No habrá ceros que aguante, por Oscar Morales - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

No habrá ceros que aguante, por Oscar Morales


No habrá ceros que aguante, por Oscar Morales


La reciente decisión del Ejecutivo que aplaza la reconversión monetaria para el 20 de agosto, y que además aumenta la eliminación de ceros,  pasándolo de 3 a 5, lo único impactante que trae consigo es la confusión que le generará hasta al Presidente del Banco Central. Más de uno vivirá calculando las operaciones una y otra vez: “Eran 30 millones, tiene 7 ceros, le quito 5, me quedan 2, total, total, no lo sé”. 

Por otra parte, fue anunciada una reforma a la Ley de Ilícitos Cambiarios. A mi juicio, es otro contrasentido, pues, en lugar de modificarla, lo ideal sería la anulación. Deberían preguntarse lo siguiente: ¿Cuál economía, que se declare saludable y próspera, vive con una ley que resguarde un control cambiario? Silencio fúnebre por aquí.

Igualmente, el Presidente Maduro aprovechó para informarnos que “el nuevo cono monetario va a tener una nueva manera de anclaje al Petro para estabilizar y cambiar la vida monetaria y financiera de manera radical”.  Para ilustrar esta declaración, les pregunto: Amigo lector, ¿usted ha visto un Petro? Lo dudo.  Entonces, resulta que nuestra moneda estará anclada a algo inexistente. Créanme que esto fue el peor de los contrasentidos comunicados.

No hace falta ser un genio para saber que la inutilidad de este plan de reconversión monetaria, está  bautizada con el fracaso antes de su implementación, porque (salvo la facilitación en el manejo de las cantidades nominales) detrás de esta medida  no está lo más importante: orden fiscal y monetario amparado bajo reglas legales e institucionales. Por lo tanto, considerando  este ritmo hiperinflacionario, el nuevo cono monetario perderá más de la mitad de su valor en menos de 2 meses y nos expresaremos nuevamente en cifras millonarias antes que llegue la próxima Semana Santa.

Les sugiero que guarden el borrador del decreto promulgado, porque con este monstruo hiperinflacionario lo van a necesitar en menos de 6 meses para notificar lo mismo. Para sanar nuestras complejas enfermedades económicas, se requiere transitar hacia un plan de estabilidad macroeconómica y no medidas cosméticas. En otras palabras, sin planes económicos integrales que apunten seriamente a la disciplina, transparencia y credibilidad fiscal-monetaria, no habrá ceros que aguante.

Los problemas no se resolverán omitiendo las causas, al contrario, aumentarán. Los desequilibrios de fondo permanecerán. Entiéndase que la medida no es la reducción de los ceros, esto es simple maquillaje. Reconózcase que no ocurrirá nada distinto si no se afronta todas las deformaciones económicas con un programa integral riguroso, coherente y creíble.

No pierdan el tiempo navegando contra el viento, dice el refrán. No insistan en predicar en el desierto, porque no generan ninguna confianza. Quemen el diccionario de las necedades que se aprendieron y que repiten sin pudor. Por decreto no se acaba el sufrimiento y con fusiles menos aún. Es hoy ilusión y mañana decepción. Razonen.


Fuente: Panorama.com.ve