Ni las tarjetas inteligentes ni los tickets amarillos han llegado al Metro para su venta - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

Ni las tarjetas inteligentes ni los tickets amarillos han llegado al Metro para su venta



Ni las tarjetas inteligentes ni los tickets amarillos han llegado al Metro para su venta



En torno al mecanismo de cobro, trabajadores de la institución explicaron que hasta la fecha no han recibido los rollos de tickets que serán despachados a quienes no adquieran las tarjetas magnéticas. Los dispositivos de recarga serán vendidos en dos modalidades: plástico y cartón.

Caracas. Después de la sarta de medidas económicas, lo único que hasta ahora parece cierto en todo el terreno político es que el Gobierno no atina en sus anuncios. Con un incremento de 1.250.000 % en puertas, que el pasado 23 de agosto fue el regocijo para la vicepresidenta de la República, Delcy Rodríguez, el Metro de Caracas luce descarrilado. Algunos usuarios ni siquiera se toman en serio el aumento y el Gobierno no termina de procurar las condiciones básicas para que, efectivamente, sea una decisión de verdad.

Para quienes toman el servicio subterráneo, casi nada está claro a excepción del nuevo monto por viaje: 0,50 bolívares soberanos, 50.000 del antiguo cono. Frente a la escasez de efectivo y la saña de cualquier cola para retirarlo, hay quienes se plantean la necesidad de cancelar el Metro a través de puntos electrónicos de venta. Pero hasta ahora no ha sido una opción para la compañía estatal, ni siquiera figura en la lista de promesas en la que sí destaca el carnet de la Patria como mecanismo de pago.


Recorrido por la estaciones del metro de Caracas.

En la estación Plaza Venezuela, la más concurrida del sistema, aún no ha sido reactivada la caseta que da acceso a los usuarios que ingresan desde Sabana Grande, por el extremo este. Ni en La Hoyada ni en Capitolio hay listas visibles de precios, pues hasta ahora la institución ni siquiera ha establecido el monto de las tarjetas inteligentes, un mecanismo de pago implementado en 2015 y que esta vez incluye una nueva variante: además de cartón, las tarjetas también serán de plástico.


Sin embargo, el Metro aún no ha distribuido los plásticos ni cartones magnéticos para su venta, como estaba previsto para este miércoles, de acuerdo con lo informado por la compañía en una nota de prensa. En medio de toda la incertidumbre y el desmayo del transporte urbano, hasta las fechas de ventas de los boletos del Metro quedan en entredicho.

Según el anuncio oficial, el Metro de Caracas empezará a cobrar sus servicios de tren, Metrobús, MetroCable y CableTren a partir del 10 de septiembre, todos por un monto de Bs. S. 0,50. Pero en respuesta a cualquier demanda, el sistema ha anunciado una jornada de ventas de tarjetas inteligentes de las que hasta ahora los empleados no saben nada. La jornada, que debió iniciar este miércoles en 25 estaciones, no pudo ser. En lugar de ello, el Metro responde en su cuenta de Twitter con una reprogramación de las ventas para el próximo sábado.

En la estación Plaza Venezuela, por ejemplo, los operadores consultados por Crónica.Uno en la caseta ubicada en el extremo oeste admitieron que hasta ahora no manejan fecha para reanudar el cobro del servicio subterráneo. Tampoco estiman el lunes como posible comienzo del cobro de boletos.

Morelia Marcano, vecina de Santa Rosalía, cree que es necesario implementar una campaña informativa para reeducar a los usuarios y hacerles ver la importancia de pagar por lo que se recibe. “Hay que comenzar desde cero, porque aquí se nos desacostumbró a pagar lo que por ley debemos recibir”, enfatiza.

Otros usuarios consultados desestiman el cese del período gratuidad del Metro. Algunos incluso creen que el período de gracia podría extenderse por la falta de efectivo y la poca disposición del Gobierno para resolver el problema en un momento en el que se hace alarde del nuevo cono.


Para agilizar el uso del subterráneo, el Metro informó que en el caso de la tarjeta inteligente plástica podrá ser recargada hasta por Bs. S. 327,00, lo que es igual a decir 1000 viajes. Mientras que la de papel es recargable por hasta 10 viajes. Cada dispositivo tiene un costo adicional que hasta ahora no ha sido definido.

En La Hoyada, una de las estaciones más importantes en el centro de la ciudad, los operadores ni siquiera disponen del personal completo para cubrir los tres turnos del Metro. “Faltan computadoras y no han terminado de instalar las que trajeron”, dijo una empleada.

El último ajuste oficializado por el Metro, que ubicó la tarifa simple en 4 bolívares, se hizo en 2014 y se mantuvo vigente hasta hace unos días. Para quienes intentaban pagar el servicio, que en 2017 renunció a toda posibilidad de cobro, el monto era tal vez la mayor sátira de una economía que se devoró cualquier pretensión de pago, y que cede frente a la hiperinflación. En torno a las nuevas tarifas, trabajadores de la institución explicaron que hasta la fecha no han recibido los rollos de tickets que serán despachados a quienes no adquieran las tarjetas magnéticas.



Por Julio Materano
Fuente: cronica.uno