Luego de presiones, Asamblea respalda sentencia de 18 años de cárcel a Maduro - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

Luego de presiones, Asamblea respalda sentencia de 18 años de cárcel a Maduro


VZL12. CARACAS (VENEZUELA), 21/08/2018.- Diputados venezolanos participan en una sesión especial del Parlamento hoy, martes 21 de agosto de 2018, en Caracas (Venezuela). La Asamblea Nacional (AN, Parlamento) de Venezuela, de contundente mayoría opositora, convocó hoy para el martes a una sesión extraordinaria para debatir “las consecuencias” de las medidas económicas anunciadas por el presidente, Nicolás Maduro, que la oposición rechaza. EFE/Cristian Hernández

Se pide a los cuerpos de seguridad acatar la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia Legítimo, que no es otra que arrestar a Maduro por corrupto y hacerle pagar más de 18 años de prisión"

El debate fue tenso. Los diputados venezolanos convocaron a una sesión extraordinaria para este martes 21 de agosto —porque andaban de vacaciones— para discutir lo que ellos denominaron “medidas económicas” de Nicolás Maduro.

Al principio ese era el objetivo pero, afortunadamente, los parlamentarios de la «Fracción 16 de julio» (formada sobre todo por diputados de los partidos Alianza Bravo Pueblo y Vente) exigieron que se debatiera el histórico fallo del Tribunal Supremo de Justicia en el exilio, que condenó a Nicolás Maduro a más de 18 años de prisión.

“Acompañamos que sea debatido en el Parlamento la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia que condena a más de 18 años de prisión a Nicolás Maduro por los delitos de corrupción y legitimación de capitales (…) Vamos a solicitar en la sesión de hoy una moción de urgencia para que sean debatidos estos temas, no solo los demenciales anuncios de Maduro, que no son en materia económica sino política”, dijo, antes de la sesión, el diputado del partido Vente Venezuela, Omar González.

Luego, González hizo la propuesta en el hemiciclo del Palacio Federal Legislativo. Habló frente a los demás diputados, pero las reacciones fueron negativos. Varios, indignados porque el de Vente sugería que se debía apoyar al Tribunal Supremo de Justicia en el exilio, le gritaron e insultaron.

“¡Ya basta! Yo estoy exigiendo que se acate la sentencia de un Tribunal Supremo de Justicia que nosotros elegimos. Nosotros estamos exigiendo que se respete lo que es la solución a esas medidas políticas. ¡No le tengamos miedo! ¡No le tengamos miedo a buscar la solución! ¡La solución es la salida de Nicolás Maduro y su régimen!”, dijo González. Exigió respeto. Mientras, varios diputados manoteaban e insultaban. Particularmente el de Primero Justicia, Carlos Paparoni, quien se exhibió colérico.

El diputado Omar González, que alzó la voz ante la jauría, merece respeto. Lo atacaron e insultaron, en el hemiciclo, sus supuestos compañeros de contienda. Por pedir lo sensato expuso la histeria de los otros. De los que rechazan al Tribunal Supremo de Justicia en el exilio y quienes han tratado de menospreciar el valor de los magistrados.

“¿Qué nos queda a nosotros como legisladores? ¡Cumplir con el mandato de ese TSJ! Cumplir con su mandato. Nosotros lo asignamos, legítimo. Y quiero decirles a ustedes: no son nuestros enemigos, son nuestros compañeros de lucha. Pero no podemos dejar que nos destruyan nuestros enemigos. Yo le hago un llamado a la directiva de la Asamblea Nacional que cumplamos con el mandato. Es el paso inmediato”, dijo en su discurso el diputado de Vente, Juan Pablo García, quien también forma parte de la «Fracción 16 de julio».

Al final, sí se discutió el fallo del Tribunal Supremo de Justicia. Y, en el Parlamento, se aprobó por mayoría un acuerdo que, entre varios puntos, incluye que “hay abandono de cargo del presidente de Venezuela y se pide a los cuerpos de seguridad acatar la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia Legítimo, que no es otra que arrestar a Maduro por corrupto y hacerle pagar más de 18 años de prisión”, según informó la periodista venezolana, Carla Angola.

Se trató, sin duda, de una inmensa conquista de la sociedad, cuya voluntad se impuso a la docilidad de los parlamentarios. Porque se sabía que los diputados no querían debatir el fallo. Que lo menospreciaban. Que abandonaron a los magistrados. Porque lo dijeron los parlamentarios y el mismo presidente de la Asamblea, Omar Barboza. 

(Se debe recordar cómo en una entrevista en abril de este año el diputado de Primero Justicia, Marco Bozo, dijo que el Tribunal Supremo de Justicia es inconstitucional, pese a que fue electo por la misma Asamblea. También, ese mes el medio Runrunes reveló que “en los pasillos del Palacio federal Legislativo, asambleístas de distintos partidos cuestionaban la viabilidad de la iniciativa promovida por los magistrados ‘legítimos’. Advertían que tenía serias fallas jurídicas y señalaban que el TSJ en el exilio estaba siendo controlado por los sectores más radicales de la oposición”).

También es importante saber que, antes de que los diputados cedieran este martes 21 de agosto, hubo fuerte presión por gran parte de la sociedad y de importantes dirigentes y opinadores venezolanos. 

Incluso, el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, publicó una carta abierta al presidente de la Asamblea, Omar Barboza, en la que le pidió que acatara la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia en el exilio.

“Su no acatamiento lo situaría a usted al margen de la institucionalidad democrática y lo transformaría en cómplice de una dictadura que ha destruido a su país”, se lee en la carta de Almagro.

Por ello, el diplomático y expresidente del Consejo de Seguridad de la ONU, Diego Arria, escribió: “Gracias al Tribunal Supremo de Justicia legítimo, a Luis Almagro y a la Fracción 16 de julio”.

“Vamos a hablar claro. Ese acuerdo incompleto que acaba de aprobar la Asamblea solo fue posible por la presión internacional de Almagro, la terquedad de la Fracción 16 de julio y la presión de las redes sociales”, dijo un usuario en Twitter.

Luego de conocerse la sentencia, Almagro reaccionó. El secretario general escribió en Twitter: “Saludamos la decisión de la Asamblea en respaldo de la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia legítimo. Un paso fundamental hacia la democratización en Venezuela”.

Elecciones y el rechazo al de la OEA
En medio del debate hubo expresiones, lamentables, que también se manifestaron. El diputado, expresidente de la Asamblea Nacional y líder de Acción Democrática, Henry Ramos Allup, aprovechó la sesión extraordinaria para volver a insistir en elecciones. Igual, alertó a la comunidad internacional que no toleraría una «incursión por los recursos».

“La única forma de acomodar, en política, es haciendo elecciones. La forma de pasar de un régimen de participación cerrada a uno abierto, es con elecciones. La presión internacional bien ejercida puede ser determinante. Pero no para andar entrometiéndose en la situación venezolana para ponerle la mano al coroto”, dijo.




 Orlando Avendaño @OrlvndoA.-PanamPostEs