Nuevamente el gobierno tapa pruebas en un sitio que está en investigación - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

Nuevamente el gobierno tapa pruebas en un sitio que está en investigación


Nuevamente el gobierno tapa pruebas en un sitio que está en investigación


El gobierno mandó una cuadrilla de obreros pertenecientes a la Misión Barrio Nuevo, Barrio Tricolor al edificio donde cayó el segundo dron que fue usado en el atentado contra Maduro
La tarde de este 8 de agosto, una cuadrilla de la Misión Barrio Nuevo, Barrio Tricolor llegó a las residencias Don Eduardo, donde el 4 de agosto cayó el segundo dron usado en el atentado contra el presidente Nicolás Maduro. El motivo: realizar reparaciones al apartamento afectado por la explosión.

Vecinos de Santa Rosalía, en Caracas, comentaron que el camión perteneciente a la Misión llegó pasadas las 2 de la tarde. El equipo de El Pitazo pudo contabilizar que al menos ocho obreros estuvieron en la reparación.

Los mismos se encargaron de derribar toda la pared del cuarto afectado por la detonación y también se dedicaron a ejecutar arreglos al techo del apartamento.

A través de la ventana del apartamento se observó a la que se presume sería la dueña del inmueble: una mujer de más de 40 años, cabello rubio y que en un momento se dedicó a darles agua a los miembros de la cuadrilla.

El apartamento donde cayó el segundo dron -que de acuerdo al ministro de Interior, Néstor Reverol, portaba un kilo de explosivo C4- no es el único espacio donde ha ocurrido un suceso, y que a pesar de estar abiertas las investigaciones, el gobierno toma acciones en él.

El pasado 17 de enero, fueron derribadas algunas columnas y paredes del chalet que usó el piloto Óscar Pérez y su grupo para esconderse en el Junquito.

No conforme con eso, el día 29 de enero se difundieron varias imágenes donde se mostraba que el sitio donde fue ejecutado el funcionario del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) había sido reducido a escombros.

Sobre este hecho, la diputada Delsa Solorzano denunció que el gobierno quiso “desaparecer las pruebas de que utilizaron armas de guerra en contra de un grupo de seis personas que se rindieron ante el mundo y eso es una violación a la ley policial”.



Fuente: elpitazo.com