"Hoy el único regalo que quiero es la libertad de mi hija" - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

"Hoy el único regalo que quiero es la libertad de mi hija"

"Hoy el único regalo que quiero es la libertad de mi hija"


Las madres de Geraldine Chacón y Gregory Hinds exigen al Sebin que cumpla con la boleta de excarcelación

Hoy Geraldine Chacón y Gregory Hinds, directivos de la fundación Embajadores Comunitarios, cumplen 3 meses y 12 días en las celdas del Sebin en El Helicoide, pese a tener boleta de libertad emitida el 2 de abril. Ese mismo tiempo tienen sus familiares sin conocer su estado físico y de salud.

Para la madre de Chacón, Natividad Villarroel, y la de Hinds, Elsa
Rodríguez, la única petición a Dios es la libertad de sus hijos.

“Lo único que le pido a Dios es que mi hija esté en libertad. Ese es el regalo que quiero”, expresó Villarroel. Afirmó que han agotado todas las instancias institucionales del país para exigir que se cumpla la boleta de libertad del tribunal, pero no han tenido ningún tipo de respuesta; mientras tanto, Chacón y Hinds, ambos con dos profesiones, ³enfrentan una injusta Prisión”.

Rodríguez, quien con 73 años de edad afirma que ha tenido que ponerse a trabajar para zafarse de la angustia de desconocer la situación de su único hijo. “Desde que fue detenido no tengo paz, me mortifica mi hijo allá encerrado, él es un buen muchacho. Mis noches la paso en vela, rezando”.

Exigió justicia y cumplimiento de la boleta de excarcelación que ha sido ratificada por otros dos tribunales, pero el Sebin se niega a liberar a ambos jóvenes. “Ignoran lo que dicen las leyes y los tribunales. ¿Quién manda aquí? Tengo el convencimiento de que aquí no existe ningún tipo de justicia, los tribunales y jueces están allí limitados, de adornos”, agregó.

Denunció que Hinds permaneció varios días en un cuarto sin ventilación y totalmente oscuro, por lo cual contrajo problemas respiratorios.

Chacón se ha enfermado en dos oportunidades del estómago debido a la insalubridad del agua y la mala alimentación. Su madre indicó que a pesar de que todos los días acude al Sebin a pedir que le dejen verla, solo sabe de ella a través de otros familiares de presos políticos. Afirmó que desconoce si ha sido maltratada o golpeada, pero que el daño más grave que le han hecho ha sido la tortura psicológica. “A lo mejor a mi hija no le han tocado un cabello, pero le han trastocado su vida y eso es peor”, dijo.

Ambas madres no encuentran explicación a la detención y la saña que han tenido con sus hijos, quienes son activistas por los derechos humanos y representantes de la fundación Embajadores Comunitarios, la cual trabaja con estudiantes de bajos recursos que a través de la ONG son becados en las universidades privadas de Caracas. 

Rafael Leon El Nacional