Familiares denuncian que los pacientes viven de la caridad de las fundaciones - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

Familiares denuncian que los pacientes viven de la caridad de las fundaciones



Familiares denuncian que los pacientes viven de la caridad de las fundaciones



Médicos, enfermeras y personal obrero de los hospitales José Gregorio Hernández, Vargas y el Instituto de Rehabilitación J.J. Arvelo cerraron la avenida Panteón para reclamar que dentro de sus centros no pueden atender a los pacientes por falta de insumos, medicamentos, equipos y sangre. 

La avenida Vollmer también se mantuvo cerrada para exigir mejoras en el J.M. de los Ríos. A esta manifestación se unió un grupo de trabajadores de Corpoelec, quienes denunciaron que carecen de uniformes para atender una emergencia. 

En Caracas, al menos 14 hospitales se plegaron a la protesta nacional del sector salud, en la que además participaron miembros de la sociedad civil y que tuvo eco en 21 estados del país. "Los médicos resisten por pura vocación", coreaban en la Maternidad Concepción Palacios. Y en el Hospital Universitario de Caracas, donde la protesta impidió el paso en las vías internas de la UCV, denunciaron que el que no puede pagar atención privada o adquirir medicamentos en dólares está sentenciado a muerte. En el Periférico de Catia, la Guardia Nacional reprimió a los manifestantes cuando intentaban trancar la autopista. 

Durante la jornada de protesta los hospitales estuvieron rodeados por funcionarios de la GNB y la PNB. Huníades Urbina, exjefe de Urgencias y exdirector del Hospital de Niños J.M. de los Ríos, dijo que en los centros de salud el déficit de medicamentos ronda el 80% y en la mayoría no hay equipos de Rayos X. "En el J.M. no es posible hacer una tomografía o una resonancia magnética, de siete quirófanos solo funcionan tres y hay un déficit de 75% de medicamentos contra el cáncer".


Los salarios de las enfermeras equivalen a menos de dos dólares mensuales y los de los médicos oscilan entre 4 y 5 dólares. Charles Páez cobró Bs 450 mil en su quincena. Este médico residente del hospital José Gregorio Hernández (perteneciente al IVSS), denuncia que en este centro no es posible tratar ni un asma y muchos menos a pacientes crónicos hipertensos, diabéticos o con ACV. "Tenemos un año y medio sin reactivos, no hay inyectadoras, yelcos, ni gasas, y fallecen entre tres a cuatro pacientes interdiarios. Desde hace un mes no hay agua y la dieta de los enfermos carece de proteínas". 

Ayer también estaban sin agua en el HUC y el hospital de El Algodonal. Éste último tiene cuatro días sin luz y más de 200 pacientes aguardan cirugía pues deben costear sus insumos. En el Vargas, el tratamiento para los enfermos de VIH llega una semana sí y dos meses no, denunció Carlos Prosperi, médico internista.

Josefina Rodríguez dijo que ha recorrido cuatro hospitales en busca de un tomógrafo y todos están dañados. El estudio que necesita su madre cuesta casi cuatro millones en un centro privado y no tiene cómo costearlo. "Los pacientes crónicos viven de la caridad de las fundaciones", dijo Yelitza Torres, madre de un niño con leucemia. 

Los hospitales pertenecientes al IVSS como el Pérez Carreño y el Domingo Luciani también se unieron a la protesta nacional. Este miércoles los pacientes crónicos se congregarán en la plaza Plaza Caracas frente al Ministerio de Salud.


Fuente; eluniversal.com