¿Ocultó Maduro por semanas la muerte de Chávez para quedarse con el poder? - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

¿Ocultó Maduro por semanas la muerte de Chávez para quedarse con el poder?

¿Ocultó Maduro por semanas la muerte de Chávez para quedarse con el poder?



Al menos dos dirigentes clave del gobierno venezolano fueron notificados el 28 de diciembre del 2012 que el entonces presidente Hugo Chávez había fallecido en Cuba, 10 semanas antes de la fecha en que Caracas anunció al mundo que el mandatario había muerto por complicaciones derivadas de su enfermedad.

El anuncio fue acompañado por una segunda llamada telefónica realizada horas después reportando que médicos cubanos habían logrado “resucitar” al líder de la Revolución Bolivariana. Pero el prolongado lapso entre la primera y la segunda llamada, de más de tres horas en uno de los casos detectados, despertó dudas entre las personas que escucharon el informe sobre la veracidad de la información.

De ser cierto, la información demostraría que el gobernante Nicolás Maduro usurpó el poder incluso antes de que comenzara su presidencia. Rumores de que Maduro ocultó por semanas la muerte de Chávez para ganar el tiempo que necesitaba para consolidar su poder dentro del chavismo han circulado sin cesar desde diciembre del 2012.

Solo un puñado de personas asegura haber visto a Chávez con vida después de que fuese intervenido quirúrgicamente por última vez en La Habana a mediados de diciembre de ese año, incluso luego de que fuese trasladado a Caracas dos meses después.

El régimen anunció que Chávez había muerto el 5 de marzo del 2013, y entre las pocas personas que dicen haberlo visto en Caracas están Maduro, el ex zar de petróleo Rafael Ramírez, y Diosdado Cabello, actual presidente de la polémica Asamblea Nacional Constituyente.

Pero Cabello estaba entre los funcionarios del chavismo que notificaron que Chávez había muerto el 28 de diciembre del 2012, dijo la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, una cercana colaboradora del entonces presidente que se vio obligada a abandonar el país tras comenzar a investigar la corrupción del régimen de Maduro.

“A mi me llamó Diosdado Cabello ese día y me dice que me regrese porque Chávez había muerto”, relató Ortega en una entrevista telefónica desde Colombia, donde ahora vive.

La fiscal, quien se encontraba en París en ese momento, procedió a cambiar los boletos para regresar lo más rápido posible a Caracas, pero al cabo de cuatro horas recibió una segunda llamada, donde se le notificó que Chávez aún continuaba con vida.

Los entonces vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro y el presidente del Congreso Nacional venezolano, Diosdado Cabello, desvelan una pintura del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, el lunes 4 de febrero del 2013, en Caracas. Según recientes revelaciones, Chávez pudo haber muerto semanas antes de esa ceremonia.
MIGUEL GUTIÉRREZ EFE

Cabello hasta el momento no ha respondido públicamente a las afirmaciones de Ortega, brindadas inicialmente en una entrevista publicada previamente este mes por la periodista venezolana Sebastiana Barráez. Pero Ramírez, el ex jefe de PDVSA, esta semana insistió en la versión oficial.
“Chávez no murió en Cuba, Chávez murió en Caracas”, aseguró durante una entrevista ofrecida al diario Panorama.

“Si Diosdado llamó a Luisa Ortega o no, ese es un asunto que tiene que aclarar Diosdado. Lo que sí es cierto es que el Comandante Chávez casi se muere en diciembre, estuvo muy mal, no por nada que tenga que ver con la enfermedad, sino por una condición genética suya”, agregó Ramírez.

Pero no solo fue Ortega la persona que fue notificada en diciembre sobre la muerte de Chávez. Otro de los contactados fue el actual ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, quien para esa fecha era Jefe del Estado Mayor del Ejército.

Según un testigo presencial que acompañaba a Padrino López, el ahora ministro recibió el 28 de diciembre una llamada del entonces ministro de Relaciones Interiores Miguel Rodríguez Torres, notificándole que Chávez había fallecido durante la intervención quirúrgica.

“La noticia que llega de Rodríguez Torres es que Chávez se murió. Pero después de más de una hora, se produce una segunda llamada donde informan que lo revivieron”, relató el testigo que habló bajo condición de anonimato.
Las fuentes manifestaron haber sentido extrañeza ante el lapso entre las dos llamadas, señalando que, de sucumbir durante una operación, normalmente las personas son reanimadas de inmediato.
“Por eso es que queda la duda”, dijo el testigo.
En el caso de Ortega, la llamada de Cabello incluía instrucciones de que dejara todo lo que estaba haciendo para regresar de inmediato al país.

La fiscaldijo que ella también se quedó con la percepción de que “algo muy turbio” había ocurrido en las semanas inmediatamente después de que Chávez viajó a La Habana por última vez.
“Yo no tengo una prueba de que [Chávez] se murió el 28 de diciembre. Pero alrededor de esto hubo un gran hermetismo, toda la información sobre cuando murió, la tenía secuestrada Cilia [Flores, esposa de Maduro]”.

Ortega, quien en ese entonces era una de las figuras más importantes del chavismo, dijo que ella le comunicó a Flores y a Maduro la importancia de presentar el acta de defunción al pueblo venezolano, dado al gran desconocimiento y las dudas que existían sobre las causas reales de la muerte.

“Todos querían saber dónde estaba el documento que certifica que se produjo la muerte. Pero nunca lo mostraron. Yo les pedí en varias ocasiones y les dije que era necesario mostrárselo al país”, relató.
Declaraciones como las de Ortega reaniman recurrentes rumores de que Maduro escondió por semanas la muerte de Chávez y despierta nuevas dudas sobre la legitimidad del proceso que condujo a Maduro al poder. 

De hecho, la constitucionalidad de ese proceso de transición ha sido cuestionada por algunos de los más respetados juristas del país, en vista a una cadena de irregularidades que incluyen el hecho que Chávez no cumplió con su deber constitucional de presentarse ante la Asamblea Nacional el 10 de enero para ser juramentado.

Debido a que Maduro nombró ilegalmente a su ministro de Petróleo como presidente interino, “Venezuela simplemente carecía de gobierno, sin que nadie en el territorio nacional cumpliera las funciones de Jefe del Estado ni de Jefe del Ejecutivo Nacional”, opinó en un informe escrito en esa época por la organizacón de juristas conocida como Grupo de Profesores de Derecho Público de las Universidades Venezolanas.

El entonces presidente encargado de Venezuela, Nicolás Maduro, y su esposa Cilia Flores visitan la tumba del presidente Hugo Chávez el 14 de abril del 2013, en el Cuartel de la Montaña, en el oeste de Caracas.
Francisco Batista / PRENSA MIRAFLORES EFE

Y el informe, firmado por alrededor de tres docenas de juristas, argumenta que el régimen —ya para entonces bajo la conducción de Maduro— propinó en esa época lo que llamó “un golpe a la Constitución”.

Pero la transgresión sería aún mayor de ser cierto que Chávez murió en diciembre del 2012, dado a que en las siguientes semanas la presidencia emitió una serie de decretos, incluyendo uno que contemplaba la devaluación de la moneda y que llevaba la firma del gobernante.

Inclusos esos decretos despiertan dudas, resaltó Ortega.
“Algunos de los decretos firmados por Chávez, tú los pones en trasluz, y te das cuenta de que son exactas”, comentó la fiscal. “Eso nunca pasa; tú firmas en un momento y después vuelves a firmar y tu firma nunca es igual”.


Antonio María Delgado en Twitter: @DelgadoAntonioM.