El reto de la salud pública municipal en el marco de una crisis humanitaria nacional - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

El reto de la salud pública municipal en el marco de una crisis humanitaria nacional


El reto de la salud pública municipal en el marco de una crisis humanitaria nacional

CRISIS HUMANITARIA La salud venezolana pasa por una crisis humanitaria[1] sin precedentes. El deterioro ha sido visible a través de la reaparición de enfermedades endémicas, la escasez de medicamentos e insumos médicos, el éxodo masivo de profesionales de la salud, y el colapso de cientos de clínicas y hospitales que no pueden brindar atención por sus condiciones de precariedad y abandono. Lamentablemente, esta crisis avanza ante la negligencia gubernamental, resonando alrededor del mundo el testimonio de miles de venezolanos que buscan sobrevivir este “holocausto de la salud”[2].

La consecuencia más grave de esta situación es el desmontaje del sistema de atención primario y la falta de políticas públicas de prevención, especialmente para el poder público local. El esquema descentralizado venezolano otorga a cada nivel de gobierno un papel básico y unas competencias claramente definidas en materia de salud pública. A nivel municipal, la teoría dicta que la prioridad es la elaboración de programas y el diseño de servicios que se enfoquen en educar, promover y prevenir enfermedades para alcanzar la mayor cantidad de personas. Sin embargo, este objetivo es utópico cuando el gobierno regional y nacional perdieron su carácter resolutivo ante los problemas de salud, obligando al gobierno municipal asumir la carga ineludible de atención y asistencia.

Ante esto, en la Alcaldía de El Hatillo decidimos reinventarnos, asumiendo el reto de innovar en materia de salud. Teníamos como desafío la crisis asistencial a nivel nacional, pero como norte claro la atención a grupos vulnerables para prevenir enfermedades (tales como niños y adolescentes; mujeres embarazadas y en edad reproductiva; y pacientes con enfermedades crónicas, diabéticos e hipertensos). Para abarcar una población de 100.000 habitantes en 114 km2, nos enfocamos en aumentar la calidad y cobertura de servicios de salud. ¿Cómo? Mejorando la infraestructura existente e impulsando alianzas estratégicas que nos permitieron crear nuevos programas de atención a la comunidad.

A través de la Dirección de Salud, el municipio contaba con cuatro ambulatorios rurales (en donde se trabajaba de forma mancomunada con el Ministerio del Poder Popular para la Salud) y un ambulatorio urbano de clasificación tipo 2, ofreciendo consultas gratuitas de orientación diagnóstica, odontología, pediatría, ginecología, obstetricia, traumatología, medicina interna, laboratorio y un servicio de emergencia, altamente demandado. Todos estos servicios se fortalecieron a nivel de recurso humano, equipos tecnológicos y dotación de insumos y material médico quirúrgico. Inclusive se recuperó una Clínica Móvil[3], gracias a una alianza con el sector privado, que permitió ampliar nuestra red de atención primaria a las poblaciones más desposeídas y lejanas del municipio, y ofrecer servicios de odontología, pediatría, medicina general “sobre ruedas”.

“Tomando en consideración el grave estado en el que se encontraba el sistema asistencial a nivel nacional, la demanda de los servicios de salud en nuestros ambulatorios aumentó con el paso del tiempo, alcanzando en promedio 80.000 consultas al año. Esta demanda conllevó ineludiblemente al incremento de gastos operativos en medicinas y material quirúrgico, que era difícil asumir por falta de presupuesto público. Razón por la cual se concretaron alianzas con distintas ONG’s nacionales e internacionales de ayuda humanitaria para dotar los ambulatorios y permitir que mantuvieran sus puertas abiertas los 365 días del año”

El boletín oficial epidemiológico del Estado Venezolano no se publica regularmente, pero en mayo de 2017, el Ministerio de Salud difundió dos cifras preocupantes: en el 2016, la mortalidad infantil aumentó 30% y la tasa de mortalidad materna se disparó 65%. Con las alarmas encendidas, creamos “Embarazo Saludable”[4] un programa de transferencias condicionadas que pretendía generar un estímulo para el control prenatal durante los 9 meses de embarazo, a través del obsequio de una canastilla, una vez que la madre diera a luz. Gracias a este esfuerzo el control prenatal duplicó a 300 consultas al año, así como incrementaron las consultas del programa de “Mujer Saludable” que incluía educación sexual a adolescentes, evaluación ginecológica integral, pesquisa de cáncer de mama y cuello uterino, y planificación familiar.

Los niños han sido el rostro más dramático de la crisis humanitaria, y lo notamos cuando el ausentismo escolar tuvo un incremento superior al 20% en nuestras escuelas municipales. Entre las causas, se identificó la incapacidad de los padres de alimentar a sus hijos por la escasez de alimentos y el alto costo de los mismos con relación a sus bajos ingresos. Frente a esta contingencia, se diseñó un programa de salud escolar preventivo[5], que consistió en evaluaciones médicas a más de 1.100 alumnos, a lo largo de cuatro años consecutivos. Gracias a la tecnología que ofreció la Fundación DIGISALUD, pudimos tomar pesquisas de nutrición, odontología, oftalmología, parasitología y medicina general, y registrarlas en una historia médica digital que arrojaba la evolución de cada niño.  Por ejemplo, a raíz de este esfuerzo, se identificó que el 70% de los infantes examinados tenían caries, permitiendo luego colocarles un tratamiento preventivo y correctivo para reducir la incidencia de este tipo de enfermedad bucal. A esta iniciativa, también incluimos el componente nutricional, en donde se logró ofrecer un suplemento alimenticio a todos los niños, de forma diaria, gracias a una red de organizaciones y aliados que tenían la capacidad instalada para preparar la comida y distribuirla a nuestras aulas. El programa de salud escolar se convirtió en un modelo de apoyo exitoso que no sólo reunió la buena voluntad del gobierno local, la empresa privada, y las comunidades para trabajar en conjunto, sino también se tradujo en resultados favorables para la reinserción escolar y el bienestar del núcleo familiar hatillano.

El Hatillo es el único municipio del área metropolitana de Caracas que no tiene hospitales públicos ni clínicas privadas, por lo que nuestro ambulatorio urbano municipal era la única alternativa para toda la población al momento de una emergencia. Tan es así, que hasta se recibían pacientes provenientes de otros municipios, referidos por la disminución y clausura de otros centros cercanos. Entre las causas más comunes de emergencias estaba el asma en crisis e infecciones respiratorias agudas, crisis hipertensivas e infartos, mujeres en labor de parto, heridos y poli-traumatizados, estados convulsivos por epilepsia e hipoglicemia.

Entendiendo esta realidad, en el 2016 lanzamos el programa de Hatillo Salud[6] que ofreció atención médica domiciliaria, traslados de emergencias en ambulancias, orientación médica telefónica y visitas programadas con su respectivo seguimiento. Todo esto fue posible gracias a la dotación de 2 ambulancias y 2 motos junto a la empresa privada, y la incorporación de 12 paramédicos al servicio de la comunidad a través de la central telefónica 0212 315 VIDA (8432). Rápidamente, este servicio municipal se convirtió en uno de los más usados y aclamados por la comunidad, realizando más de 100 servicios al mes.

En el marco de una crisis humanitaria, nadie se imaginó que un gobierno local pudiese ampliar su cobertura hasta ofrecer un médico en cada hogar del municipio. Pero gracias al esfuerzo de aliados, voluntarios y un equipo médico que decidió quedarse en el país, El Hatillo no solo se convirtió en referente de gestión de salud municipal, sino también en ejemplo de vocación y convicción por el servicio público venezolano.

[1] Asamblea Nacional de Venezuela declara “crisis humanitaria de salud” por escasez de medicamentos en enero del 2016: http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/01/160125_venezuela_crisis_humanitaria_medicinas

[2] http://www.el-nacional.com/noticias/crisis-humanitaria/crisis-humanitaria-venezuela-holocausto-silencioso_213229

[3] http://800noticias.com/seccion-nacionales_content_alcaldia-de-el-hatillo-inaugura-clinica-movil-para-el-municipio

[4] http://www.el-nacional.com/noticias/historico/alcaldia-hatillo-lanzo-programa-embarazo-saludable_56315

[5] http://www.analitica.com/noti-tips/alcaldia-el-hatillo-y-digisalud-mejoran-la-salud-de-los-ninos-de-escuelas-municipales/

[6] http://elestimulo.com/blog/hatillanos-contaran-con-atencion-medica-domiciliaria-y-traslados-de-emergencia/


Alexandra Winkler
Fuente: Elpitazo.com