Especial ND: Expertos advierten que la elección del 20M llega “en las peores condiciones posibles” - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

Especial ND: Expertos advierten que la elección del 20M llega “en las peores condiciones posibles”


Especial ND: Expertos advierten que la elección del 20M llega “en las peores condiciones posibles”


Sofía Nederr / 20 may 2018.- El país arriba este 20M a una elección presidencial, y de los Consejos Legislativos Estadales, en medio de un escenario de conflictividad social y condiciones comiciales cuestionadas por diferentes sectores de la población y distintas voces de la comunidad internacional.

Lea más: CNE prohíbe a Maduro pagar bonos a electores

Esta misma semana, la Conferencia Episcopal Venezolana reiteró su llamado a cancelar la contienda dada la imposibilidad del Gobierno de atender la crisis del país, que varias veces denunciaron, y a la que el clero hizo referencia el 23 de abril.

“Tal como están concebidas, sin las suficientes garantías que identifican todo proceso electoral libre, confiable, transparente, con innumerables inhabilitaciones de posibles candidatos, lejos de aportar una solución a la crisis que vive el país, pueden agravarla y conducirlo a una catástrofe humanitaria sin precedentes”, indicaron los obispos.

El politólogo Fernando Spiritto señala que Venezuela llega a las presidenciales “en las peores condiciones posibles. Las elecciones son un instrumento para dirimir controversias y discordias, para liberar la presión política y legitimar a las partes. En esta ocasión, estas elecciones significan la acentuación de la conflictividad y esa es una tragedia para el país. Es posible que los comicios no tengan efectos sobre la tragedia socioeconómica que vive la nación”.

El analista sostuvo que las presidenciales se convirtieron en unas elecciones no competitivas debido a la fragilidad de las condiciones de la contienda, en la que el presidente-candidato Nicolás Maduro se enfrenta a tres contrincantes: Henri Falcón, Javier Bertucci y Reinaldo Quijada. Spiritto dijo que el escenario comicial no ofrece incertidumbre que es un elemento clave en unos comicios.

“No hay ninguna garantía de lo que será este proceso. La integridad del voto está comprometida y además hay precedentes muy claros sobre el fraude en el estado Bolívar durante la elección de gobernadores en 2017.

También sobre la mesa está la forma opaca como se eligió a la Asamblea Nacional Constituyente y el hecho de que el propio operador de la red, Smarmatic, reconoció que huno una sobreestimación de la votación. Nadie confía en la integridad del sistema electoral y hay mucha expectativa sobre la posibilidad de otorgar el triunfo a una de las partes e indicios sobre el hecho e que el CNE funciona como un apéndice del gobierno”, argumentó.

Spiritto recordó que tras el Referendo Revocatorio Presidencial de 2004 devino la estabilidad política que había sido resquebrajada después del 2002 y del paro nacional posterior. Sin embargo, luego de este 20 de mayo, considera que el panorama no se vislumbra de forma similar.

Leonardo Morales, también politólogo, coincide en reconocer los sufrimientos con los que el país se enfrenta a estas elecciones. De allí que no dude en afirmar que lo aquí ocurre es “desmadre institucional”. Sostuvo que los escenarios de conflicto se palpan en todos los ámbitos y puso como ejemplo la situación vivida esta semana en la sede del Sebin, en El Helicoide, donde se generó un motín por las condiciones en las que se encuentran los presos y la negativa de las autoridades a cumplir las órdenes judiciales de excarcelación.

Morales cree que, efectivamente, se estructuraron unos comicios y se postularon unos candidatos que aspiran quedarse y llegar a Miraflores, quienes hicieron una campaña atípica si se compara con otros procesos. Calificó los cierres de campaña como “lastimosos”. Puntualizó que debe seguirse avanzando hacia el logro de elecciones limpias, transparentes y con equidad en el futuro. “Todo esto debe lograrse junto a un conjunto de auditorías que conduzcan a que el venezolano tenga confianza en el resultado electoral”, acotó.

El dilema de la votación

Nunca antes como ahora los ciudadanos habían tenido dudas sobre votar o no votar. La incertidumbre continúa hoy, señala Fernando Spiritto. “En medio de este dilema hay gente que podría ir a votar como producto de la rabia y de la impotencia. Esto podría ocurrir, sobre todo, en el caso de los más pobres de la población. Pese a que algunos sectores no avalan las condiciones de la contienda, quizás haya una proporción de gente que concurra y habría que ver después cómo se capitaliza esta situación”, afirmó.

“En el país la gente está tomando decisiones según su propio criterio, siguiendo la verdad que, ante la carencia de referentes, cada quien construye. Tenemos entonces quienes piensan votar, quienes no lo harán, y aquellos que no han decidido qué hacer”, señaló el director de Delphos, Félix Seijas, en su cuenta de Twitter.

Leonardo Morales consideró que el fondo del dilema no es sobre la participación sino entre cambiar o no la situación actual. Puntualizó que las condiciones sociopolíticas y económicas, así como las electorales, distan mucho del contexto que vivía el país, por ejemplo, durante los comicios parlamentarios del 6 de diciembre de 2015.

El apremio cuidadano

El coordinador del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social, Marco Antonio Ponce, dijo que el debate sobre participar o no en el proceso ha sido más radical en las redes sociales. Afirma que los ciudadanos en la calle están más apremiados por satisfacer sus necesidades básicas, como la alimentación, y tratar de sortear obstáculos como las fallas en los servicios públicos.

“Arribamos a este proceso con un índice altísimo de conflictividad social. A tan solo horas de la jornada de votación, en la región capital se registró un número importante de personas que protestó por alimentos en los Abastos Bicentenarios, el viernes, y la respuesta de los organismos de seguridad fue la represión. Esto revela que los ciudadanos están pendientes de otra cosa”, dijo.

Ponce señaló que desde enero de este año hasta lo que va de mayo, el OVCS ha registrado más de 4.000 protestas, en todo el país, y cerca de 90% de las manifestaciones han sido para exigir derechos sociales. Con este escenario, explicó, tales derechos han superados las demandas por derechos políticos.

CNE blinda transparencia

“En este país es el pueblo quien toma sus decisiones”, expresó ayer la presidenta del CNE, Tibisay Lucena. La rectora aseguró que los comicios de hoy ofrecen las garantías de transparencia.

“Tenemos una gran confianza en la solidez de nuestro sistema electoral, que cada prueba, cada auditoría, cada investigación que se le hace sale perfecto. Todas estas pruebas garantizan la transparencia de nuestro sistema”, expresó.

Anunció las medidas asumidas respecto a los puntos políticos en las adyacencias de los centros de votación: “No se va a realizar pago alguno de bono o incentivo monetario en los puntos políticos que estarán al menos a 200 metros de los centros de votación”, afirmó Lucena.

La rectora indicó que los comandos de campaña de los candidatos a la silla presidencial se comprometieron a acatar los resultados de esta jornada de hoy 20 de mayo.

Justo esta misma semana, 43 ONG denunciaron amenazas al proceso como puntos rojos donde los electores luego de sufragar están obligados a registrar el carnet de la patria. Las organizaciones

aseguraron que no habrá “elecciones libres ni creíbles” en el país. Sustentaron esta afirmación en hechos concretos como los obstáculos para el derecho a la libre asociación política, la fecha de las elecciones como acto de ventajismo; la violación del Acuerdo de Garantías Electorales; el lapso insuficiente para el Registro Electoral, una campaña con ventajismo del Estado, el desequilibrio informativo y la ausencia de confianza en el sistema automatizado.

Voces internacionales

La rectora Lucena rechazó, en la recta final del proceso comicial, los señalamientos de la comunidad internacional que hasta el último momento aseguró no avalará el saldo de los comicios de este 20 de mayo. La presidenta del organismo comicial ha acusado a estos sectores de ejercer una “injerencia grosera”.

Dentro de los últimos señalamientos internacionales, el viernes la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sostuvo: “El proceso electoral convocado para el 20 de mayo no cuenta actualmente con las condiciones mínimas necesarias para la realización de elecciones libres, justas y confiables en Venezuela”. Exhortó a la realización de unos comicios genuinos que “hagan efectivo el ejercicio del derecho al sufragio libre”.

El lunes, el Grupo de Lima lanzó un ultimátum al Gobierno para que cancelara los comicios. La alta representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Federica Mogherini, pidió, el 25 de abril, que el Gobierno creerá las condiciones que permitieran la celebración de las elecciones libres, “con la participación de todos los partidos políticos que respetan los principios de justicia y transparencia”.

En Brasil, también en abril, la Unión de Partidos Latinoamericanos (UPLA), conformada por 15 países, acordó no reconocer las elecciones presidenciales “adelantadas” en Venezuela. Señalaron que los comicios carecen de legitimidad porque fueron convocados por la ANC y no ofrecen garantías.

“Si las elecciones del 20 de mayo se realizan es previsible que se consolide el poder dictatorial del actual régimen”, advirtió del Secretario General de la OEA, Luis Almagro, el 20 de abril.

El mes pasado, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, aseveró que su país es partidario de nuevas medidas contra funcionarios del Gobierno de no permitirse elecciones democráticas. El señalamiento fue hecho luego de recibir a dirigentes de la oposición que denunciaron lo que consideran un proceso fraudulento.

En esa misma gira opositora, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, aseguró que trabajará con los socios de la Unión Europea en la fijación de “medidas adicionales de respuesta” si no se cumple con los estándares internacionales en Venezuela. Iguales señalamientos ha hecho Estados Unidos, cuyo Departamento del Tesoro sancionó, apenas hace dos días, a 4 venezolanos, entre ellos el primer vicepresidente del PSUV y constituyente, Diosdado Cabelllo.

“Los líderes de esta región no se engañan. La democracia se ha derrumbado y la dictadura ha crecido. Tener un líder como Maduro que no permitirá la ayuda humanitaria en su propio país donde la gente está muriendo de hambre es desmesurado”, indicó el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, durante la VIII Cumbre de las Américas en Lima.

La ONU señaló, en marzo de este año, que en Venezuela no están dadas las condiciones para unos comicios. “La libertad de expresión, opinión, asociación y asamblea pacífica están siendo reprimidas y severamente restringidas. Mi oficina ha recibido informes creíbles de cientos de asesinatos extrajudiciales en años recientes, durante las protestas y en las operaciones de seguridad. Estoy seriamente preocupado porque en este contexto no se cumplen de ninguna manera las mínimas condiciones para unas elecciones libres y creíbles”, afirmó Zeid Ra’ad Al Hussein, alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Recordó que fueron invalidados algunos partidos opositores y a la MUD.


Fuente: Noticierodigital.com