“Jamás se habían dado circunstancias tan favorables para salir de la narcotiranía” - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

“Jamás se habían dado circunstancias tan favorables para salir de la narcotiranía”

“Jamás se habían dado circunstancias tan favorables para salir de la narcotiranía”


Nikky Haley, embajadora de EEUU en la ONU; Diego Arria; el secretario Almagro y el alto comisionado de DDHH de la ONU, Zeid. (Archivo)

La oposición atraviesa un momento particular; también la dictadura. Es una oportunidad única y parece haber solo un obstáculo

La oposición venezolana está atravesando un momento, pues, «particular». Como suele serlo; pero ahora hay detalles que lo invitan a uno a prestar más atención.
Está, por un lado, la Mesa de la Unidad Democrática. Esa plataforma electoral y coalición de partidos que ya no se sabe qué representa ni quiénes la integran bien. Agónica; pero ahí sigue.

Descuella que esa misma coalición, luego de un comportamiento errático y sospechoso, se haya aparentemente mantenido firme en República Dominicana y, luego, haya decidido ceder al discurso racional que, desde hace meses, propone no ser cómplice de la tiranía en sus falsos procesos electorales.

Obedeciendo a esa nueva muestra de lucidez, cuando el (ex)chavista Henri Falcón optó por exhibirse como una figurilla del régimen y decidió —contrariando a la sociedad, la MUD, a la novel alianza Soy Venezuela y a la comunidad internacional— participar en el delito presidencial, la coalición decadente de partidos inmediatamente marcó distancia y lo condenó. Apropiada respuesta, sin duda.

Pero no se puede recomendar que este aparente acercamiento a la racionalidad, entusiasme. Si algo queda en la Mesa de la Unidad Democrática, son los factores que despiertan escepticismo. Al final es una coalición de cuatro partidos que deciden por el resto. Y esas plataformas políticas son Voluntad Popular, Primero Justicia, Acción Democrática y Un Nuevo Tiempo, el partido de Manuel Rosales—estas últimas dos, las que generan, y con razón, mayor rechazo—.

Y aunque hayan algunos embobados desde ya; otros, en cambio, saben bien qué es esa coalición y proponen mantenerse muy alerta ante alguna posible capitulación. Como dijo el analista político y columnista Eduardo Flóres a Vanesa Vallejo en su último Podcast del PanAm Post, es posible que pronto se verá a algún miembro de la MUD, con más peso que Falcón, complaciendo a la tiranía.

Existe la preocupación. Justo ayer, primero de marzo, la dictadura anunció la posposición del fraude presidencial para finales de mayo. Es otro intento, desesperado, porque alguien, quién sea, pero que goce de mayor legitimidad que Falcón, participe en el delito electoral. Saben lo que puede pasar si van solo a unos comicios que no son tal. Ahora ofrecen más. Se habla de observación internacional, entre otras cosas. En fin, existe la preocupación de que salga algún presunto opositor, impaciente, a satisfacer a Maduro.

La alianza Soy Venezuela, cada vez más sólida, es otra que se mantiene escéptica ante la presunta muestra de lucidez de la MUD. No perdona. En medio de este apropiado viraje a maniobras más acertadas, le señala sus «imperdonables errores».

El 27 de febrero la Mesa de la Unidad publicó un comunicado con sus exigencias para “que haya una elección libre en Venezuela”. El texto fue destruido por otro comunicado, pero de Soy Venezuela, que apropiadamente condena que la coalición de partidos, además de que no menciona la existencia de la ilegal Asamblea Nacional Constituyente, mantiene una posición extremadamente timorata e inaceptable ante lo que, según Soy Venezuela, es una “narcotiranía”.


Orlando Avendaño-Panm Post Español