Trump pone el contador a cero para empezar a hacer frente a las amenazas de Irán - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

Trump pone el contador a cero para empezar a hacer frente a las amenazas de Irán


Trump pone el contador a cero para empezar a hacer frente a las amenazas de Irán


Ya desde el mismo momento de su concepción, nació lastrado, condenado al fracaso. La criatura de Obama y de los bienintencionados gobiernos europeos no podía sostenerse por más tiempo. Hablamos del acuerdo nuclear alcanzado entre las grandes potencias del mundo e Irán para poner freno a su programa atómico, que estaba encaminado a conseguir el más letal de los arsenales. Aquello ocurría en 2015, y lo que se vendió entonces como un gran logro para traer a la luz a uno de los regímenes más siniestros y opresivos del mundo, y garantizar así la seguridad en una región amenazada por sus aspiraciones nucleares, sólo ha conseguido abrir tímidamente el mercado persa a grandes compañías europeas, poco más.

Hoy, este acuerdo ya es papel mojado. Lo ha sido todo este tiempo, porque Irán nunca ha querido cumplir su parte del trato. A los organismos que debían garantizar el cumplimiento les mostraban migajas, hacían ver a quien quisiera creer sus trucos que habían enterrado en el olvido sus planes nucleares, pero al mismo tiempo, invertían a niveles históricos nunca visto en nuevo armamento balístico. Desde que se firmó el acuerdo nuclear, Irán se ha posicionado como el mayor riesgo desestabilizador en el Medio Oriente, con cerca de cien mil combatientes desplazados en Siria (entre unidades de su propio ejército y la participación de las milicias terroristas libanesas de Hezbollah que ellos mismos patrocinan), y libra una batalla contra países árabes como Arabia Saudí en busca de imponer su hegemonía en la región. Por supuesto, toda esta actividad beligerante también apunta a Israel. En todo este tiempo, no ha dejado de apoyar a milicias terroristas como Hamas, que atentan directamente contra civiles en Israel, y el mismo cuestionamiento existencial del Estado Hebreo ha seguido formando parte de sus discursos políticos. La amenaza no ha disminuido, ni frenado, ni evaporado, ni controlado. Sólo se pusieron parches, que en última instancia han otorgado tiempo, y financiación, a Irán para avanzar en sus ambiciones expansionistas en el Medio Oriente, poniendo en riesgo la vida de millones de civiles en toda la región.

Trump ha decidido cumplir con una de sus mayores promesas electorales. Prometió que arreglaría el acuerdo con Irán para hacerlo eficaz, o de lo contrario, retiraría a Estados Unidos del pacto y recuperaría las sanciones. Lo ha dejado muy claro, resulta vergonzoso que en virtud de este acuerdo se esté financiando a uno de los mayores estados promotores del terrorismo en el mundo. Ha sido una declaración de principios, que presenta a Estados Unidos en una posición de fortaleza para abordar la seguridad de Estados Unidos y de sus aliados con un enfoque mucho más realista.

En su declaración, el presidente Trump ha hecho mención a la información de inteligencia aportada por Israel, con las que se prueba que Irán ha mantenido su programa de desarrollo de armamento nuclear intacto. Como dijo entonces el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, y ahora Donald Trump, Irán ha defraudado la confianza de la comunidad internacional. Sirva este paso dado por Estados Unidos para poner a cero el contador y empezar a trazar una estrategia creíble que ponga freno a las amenazas de Irán en el Medio Oriente y en el mundo. Caído el acuerdo nuclear con Irán, hoy el planeta es un lugar un poco más seguro, pero todavía quedan muchos pasos que dar para construir un futuro plenamente seguro para todos.


POR LEAH SOIBEL
Fuente: elnuevoherald.com