EEUU: Maduro e hijastros investigados por lavado de dinero en Malta - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

EEUU: Maduro e hijastros investigados por lavado de dinero en Malta

EEUU: Maduro e hijastros investigados por lavado de dinero en Malta
Según las investigaciones, la familia de Nicolás Maduro habría empleado un esquema de inversión falso que incluía la emisión de bonos de forma fraudulenta. (Wikimedia)

De acuerdo con una investigación estadounidense, Nicolás Maduro estaría involucrado en una red de lavado de dinero a través de Malta; esto, según una querella criminal de Investigaciones de Seguridad Nacional presentada en los tribunales de Miami.

De acuerdo con medios de comunicación en EEUU, el dictador de Venezuela está siendo investigado por presunto blanqueo de unos 160 millones de euros a través de una firma de inversión privada.

El portal digital Independent publicó un reportaje realizado por el periodista David Lindsay, el cual revela que los “hijastros” de Maduro ayudaron a blanquear USD $1,2 millones de fondos sustraídos de PDVSA entre 2014 y 2015, abultando su millonario patrimonio en Malta, un archipiélago del Mediterráneo central que se ubica entre Sicilia y la costa de África del Norte.

Según las investigaciones, la familia de Maduro habría empleado un esquema de inversión falso que incluía la emisión de bonos de forma fraudulenta.

El reportaje señala que en las transferencias electrónicas aparecen las cuentas de los tres hijastros de Maduro por un monto de 511 millones de euros; y aunque en la demanda penal no se menciona directamente al mandatario, en el documento supuestamente existen varias referencias donde se le señalaría como “oficial venezolano 2”.

Se trata de los hijos de la primera dama Cilia Flores: Yosser Gavidia Flores, Walter Gavidia Flores y Yoswal Gavidia Flores, quienes serían los receptores del dinero robado de la estatal petrolera a través de la presunta manipulación de las tasas de cambio de divisas.

Los mencionados en la demanda están acusados de malversar fondos del enorme ingreso petrolero de Venezuela y de explotar su sistema de cambio de divisas para amasar fortunas ilícitas en Europa y Estados Unidos.

Para aprovechar sus ganancias, los demandados aprovecharon su acceso especial al sistema de cambio de moneda extranjera del Gobierno venezolano, que ofrece un tipo de cambio muy superior al mercado normal. Ese acceso presuntamente se utilizó para convertir bolívares en dólares y euros, ya que los acusados habrían saqueado las riquezas petroleras del país.

Esto sucede porque obtenían dólares oficiales a un precio muy bajo, y posteriormente vendían las divisas en el mercado negro con una ganancia de hasta un 100 %.

Uno de los principales actores en la operación, de acuerdo con la denuncia penal, es José Vicente Amparan Croquer, alias ‘Chente’, un venezolano que es descrito por las investigaciones de Seguridad Nacional como un “lavador de dinero profesional”.

De acuerdo con la declaración jurada presentada ante el tribunal, una hoja de trabajo titulada “Resumen de la operación 600”, que es usada como una de las pruebas de la investigación; muestra que, de los 511 millones de euros, unos veinte se asignaron a la institución financiera europea “maltesa 1”, hasta ahora sin nombre; también se habrían destinado más de 220 millones de euros a Francisco Convit Guruceaga; unos 159 millones a la familia presidencial de Venezuela y otros 68 millones presuntamente a Raúl Gorrín, propietario de la cadena de noticias Globovisión.

Convit es accionista de la polémica firma constructora Derwick Associates (vinculada no solo al Estado chavista y a funcionarios del régimen, sino al presunto opositor Henry Ramos Allup, ya que su cuñado, Francisco D’Agostino, es también socio de la firma).

Según la denuncia penal, la conspiración supuestamente comenzó en diciembre de 2014 con un plan de cambio diseñado para malversar alrededor de USD $600 millones de PDVSA, obtenidos a través de sobornos y fraude, y los esfuerzos de los demandados para blanquear una parte de los ingresos de ese esquema. Para mayo de 2015, la conspiración se había duplicado en USD $1.200 millones malversados .

La demanda alega que rodear y apoyar los esquemas de lavado de inversiones falsas usados para la estafa, son “administradores de dinero cómplices, firmas de corretaje, bancos y firmas de inversión inmobiliaria en los EEUU y en otros lugares, operando como una red de lavadores profesionales de dinero”.

Sabrina Martin R-@SabrinaMartinR.