El Dorado, estado Bolívar.
1 mayo 2001: 40 reclusos muertos y 70 heridos en un motín en el Internado Judicial de Carabobo.
18 abril 2003: 11 presos muertos en un motín en la cárcel Yare II, en Caracas.
19 abril 2006: 10 presos muertos en una reyerta entre bandas en el Centro Penitenciario de Occidente, Santa Ana, estado Táchira.
2 enero 2007: 16 reos muertos en un motín entre clanes por el control interno de la cárcel de Uribana, estado Lara.
8 diciembre 2007: 15 reclusos muertos en la cárcel de Santa Ana, estado Táchira, por un enfrentamiento entre grupos.
29 agosto 2008: 10 presos muertos al explotar una granada durante un enfrentamiento entre bandas en la cárcel de Sabaneta, en Maracaibo, estado Zulia.
27-30 septiembre 2010: 16 reos muertos tras un enfrentamiento entre bandas por el control de la cárcel de Tocorón, estado Carabobo.
12 junio 2011: 22 muertos (21 reclusos y una persona que estaba de visita) durante un enfrentamiento entre dos grupos rivales en la prisión El Rodeo I, estado Miranda.
17 junio/13 julio 2011: 17 muertos -15 reclusos y dos policías- durante el mes que duró un motín protagonizado por un millar de reclusos en las prisiones Rodeo I y Rodeo II, próximas a Caracas, que obligó al despliegue de 5.000 soldados.
19 agosto 2012: 26 muertos -25 presos y un familiar- en un enfrentamiento entre bandas en la prisión de Yare I, estado Miranda.

En el mandato de Maduro van tres masacres de presos

Tras la llegada a la Presidencia de Nicolás Maduro, en 2013, han ocurrido al menos tres motines tanto en penitenciarías como en calabozos policiales. La tragedia de la comandancia principal de la Policía de Carabobo es, hasta los momentos, la que ha cobrado mayor número de víctimas.
25 enero 2013: 61 reclusos muertos tras un motín iniciado a raíz de una requisa de los funcionarios en el Centro Penitenciario de la región Centro Occidental de Venezuela, estado Lara.
16 septiembre 2013: 16 presos muertos en un enfrentamiento en el penal de Sabaneta, en el estado de Zulia.
16 de agosto 2017: 38 muertos luego del ingreso de funcionarios militares en el Centro de Detención Judicial de Amazonas, Puerto Ayacucho.
29 marzo 2018: 68 muertos en un motín en el centro de reclusión de la Policía Estatal de Carabobo, estado Carabobo.


Fuente: elpitazo.info