Los “fantasmas” del chavismo que fueron víctimas de la “revolución” - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

Los “fantasmas” del chavismo que fueron víctimas de la “revolución”


Los “fantasmas” del chavismo que fueron víctimas de la “revolución”


Desde los casi 20 años de la revolución en Venezuela, muchos han sido los personajes socialistas que han muerto. Desde figuras muy importantes como el expresidente de la República, Hugo Chávez, hasta Constituyentes que formaban parte de la ilegítima Asamblea Nacional madurista.

El 5 de marzo del año 2011 murió la líder popular revolucionaria Lina Ron, supuestamente de un ataque del corazón. Lo curioso del caso es que Ron venía teniendo diferencias muy notorias con los líderes de la revolución, hasta con el mismo Ejecutivo Nacional de la época Hugo Chávez, la muerte de la fémina nunca fue investigada a profundidad.

Los “fantasmas” del chavismo que fueron víctimas de la “revolución”


Por otra parte, el gobernador chavista de Guárico, William Lara, murió el 10 de septiembre de 2010 en un supuesto accidente de transito luego de que su auto cayera en el río Paya, cerca de San Juan de los Morros.

Lo que llama la atención de su muerte repentina, es que  Alejandro Mirabal, guardaespaldas y conductor de Lara, se salvó del siniestro mientras que el Gobernador, que había peleado días antes con Chávez tras haberle reclamado al Presidente presencia de narcotráfico en su Estado, murió ahogado. Este fue otro caso que pasó por debajo de la mesa ante las investigaciones.


Dos versiones en una muerte

El primero de octubre del año 2014 los medios de comunicación reseñaron la muerte  de Robert Serra, diputado en la Asamblea Nacional de Venezuela por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Los “fantasmas” del chavismo que fueron víctimas de la “revolución”


Su asesinato ha sido uno de los casos que más ha llamado la atención desde el punto de vista político, ya que se manejan dos versiones que dejan mucho qué pensar. Portales de noticia informaron que el joven revolucionario había sido encontrado muerto en su residencia, ubicada en La Pastora, maniatado, amordazado y con más de 30 puñaladas cerca del tórax.

Según versiones del gobierno, Serra fue asesinado por una banda paramilitar colombiana de Leiver Padilla Mendoza, alias El Colombia. Otras fuentes indican que su asesinato fue un crimen pasional,  sin embargo ambas hipótesis aún son un misterio para la nación.

Los “fantasmas” del chavismo que fueron víctimas de la “revolución”


Otra muerte que estremeció a la política venezolana fue el asesinato del fiscal de la República, Danilo Anderson, justo cuando se encontraba investigando más de 400 personas acusadas de crímenes contra el Estado venezolano y los asesinatos  realizados durante el  golpe de Estado de abril de 2002.

El fiscal murió en la urbanización Los Chaguaramos de Caracas justo cuando se trasladaba en su vehículo camino a su casa, durante el trayecto supuestamente se activo desde un teléfono móvil un explosivo que había sido colocado en la parte de abajo de su asiento. Para la época los crimines realizado con coches bombas eran pocos comunes, personas aseguran que el hecho fue obra del Gobierno Nacional, ya que el Estado metió preso a varias personas que intentaron investigar el caso.

La incógnita más grande de Venezuela

Los “fantasmas” del chavismo que fueron víctimas de la “revolución”


Sin embargo, la muerte más misteriosa, impactante, importante y más cuestionada fue la del presidente, Hugo Chávez Frías. El mismo venía sufriendo desde hace años un cáncer en el colón, dicha información la dio al país el periodista venezolano, Nelson Bocaranda y días después el gobierno la confirmó.

Chávez viajó muchas veces a la isla de Cuba para realizarse tratamientos que lograran contrarrestar la enfermedad, cuando regresaba se le veía cambiado, poco cabello, hinchado pero nunca cambió su carisma con el pueblo que según tanto amó.


Sin embargo, durante una cadena nacional acompañado de su gabinete ministerial, Chávez anunció al país que sería nuevamente intervenido en Cuba, pidiéndole al país que si algo llegara a suceder durante la operación votaran por Nicolás Maduro, en unas posibles elecciones presidenciales, tomando en cuenta que Chávez había sido reelegido para el cargo dos meses atrás.

El presidente viajó a Cuba y más nunca se supo de él, luego de la intervención quirúrgica el Gobierno Nacional mostró una foto de Chávez “leyendo” el periódico Granma posando con sus dos hijas, pero jamás se mostró un video o más imágenes que comprobaran que en realidad estaba vivo.

Muchos eran los rumores que corrían sobre la supuesta muerte del presidente venezolano en Cuba y que la foto donde salía con el periódico  cubano era un montaje. Con esa duda estuvo el  pueblo venezolano hasta que el 5 de marzo de 2013 cuando en horas de la tarde mediante una cadena nacional, el actual presidente de la República, Nicolás Maduro, junto con el alto mando militar y ministros informó que Chávez había muerto.

Antes de su “entierro” el gobierno colocó el “cuerpo embalsamado” del difunto Presidente en la Academia Militar de Caracas, para que los ciudadanos pudieran verlo y dar su último adiós. Sin embargo, se especula que la figura que se encontraba en la urna no era el cuerpo de Chávez sino un muñeco.

Lo curioso en el caso de la muerte de Chávez, es que hace meses la fiscal general de la República en el exilio, Luisa Ortega Díaz, aseguró que Chávez murió el 28 de diciembre del año 2012 y no el 05 de marzo de 2013 como el régimen de Venezuela asegura.

Ortega durante una entrevista al portal de noticias Punto de Corte, detalló lo siguiente, “lo que sí te puedo decir, es que yo estaba fuera del país el día 28 de diciembre (2012) y me llama Diosdado: ´vente que Chávez se murió´. Nosotros compramos pasajes para regresar a Venezuela, pero después me llama para decirme que no se murió. Te cuento lo que ocurrió, tal cual. Siempre pedí el acta de defunción de Chávez, el tema de las hijas, de las otras hijas que tenía, todas esas cosas, incluso tenemos una investigación sobre ese caso”, lo cual sigue siendo un misterio como las otras muertes revolucionarias.




Fuente: venezuelaaldia.com