Comicios del 20 de mayo no son libres ni imparciales, denuncia el Observatorio Electoral - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

Comicios del 20 de mayo no son libres ni imparciales, denuncia el Observatorio Electoral



Comicios del 20 de mayo no son libres ni imparciales, denuncia el Observatorio Electoral


A 12 días de los comicios presidenciales y de consejos legislativos del 20 de mayo, la ONG Observatorio Electoral Venezolano (OEV) denunció la falta de imparcialidad y transparencia de estas elecciones, en un informe de 50 páginas en el que detallan las irregularidades, violaciones e incumplimiento a las leyes que regulan los procesos electorales en el país.

Según el OEV, todas las etapas del proceso, desde la convocatoria realizada el 23 de enero hasta el inicio y desarrollo de la campaña, han estado marcadas por acortamiento de los lapsos, violaciones a la Constitución de 1999, la Ley Orgánica de Procesos Electorales (Lopre) y su reglamento, que recortó fases que en anteriores comicios como los presidenciales de 2012 y parlamentarias de 2015, pasaron de semanas a apenas días en este 2018.

“El OEV ha acumulado suficientes evidencias para señalar que se trata de un evento marcado por distintas violaciones a las leyes vigentes. En efecto, los derechos políticos de los venezolanos, como electores y como elegibles, han sido drásticamente limitados por las reglas del juego impuestas por el árbitro electoral”, explicaron en parte de las conclusiones de este informe.

Entre las irregularidades que mencionaron para estos comicios se encuentran: inhabilitación de candidatos, ilegalización de partidos políticos (Primero Justicia, Puente, Voluntad Popular y la tarjeta más votada en la historia de elecciones en Venezuela, la de la Mesa de la Unidad Democrática), limitaron la inscripción de venezolanos tanto dentro como fuera del país en el Registro Electoral, y se “aceptaron candidatos por cuenta propia y por grupos de electores a la elección presidencial para los cuales luce prácticamente imposible que hayan cumplido con los requisitos de ley para participar como elegibles del proceso electoral”, explicó el OEV.

El informe resalta que una de las consecuencias más graves de un proceso con tantos vicios “sería la desvalorización en el pueblo venezolano del voto como vía democrática para resolver nuestras diferencias y enfrentar la crisis política económica y social que vive el país”.

Para el OEV hay cambios drásticos

El Observatorio Electoral destaca que a partir del año 2017, con las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente y después las de gobernadores y alcaldes, el Consejo Nacional Electoral comenzó a saltarse procesos, pasos y lapsos contemplados en la Lopre.

Tambipen que desde el año 2016 la justicia electoral que se imparte en el país “no es imparcial”, al citar los casos de los diputados indígenas de Amazonas que fueron destituidos de sus cargos por supuestas irregularidades en su elección, que después de dos años no han sido demostradas, mientras que las denuncias de fraude que hizo el candidato a la Gobernación de Bolívar, Andrés Velásquez en octubre de 2017, no han sido investigadas.

Sobre la convocatoria recordaron que se hizo irrespetando la tradición de organizarlas en diciembre, con excepciones en el año 2000 durante la relegitimación de todos los poderes públicos por la aprobación de una nueva Constitución; en octubre de 2012 por la enfermedad de Hugo Chávez y en abril de 2013 por ser unas elecciones sobrevenidas por la muerte del presidente.

Ante esto, el OEV señala que “la decisión anunciada evidenció nuevamente el sesgo político del árbitro electoral, pues incluía elementos que dificultaban la posibilidad de tener una elección en igualdad de condiciones”.

Otros elementos analizados fueron eliminación de auditorías y actividades del cronograma, entre las que están el catastro, uso de la tinta indeleble, observación nacional y acompañamiento internacional, entre otros como el acortamiento de los lapsos para las postulaciones que pasaron a a ser 16 actividades que “se comprimieron para ejecutarse en apenas 17 días, una programación en la que ninguna tarea sobrepasó los ocho días”.

Entre los ilícitos o irregularidades del Registro Electoral, el OEV mencionó que a pesar de que en 2018 hubo solo 531 puntos para inscripción de nuevos votantes o los cambios de residencia, en 25 días hubo “cuatro veces más electores inscritos en promedio diariamente”, si se compara con el año 2015 cuando “se registraron 2.353.147 movimientos en 156 días, en 2018 fueron 1.678.553 en 25 días, desglosados en 807.905 nuevas inscripciones.

De estos solo 81.413 se registraron en los centros de votación con mejores resultados electorales para la oposición y 270.901 se inscribieron en los centros con mayor tendencia a votar por el oficialismo– y 870.648 electores que cambiaron el centro de votación que tenían asignado en 2017”.

Recordaron que en el caso de las circunscripciones para consejos legislativos, se saltaron la aprobación de las estimaciones de población que debe hacer la Asamblea Nacional y aumentaron el número de diputados en los estados Barinas, Falcón, Monagas, Portuguesa y Sucre, donde de 9 en 2012 ahora habrá 11 diputados regionales a partir de 2018; en Táchira que de 11 ahora serán 13, mientras que en Yaracuy de siete subieron a nueve.

Carnet de la patria como mecanismo de coacción
Otros elementos son: el incumplimiento en lapso de impugnaciones, campaña electoral recortada de 96 días en 2012 a 26 en 2018; uso indiscriminado de los recursos públicos antes del inicio y durante la campaña por parte del candidato-presidente Nicolás Maduro, así como el uso del carnet de la patria como “dispositivo de coacción“, y de estímulo para quienes voten de entregarles un bono en bolívares, además de las denuncias de los candidatos por la limitación en el acceso a los medios de comunicación y el ventajismo denunciado por Henri Falcón y Javier Bertucci por parte de Maduro.

El Observatorio también resaltó que se eliminaron eliminaron “las auditorías del software del Sistema de Información al Elector” y la de certificación del software del Sistema de Estadísticas de Participación”. El primero permite guiar al elector hasta la mesa de votación donde le corresponde sufragar y el segundo mecanismo “elabora en tiempo real reportes estadísticos de participación sobre la base de los electores esperados y los efectivamente registrados”.

No dejaron pasar por alto, que en comparación con el año 2015, cuando funcionaron 40 mil 601 mesas de votación, se eligieron 480 mil 828 miembros de mesa, mientras que en esta oportunidad hay menos mesas porque son 33 mil 783, pero el número de miembros se triplicó hasta 1.021.230, sin que el CNE haya explicado el por qué de este incremento.

Ante todo esto, el OEV concluyó que “las acciones y decisiones adoptadas en el transcurso del ciclo electoral no están apegadas a la legislación, lo que ha permitido al órgano de administración electoral a modificar con discrecionalidad, y cuantas veces lo requiera, el período electoral y sus distintas etapas”.

Y añaden que bajo estas condiciones “marcan peligrosos precedentes los últimos procesos comiciales que han quebrado principios fundamentales del voto y estándares establecidos para que una elección pueda calificarse como democrática: que sea periódica, inclusiva, limpia, competitiva y que permita que los ganadores puedan ejercer el cargo para el que fueron electos. Ninguna de estas condiciones se ha cumplido en los últimos eventos”.


RONNY RODRÍGUEZ ROSAS
Fuente: efectococuyo.com