Irán y la destrucción de la industria petrolera en Venezuela - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

Irán y la destrucción de la industria petrolera en Venezuela


 Irán y la destrucción de la industria petrolera en Venezuela


Rafael Poleo habló en la acalorada entrevista  que le hizo Jaime Bayly sobre los intereses petroleros de EE. UU. en Venezuela reflejando un atraso en geopolítica energética de varias décadas.

Que alguien por favor le diga, que nadie quiere a Venezuela produciendo petroleo de nuevo. No lo quieren los gringos, no lo quieren los latinoamericanos y menos los aliados del chavismo: ¡nadie!… solamente Tillerson y eso.

Cuando uno revisa lo que ha sido la destrucción de la industria petrolera de Venezuela es muy difícil asumir que haya sido solamente incompetencia.

Pasar de 3.2 millones de barriles diarios  a casi 1.6 millones es inimaginable, ni Colombia en su mejor momento ha producido 1.6 millones, y eso es lo que representa la caída de la producción de la industria venezolana, la desaparición de todo un país petrolero de la faz del planeta y justo en el lugar con mayores reservas petroleras. ¿Incompetencia? ¿Tanta?

Si Venezuela recupera la democracia y se abre nuevamente a la inversión extranjera o por lo menos facilita que se reactive su industria petrolera —habrá sin lugar a dudas una caída en los precios del petróleo—. Eso no le conviene ni a los gringos, ni a los latinoamericanos y mucho menos a los aliados del chavismo.

Los gringos no quieren a Venezuela produciendo petróleo de nuevo
Trump tiene su agenda de generación de empleos en los estados que lo votaron, los republicanos, y esos son dónde principalmente se ha desarrollado la nueva frontera de fracking, la caída del precio del petróleo lo desconecta con sus electores más militantes, —y eso es algo que Poleo no tiene en cuenta—, ya no es la era de unas cuantas multinacionales buscando yacimientos por todo el mundo para alimentar una creciente industria automovilística.

La cosa es distinta, EE. UU. ya no solamente importa petróleo, nuevamente exporta y además con tecnologías intensivas en conocimiento y con capacidad de multiplicar la renta en bastas regiones por el tipo de yacimientos antes inalcanzables que ahora pueden abordarse .

Para Trump Venezuela libre es más petróleo, menor precio, menos inversión, menos empleos, menos votos. Seguirá presionando la agenda humanitaria pero lo militar lo tiene concentrado en el patio trasero de sus verdaderos contrincantes: Rusia, Irán y China.

Y los latinoamericanos tampoco
Para los latinoamericanos una Venezuela libre y la reactivación de la industria petrolera venezolana — implica también algo de mala noticia—.

En general todos los gobiernos latinoamericanos aprovecharon para llenar ese espacio de oferta que dejaba vacía la caída de la producción venezolana, y no solamente aprovecharon para procurarse nuevos ingresos sino también para generarse nuevos niveles de gasto.

El resurgimiento de la industria petrolera venezolana y la consecuente caída del precio del petrolero generaría presión fiscal con impuestos al alza por toda la región añadiendo además tensiones políticas internas.

El país que mejor se beneficia de una recuperación económica venezolana, sin duda,  es Colombia pero el tipo de exportaciones de valor agregado que se darían demora en generar crecimiento e ingresos fiscales, mucho más rápido sería el impacto negativo vía la dependencia a los dividendos de Ecopetrol.


fuente: es.panaspost.com