“La cazadora de tiranos”: ¿Quién es la fiscal de la CPI encargada de investigar a Maduro? - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

“La cazadora de tiranos”: ¿Quién es la fiscal de la CPI encargada de investigar a Maduro?

“La cazadora de tiranos”: ¿Quién es la fiscal de la CPI encargada de investigar a Maduro?
A Fatou Bensouda le dicen “la mujer que caza tiranos”, en sus prioridades está someter a la justicia a violadores de derechos humanos.

Fatou Bensouda "es la mujer más temida por los criminales de guerra". "Imparable, si se trata de hacer justicia"

Este jueves ocho de febrero la Corte Penal Internacional (CPI) en La Haya anunció la apertura de un examen preliminar contra Nicolás Maduro por crímenes de lesa humanidad.

Quien velará por el caso será la fiscal jefe de la Corte, Fatou Bensouda, quien dejó claro que ha seguido “de cerca” la crisis en Venezuela.

No se trata aún de una investigación, sino del proceso preliminar para determinar si se debe proceder con una investigación. No obstante, luego de varios años de demandas contra la dictadura chavista, finalmente se da el segundo paso decisivo para que eventualmente la Corte Penal Internacional actúe.

En un video, Bensouda aseguró que la Corte Penal Internacional tomó la decisión luego de una “revisión independiente e imparcial de numerosos informes”. Y se enfocará en analizar los crímenes y excesos que se cometieron durante las manifestaciones opositores a partir de abril del 2017.

Desde su cuenta de Twitter, el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, celebró la decisión de la Corte Penal Internacional. Aseguró que la “medida es bienvenida por todos aquellos que aspiran el fin de la  impunidad y el logro de la justicia”.

Cuando a mediados de enero el presidente del ilegítimo Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, Maikel Moreno, visitó la Corte Penal Internacional y se reunió con la presidenta, Silvia Alejandra Fernández de Gurmendi, la desesperanza se regó. Sobre todo por el historial de la argentina.

Pero ahora mucho recae sobre Fatou Bensouda. Es la fiscal jefe de la Corte Penal Internacional y su palabra es decisiva. Este es su perfil:

¿Quién es Fatou Bensouda, la fiscal de la Corte Penal Internacional encargada del examen preliminar contra Maduro?
De acuerdo con el diario El Confidencial, Bensouda “es la mujer más temida por los criminales de guerra”. “Imparable, si se trata de hacer justicia”, se lee en el medio. Muchos reconocen su temple a la hora de buscar dictadores y delincuentes.

Nació en Gambia, al oeste de África. Se crió en el seno de una familia musulmana y polígama. Estudió derecho en Nigeria y regresó a su país en 1987 para desempeñarse como abogada.

Continuó desenvolviéndose en la academia y logró obtener un máster en Derecho Marítimo Internacional y Derecho del Mar. Se convirtió, entonces, en la principal experta en Gambia en esa área.

Fue escalando poco a poco en su país: directora general de un banco comercial, Consejera del Estado, fiscal general, directora adjunta del Ministerio Público, procuradora general, secretaria jurídica de La República, fiscal general y ministra de Justicia hasta su despido en el año 2000 (cargo que la somete a la polémica, ya que el presidente era Yahya Jammeh, denunciado por violaciones a derechos humanos). Todos logros conseguidos en un plazo de 20 años.

Asimismo, sus estudios en Derecho Marítimo también le permitieron ejercer el puesto de asistente de la Organización de Naciones Unidas en esa área.

Fue abogada, acusadora del Tribunal Penal Internacional para Ruanda que fue creado en 1994 para juzgar el denominado Genocidio de Ruanda, cuando el Gobierno hutu ejecutó el asesinato de miles de miembros de la etnia tutsi.

Fatou Bensouda también formó parte de las negociaciones sobre el Tratado de la Comunidad Económica de Estados del África Occidental, en el Parlamento de África Occidental y el Tribunal ECOWAS.

A principios de siglo, Bensouda se mudó a La Haya, donde empezó a crecer profesionalmente. En el año 2004 asumió como segunda fiscal de la Corte Penal Internacional y empieza a desenvolverse en el tribunal de justicia ubicado en Países Bajos.

Se inclinó a favor de los crímenes de género, la violencia sexual y las arbitrariedades contra las minorías y diferentes etnias. De igual forma, ha insistido contra las violaciones de derechos humanos perpetradas por Estados contra individuos.

La presidenta de la India en el año 2009, Pratibha Patil, le otorgó a Fatou Bensouda, a nombre de la Comisión Internacional de Juristas con sede en Suiza, el distinguido Premio Internacional de Juristas.

En el 2011 la Asamblea de los 121 Estados miembros de la Corte Penal Internacional la eligió por consenso y la convirtió, de esa forma, en la primera mujer al frente de ese organismo, cuyo objetivo es investigar los crímenes de guerra, el genocidio y cualquier delito internacional, sin importar las fronteras.

Asumió como fiscal jefe de la Corte Penal Internacional el 15 de junio de 2012. Ese mismo año la revista TIME la incluyó entre las cien personas más influyentes del mundo.

Siendo fiscal de la CPI, uno de sus propósitos fue reivindicar a quienes padecieron los excesos de la Guerra de Afganistán (2001-2014). Según Fatou Bensouda, el expresidente estadounidense, George W. Bush, es responsable de “‘crímenes de guerra, torturas y trato inhumano’, al menos durante el período” del 2003 a 2004.

Ahora tiene otro objetivo, apartado de sus intenciones contra Bush. De forma sorpresiva, anunció este ocho de febrero la decisión de abrir un examen preliminar contra el dictador venezolana para investigar “los presuntos crímenes cometidos (…) al menos desde abril de 2017 en el marco de manifestaciones y la inestabilidad política”.

“En particular se ha alegado que fuerzas de seguridad del Estado con frecuencia utilizaron fuerza excesiva para dispersar y reprimir manifestaciones. Que han oprimido y encarcelado a miembros de la oposición”, dijo la fiscal en un video publicado por la Corte Penal Internacional.

A Fatou Bensouda la llaman también “la mujer que caza tiranos”. En el medio The Guardianse asegura que ella “pretende hacer lo que otros no pueden: impartir justicia a criminales de guerra y a déspotas genocidas”.
Si bien la Corte Penal Internacional no tiene amplias capacidades, como algunos desearían, Bensouda asegura que “los desafíos están allí”. Mantiene un compromiso firme con la justicia y tiene una lista de cosas por hacer, pese a las complejidades legales.

Y ahora Venezuela se suma a esa lista, con Nicolás Maduro en la mira. Probablemente, en algún momento la Corte Penal Internacional conquiste otro logro importante.

Victorias, como el enjuiciamiento a los rebeldes congoangoleños, Thomas Lubanga y Germain Katanga; la persecución contra el líder rebelde Joseph Kony, el traslado a La Haya del ugandés Dominic Ongwen; y la condena contra el exvicepresidente del Congo, Jean-Pierre Bemba —logros en su mayoría bajo la administración de Fatou Bensouda—.

“No todo lo que brilla es oro”
Hay una frase conocida :”no todo lo que brilla es oro”. Aunque Bensouda pareciera tener un limpio y decente perfil curricular, está rodada de personas de dudosa credibilidad.

La fiscal fue la “mano derecha”  del argentino Luis Moreno Ocampo, ex fiscal de la Corte Penal Internacional que recibió 22 causas bien fundamentadas sin hacer ningún tipo de investigación.

Además a Moreno Ocampo se le descubrió que estaba recibiendo dinero y que tenía cuentas secretas en paraísos fiscales. Bensouda posiblemente estuvo enterada de todo lo que el fiscal hacía.

A esto se suma que la fiscal Bensouda, quien emprenderá un examen preliminar por crímenes de lesa humanidad en Venezuela, tiene muy cerca a Haifa El Aissami, hermana del vicepresidente de Venezuela Tarek El Aissami, quien a su vez es acusado de narcotráfico por Estados Unidos.

Haifa El Aissami, es la embajadora de Maduro ante la CPI y quien hace “contribuciones especiales” al presupuesto del organismo internacional.

Orlando Avendaño
@OrlvndoA.