Venezuela, uno de los paises latinoamericanos con menos vuelos nacionales - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

Venezuela, uno de los paises latinoamericanos con menos vuelos nacionales


Venezuela, uno de los paises latinoamericanos con menos vuelos nacionales


Una gama de motivos impulsan el deterioro: la regulación de los boletos aéreos, las trabas para asignar divisas y el impedimento de inversión de grandes consorcios aeronáuticos. Pero lo cierto es que cada vez se cuenta con menos aviones y menos vuelos para cubrir la demanda de pasajeros
Por: Nadeska Noriega

La Guaira.- La evolución del parque aéreo venezolano en los últimos diez años no es halagadora. Para marzo de 2018, Venezuela cuenta solo con ocho aerolíneas operativas y 47 aviones comerciales para cubrir la demanda de por lo menos 15 rutas domésticas, denominación que se le otorga en el argot  aeronáutico a los vuelos nacionales.

Las cifras de aerolíneas operativas y de cantidad de aeronaves para las rutas nacionales van en descenso. Esto se determina tras evaluar el comportamiento de la aeronáutica civil venezolana en los dos últimos lustros. Para el año 2008 se contaba con nueve aerolíneas que explotaban las rutas nacionales, destinos como Puerto Ordaz, Las Piedras, Porlamar, Barquisimeto, Maracaibo, Valencia, Maturín, El Vigía, Barcelona y Los Roques. Para atender esa demanda había una totalidad de 77 aeronaves operativas, 30 más que las que se registran hoy día, de acuerdo a la data que maneja la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, IATA, por sus siglas en inglés.

El mismo organismo señala que para el año 2013, cinco años más tarde, nuevas aerolíneas aparecieron en la palestra del mercado aeronáutico para llegar a 12 operadoras de servicio: Estelar en el año 2009: Albatros Airlines y Perla Airlines en 2010. Sin embargo, el número de aviones operativos descendió. Ese año se contabilizaron 60 aeronaves que operaban en las rutas aéreas dentro del país, 17 menos que las que volaban en 2008.

“Al analizar los últimos dos quinquenios, se evidencia un descenso significativo en la cantidad de aeronaves operativas. Muchas variables se deben tomar en cuenta. A mi criterio tres aspectos han generado esta situación: la regulación de los boletos aéreos, las trabas para asignar divisas a las aerolíneas y el impedimento de inversión de grandes consorcios aeronáuticos para las rutas nacionales”, explica un piloto especialista en temas operaciones aeronáuticas que desea mantener en reserva su identidad.

Para el experto, todo obedece a erradas políticas para el desarrollo del sector aéreo nacional. “Las aerolíneas privadas y del Estado no escapan de la crisis de Venezuela. Las aerolíneas van perdiendo naves porque no cuentan con las divisas para el mantenimiento necesario o para hacer los pagos de los seguros que se exigen para operar las rutas aéreas. Luego está el tema de la regulación del precio de los pasajes. En este punto el Gobierno nacional, que tiene el control, aprueba el aumento cuando ve que las aerolíneas están asfixiadas y podrían paralizar sus operaciones en cualquier momento”.

El último aumento, otorgado a mediados del mes de febrero por el Instituto Nacional de Aviación Civil (Inac)a las aerolíneas, fue de 700 % para los boletos de ida y vuelta. Este  fue autorizado ante la paralización de operaciones de Aserca Airlines, de Aeropostal y el reconocimiento de que Rutaca solo contaba con un avión operativo. Y eso luego de registrar un aterrizaje de emergencia de una de sus aeronaves en el aeropuerto de Barcelona, Anzoátegui, el 14 de febrero.

Sin aviones y sin oferta
El presidente de la Asociación de Líneas Aéreas Venezolanas (Alav), Humberto Figuera, reconoce que la falta de divisas ha traído consigo la disminución de la oferta, pues al no hacerse los mantenimientos correspondientes las líneas deben parar la aeronave, inclusive las del Estado. “Las empresas venezolanas son muy serias en materia de seguridad. Nadie vuela si no cumple con los protocolos de seguridad correspondientes. Si no hay divisas para la adquisición de repuestos no hay posibilidad de habilitar más aviones. Eso lo hemos informado a los representantes del Gobierno con quienes nos hemos reunido en las últimas semanas”, aseguró en entrevista concedida a El Pitazo a mediados de febrero de este año.

Al disminuir la flota y las aerolíneas operativas, también disminuye la oferta de vuelos. Esto se demuestra al comparar la cifra de vuelos que se registraban semanalmente entre Maiquetía y los principales aeropuertos del país, y la actividad de los terminales aéreos de Maracaibo, Puerto Ordaz y Porlamar durante los últimos cinco años

“La tendencia es la reducción de las operaciones, intrínsecamente relacionada no con la disminución de la demanda sino con la disminución del tamaño de la flota disponible de las aerolíneas venezolanas. Tomamos por ejemplo la conectividad entre Maiquetía y Maracaibo. En 2013 se registraban entre 83 y 87 vuelos semanales. Hoy en día sólo hay 22 vuelos a la semana. Lo mismo ocurre con la oferta a Puerto Ordaz o Nueva Esparta”, explica una fuente experta que no desea ser identificada.

De acuerdo a la fuente, esta escasa oferta es lo que ocasiona que a pesar del aumento en los boletos, sea difícil encontrar con facilidad un pasaje para un vuelo nacional. “A pesar del aumento del costo de los pasajes, el traslado aéreo es una opción importante, especialmente por el tema de inseguridad y el pésimo estado de autopistas y carreteras en el país. Al haber tan pocos vuelos y una frecuencia esporádica, las aeronaves mantienen alta ocupación”, agregó.
La involución ha marcado los últimos quince años de la aeonautica civil venezolana. En comparación con el resto de América Latina, Venezuela posee la oferta más baja en vuelos domésticos. Aerolíneas como Rutaca poseen un solo avión operativo | Foto: N. Noriega
Regresión con respecto a América Latina
Entre 1974 y 1994, Venezuela registró el mayor crecimiento aeronáutico en cuanto a las llamadas rutas domésticas, en comparación con otros países de América Latina. Sin embargo, en 2008 esta situación se revirtió. Hoy, países de Centroamérica como Guatemala o Costa Rica tienen una mayor oferta en aerolíneas y vuelos nacionales, aunque son más pequeños y con menos habitantes que nuestro país.

“Se puede hacer comparaciones entre Venezuelay países como Perú y Colombia. Perú tiene 111 aeronaves y Colombia 289 aeronaves para sus vuelos internos. En estos dos países, así como en toda Latinoamérica, hay una constante: aerolíneas de rutas domésticas que son desarrolladas por empresas de inversión extranjera y que forman parte de grandes consorcios internacionales, como LATAM, Avianca, Copa, que hacen inversiones”, analiza el mismo especialista aeronáutico.

En el caso de Venezuela, la Ley de Aeronáutica Civil, sancionada el 2 de julio de 2005, indica en su artículo 65, que “la explotación comercial del servicio público de transporte aéreo nacional queda reservado para empresas de transporte aéreo venezolano”, por lo que las inversiones extranjeras en esa área están prohibidas.

“Eso es una limitante para el desarrollo de la aviación venezolana. Siguiendo con las comparaciones, en Perú, por ejemplo, está Avianca Perú, con inversión colombiana; Viva Air Perú, con inversión irlandesa, y Star Perú, de capital peruano. En ese país no hay inversión del Estado en aerolíneas”, expone el especialista aéreo.

Explica el entrevistado que en el caso de Colombia existen empresas como Wingo y Aero República, que son propiedad de Copa Panamá; LAN Colombia, propiedad de LATAM Chile, y Viva Colombia, con capital irlandés, además de la nacional Avianca.

“En Colombia también tenemos una línea del Estado, en su caso llamada Satena, que sería comparable con Conviasa. Satena no tiene un tamaño importante con respecto al resto de las aerolíneas, sino que fue creada para atender las rutas menos comerciales del vecino país a los lugares desasistidos en materia de transporte para impulsar el crecimiento económico de esas regiones. Es decir, rutas sociales que no son de interés de explotación por no ser rentables. Entonces el Estado le da atención a esa zona. Conviasa va por el lado contrario. Rutas como Acarigua, Puerto Cabello o Valera están fuera del radar aéreo venezolano”, agrega la fuente.

El Pitazo solicitó información al Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC), para conocer su posición frente al proceso de disminución de aerolíneas y de aeronaves para cubrir las rutas internas del país. No hubo respuesta al requerimiento.


Venezuela, uno de los paises latinoamericanos con menos vuelos nacionales



REDACCIÓN Y FOTOS NADESKA NORIEGA | INFOGRAFÍAS ANTONIO RAMÓN HERNÁNDEZ | DISEÑO ET
Fuente: elpitazo.info