Almagro a Asamblea venezolana: “Si no acatan al TSJ son cómplices de Maduro” - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

Almagro a Asamblea venezolana: “Si no acatan al TSJ son cómplices de Maduro”

Almagro a Asamblea venezolana: “Si no acatan al TSJ son cómplices de Maduro”

"Qué vergüenza que tenga que intervenir el secretario general de la OEA para indicarle al presidente de la Asamblea Nacional que cumpla con sus obligaciones so pena de convertirse en cómplice de la dictadura"

El secretario general de la OEA emplazó al presidente de la Asamblea Nacional venezolana, presuntamente opositora. Insinuó que podría convertirse en cómplice del régimen. (@Almagro_OEA2015)

Los asambleístas venezolanos han ignorado por completo la histórica sentencia del Tribunal Supremo de Justicia en el exilio contra el dictador Nicolás Maduro, en la que lo sentenciaron a 18 años de prisión.

Justo al siguiente día del fallo, tomaron vacaciones. Luego, debido a la dramática coyuntura, a propósito de las recientes medidas anunciadas por Maduro, la Asamblea Nacional convocó a una sesión extraordinaria, pero no para discutir el fallo histórico y decisivo, sino para gastar tiempo en lo que ellos llamaron “medidas económicas” —un despropósito, porque de «económicas» no tienen nada—.

Asimismo, el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, el diputado de Un Nuevo Tiempo, Omar Barboza, dijo sobre el Tribunal Supremo de Justicia en el exilio: “En un país que no hay estado de Derecho, el problema no es tomar decisiones por tomarlas, sino saber si las podemos ejecutar o no. Hay que tener mucho cuidado y ser muy responsables. Porque lo que nos estamos jugando es la legitimidad del único poder público legitimado por la gente, que es la Asamblea Nacional. En materia constitucional no debe dar ningún paso en falso que la haga perder su legitimidad”.

Habría, entonces, que preguntarse: ¿legitimidad ante quién? ¿ante la dictadura que el año pasado desconoció por completo a los asambleístas e impuso una criminal Asamblea Nacional Constituyente? ¿Qué significa “no dar ningún paso en falso”? ¿No incomodar al régimen?

Afortunadamente hay voces sensatas que se imponen y que gozan de toda la credibilidad y legitimidad para llamar la atención. Una de ellas es la del secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, quien en un importante comunicado emplazó al presidente de la Asamblea Nacional, Barboza, a acatar la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia, a respaldarla y a hacer lo pertinente.

A Omar Barboza: “Tengo el agrado de dirigirme a usted a los efectos de hacer referencia a la sentencia emitida el 15 de agosto por el Tribunal Supremo que declara la culpabilidad de Nicolás Maduro en la perpetración de los delitos de corrupción propia y legitimación de capitales”.

Almagro dice al presidente del Parlamento que, como dirige uno de los principales poderes legítimos de Venezuela, es esencial “el cumplimiento por su parte y en lo que a usted se respecta de la referida sentencia”.

“El acatamiento, así como el respaldo y la confianza de la presidencia de la Asamblea Nacional hacia el TSJ legítimo, son pasos esenciales para una transición a la democracia en Venezuela por la vía de la justicia y la reinstitucionalilzación. Su no acatamiento lo situaría a usted al margen de la institucionalidad democrática y lo transformaría en cómplice de una dictadura que ha destruido a su país”.

Almagro es tajante —¡hasta duro, como debe ser!—. Le dice a Barboza que fueron los mismos diputados los que designaron a estos magistrados. “Esa legitimidad es originaria y plena, el hecho que el uso de la fuerza de facto es del régimen no invalida actuaciones institucionales”.

El secretario Almagro, un abogado, diplomático y político uruguayo que ha demostrado su honorable compromiso con la causa por la libertad en Venezuela, dice a Omar Barboza que ningún poder público legítimo puede desconocer a otro. De lo contrario, sería una exposición de autoritarismo.

“La vigencia de los poderes públicos legítimos no puede ser desconocida sino por los dictadores y sus cómplices. Quien en uso de investiduras institucionales elige el segundo camino se transforma en compañero de atropellos de dictadores”, agrega el secretario de la OEA.

Con el fin de despejar las dudas, el uruguayo aclara: “El TSJ en el exilio tiene legitimidad de origen y además cuenta con la legitimidad en ejercicio de funciones públicas. Por ello en su momento la Asamblea Nacional autorizó el 17 de abril —con el voto favorable de 105 diputados— la continuación del juicio después que el TSJ decidiera que existían elementos suficientes para proceder con el antejuicio de mérito contra Nicolás Maduro”.

“Acatar la sentencia no representaría tomar decisiones por tomarlas, representa tomar las decisiones con base en el deber legal e institucional”, espeta.

Por último el secretario Almagro asegura que “el uso ligero de formalismos para dar la espalda al acervo de pruebas presentado y analizado por el TSJ mediante el juicio oral y público iniciado el 2 de agosto, es excusar desde la Asamblea Nacional a la dictadura a pesar de sus acciones criminales ya juzgadas por el poder judicial legítimo”.
“El no acatamiento ya no es ser cómplice de la dictadura, sino de su corrupción. Es por ello que existen principios. Para asumirlos con coraje y valor”, concluye.





Es un texto fundamental y emplazo necesario. Como dice el expresidente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, Diego Arria: “Qué vergüenza que tenga que intervenir el secretario general de la OEA para indicarle al presidente de la Asamblea Nacional que cumpla con sus obligaciones so pena de convertirse en cómplice de la dictadura”.

“Es evidente a la complicidad que han llegado”, dice Arria.



Orlando Avendaño-PanamPostES