Advierten que Venezuela se convirtió en un problema global, no solo de los venezolanos - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

Advierten que Venezuela se convirtió en un problema global, no solo de los venezolanos

Advierten que Venezuela se convirtió en un problema global, no solo de los venezolanos


WASHINGTON.- El Gobierno del presidente Donald Trump asumió una vez más el liderazgo en la región para enfrentar la crisis que afecta a Venezuela y tratar de recuperar la democracia perdida luego de más de 18 años de revolución chavista que han dejado al país sumido en la pobreza y el caos político.

Desde la Organización de Estados Americanos, el vicepresidente de Estados Unidos Mike Pence pidióa los países de la que conforman el organismo regional, que suspendan la membresía de Venezuela, por no cumplir los requerimientos de la Carta Interamericana Democrática, a la par que anunció nuevas sanciones estadounidenses contra miembros del Gobierno de Nicolás Maduro.

Por tal motivo, Diario Las Américas decidió consultar la opinión de varios expertos que se encontraban como invitados al evento de la OEA, con el fin de pulsar sus impresiones sobre la iniciativa estadounidense, la crisis venezolana y posibles vías para abrir nuevamente el camino de retorno a la democracia.

Charles Shapiro: exembajador de Estados Unidos en Venezuela (2002 - 2004). Expresidente del Instituto de las Américas, y actualmente Presidente del Consejo de Asuntos Mundiales de Atlanta.
Hay más de 20 mil venezolanos en Atlanta, pero es seguro que la cifra va a aumentar porque están llegando todos los días aunque ya es una cantidad extraordinaria. Yo volví de Venezuela en 2004 y yo ya pensaba que era un país en plena crisis y ahora es imposible describir los alcances de la situación".

"Primero es importante destacar el papel del Secretario General de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, que ha sido ejemplar, sus declaraciones, sus acciones, su preocupación por la democracia venezolana. Yo hubiera esperado que fuera el papel de toda la OEA, luego de la Carta Interamericana Democrática, pero obviamente la OEA, como sabemos es una organización de consenso, por eso el papel de Almagro ha sido extraordinario pero entiendo que con este escenario es difícil poner presión sobre este Gobierno que está a punto de llevar a cabo elecciones fraudulentas, sin base democrática. Para mí es frustrante constatar cómo los países de Europa y de América del Norte se preocupan más por Venezuela que los propios países de la región. Entiendo que cada gobierno tienen sus propios problemas, sus propias realidades, innumerables razones por las cuales a veces es difícil emitir, hacer, tomar acción en cuanto a Venezuela pero éste es el mismo país que durante la última presidencia de Carlos Andrés Pérez (1974-79) y (1989-93) recibió una gran cantidad de refugiados políticos de todo el continente y pienso que ahora ha llegado el momento de poner en práctica la reciprocidad, no solamente recibir a refugiados pero también poner presión sobre Nicolás Maduro.

Todo el mundo, incluyendo al Vicepresidente Mike Pence, buscan una salida democrática a la crisis venezolana, pero cómo? Con una elección en puerta que no es una elección sino una selección”.

Tamara Sujú: abogada penal venezolana y especialista en derechos humanos. Fundadora de varias ONG, incluida la Fundación Nueva Conciencia Nacional, Damas en Blanco en Venezuela y Fundapresos. Actualmente es la directora ejecutiva del observatorio de derechos humanos Centro de Estudios para América Latina (CASLA), cuya sede se encuentra en la República Checa.

Estados Unidos ha marcado de manera más contundente su agenda con respecto a la tiranía venezolana. Creo que el Gobierno del presidente Donald Trump ha demostrado claridad en cuanto a la situación de Venezuela, e incluso más clara de lo que muchos países de América latina. Las sanciones anunciadas por el Vicepresidente Pence representan una claro mensaje para aquellos chavistas que se están viniendo a Estados Unidos para utilizar su sistema financiero y lavar su dinero proveniente de la corrupción y el narcotráfico y pretenden convertir a Estados Unidos en su oasis financiero mientras los venezolanos cada día están peor.

Yo no creo en una salida democrática para el país porque el gobierno venezolano es una tiranía que no tiene parámetros y tiene secuestrados a los venezolanos que tienen que sobrevivir el día a día yo creo en una salida con presión internacional para que Nicolás Maduro abandone el poder .

Por ahora la Corte Penal Internacional abrió un examen preliminar el 8 de febrero de este año, empujado por las denuncias, entre ellas las que yo tengo ante ellos sobre crímenes de lesa humanidad en Venezuela. Estamos esperando que algún gobierno de Las Américas , con excepción de Estados Unidos que no es parte del estatuto, tome el trabajo del Secretario General de la OEA y denuncie a Venezuela en la Corte Penal Internacional lo cual “‘ocasionaría que Venezuela,del examen preliminar que es la fase en la que está ahora, pase la etapa de investigación, es decir, cuando un Estado parte del estatuto denuncia a otro Estado parte, se abre una investigación de forma inmediata y se abre la oportunidad para emitir una orden de aprehensión internacional, incluso a jefes de Estado en funciones”.

Cabe destacar que la Corte Penal Internacional (CPI) es la primera Corte permanente, independiente, con la capacidad de investigar y llevar ante la justicia a quienes cometan las violaciones más graves en contra del derecho internacional humanitario, a saber crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y genocidio. La Corte tiene sede en La Haya, Países Bajos y fue establecida en acuerdo con el Estatuto de Roma, el tratado fundacional de la CPI, el 1 de julio de 2002. Actualmente, el Estatuto de la CPI ha sido ratificado por 121 Estados con excepción de Estados Unidos.
Héctor Schamis: profesor adjunto en el Centro de Estudios Latinoamericanos en la Escuela de Servicio Exterior de Georgetown.

“Las venideras elecciones del 20 mayo, representan una farsa del gobierno de Nicolás Maduro porque sabemos que el régimen va a ganar con un diseño de cohabitación de la supuesta oposición representada por Henry Falcón y va a querer usar eso para presentarlo como una Venezuela democrática pero sabemos que es una maniobra más de un régimen que ha decidido perpetuarse en el poder, por eso estoy de acuerdo con todas las sanciones implementadas por Estados Unidos porque son a funcionarios del régimen que han obtenido esos bienes de manera ilegal y es que el caso de Venezuela es una tragedia de refugiados, de hambruna, de epidemias, sin haber enfrentado guerras o algún desastre natural causada por una organización criminal que está instalada en el gobierno”.

Para el director del programa latinoamericano de Freedom House, Carlos Ponce la vía para salir del régimen de Nicolás Maduro pasa por el enjuiciamiento.

“Habría que empezar por enjuiciar a Nicolás Maduro por narcotráfico por uso de sistemas financieros bajo el esquema de la operación criminal que él ha montado en Venezuela. Yo esperaría que la administración del presidente Trump estableciera un grupo de trabajo para empezar con el tema de la transición y reconstrucción de Venezuela de manera organizada porque yo estoy seguro que la gente del gobierno en algún momento se tendrán que ir, porque cuando la economía no funciona porque la liquidez económica ya es realmente un problema, cuando el capital real de esos bancos es menor de 500 mil dólares, y la estructura petrolera del país está colapsada y en lugar de producir 3 millones de barriles diarios ahora producen 750 mil entonces los responsables deben responder ante instancias mayores”.

La oposición venezolana estuvo igualmente bien representada con la presencia de Julio Borges, David Smolansky, Gustavo Marcano y Carlos Vecchio. Todos perseguidos por el régimen de Nicolás Maduro y quienes fueron reconocidos en público por el vicepresidente Pence por su lucha en pro de la democracia venezolana.

Carlos Vecchio: líder del partido Voluntad Popular en Venezuela.
“La OEA es el foro natural por excelencia para tratar el tema de Venezuela porque la institución llama al respeto de la democracia y los derechos humanos, por lo que no puede estar ajena a la peor crisis que se está dando en este continente y esto reafirma lo que venimos diciendo: que esta es una crisis que no solo afecta a los venezolanos sino al hemisferio también pero eso es importar impulsar a los países a tomar acciones es relevante porque esto ya dejó de ser un problema de los venezolanos pata convertirse en un problema de todos en la región".

Roger Noriega: exsecretario de Estado adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental en el Departamento de Estado exembajador de los Estados Unidos en la Organización de Estados Americanos y coordinador del programa de América Latina en el American Enterprise Institute.

“Seguramente bajo el liderazgo del nuevo Secretario de Estado, Mike Pompeo será una política acertada el continuar insistiendo en un cambio en Venezuela, tomando en cuenta que hay un narcoestado allá y la comunidad latinoamericana no puede aceptar un régimen que viola los principios democráticos y los derechos humanos de una manera sistemática y violando las leyes de Estados Unidos con negocios del narcotráfico, por lo que merece la calificación de gobierno criminal. Este Gobierno no va a entregar el poder de una manera voluntaria ni democrática por eso debemos trabajar en una estrategia para poner más presión a través de las sanciones pero igualmente necesitamos que los sectores que hacen vida en Venezuela se comprometan a defender la democracia, por eso es importante el papel que puedan desempeñar también las Fuerzas Armadas venezolanas, como garantes de los principios democráticos en Venezuela.No debe haber ninguna negociación con el régimen de Maduro”

Carlos Trujillo, representante permanente de Estados Unidos ante la OEA quien asumió funciones el 5 de abril de 2018 dijo a este diario:
“Estados Unidos va a hacer todo lo posible para ayudar al pueblo venezolano para que puedan tener elecciones democráticas, que sabemos que no van a suceder el 20 de mayo por eso es que no pueden ser parte de la comunidad democrática de la OEA porque el Gobierno de Nicolás Maduro no respeta ni las libertades públicas ni el estado de derecho. La condición es que celebren elecciones limpias y transparentes que sean reconocidas por el mundo libre y eso es el punto de partida de cualquier cambio en las circunstancias actuales. Tampoco han aceptado la ayuda humanitaria que ha ofrecido la comunidad internacional para aliviar en lo posible las penurias que padecen los venezolanos. Si esas condiciones no se cumplen por lo menos, no veo que haya intenciones de dialogo por parte del gobierno del presidente Donald Trump”.

El pedido del vicepresidente Mike Pence de pedir la suspensión de Venezuela tendrá que ser considerado por el resto de países que en base al consenso determinarán si procede o no la expulsión de Venezuela por haber dejado de ser una democracia. 

Sonia Shott -Diario Las Americas