Hemofílicos venezolanos solicitarán a la CIDH medidas cautelares que les garanticen medicinas - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

Hemofílicos venezolanos solicitarán a la CIDH medidas cautelares que les garanticen medicinas



Hemofílicos venezolanos solicitarán a la CIDH medidas cautelares que les garanticen medicinas



Un grupo de venezolanos con hemofilia, con el apoyo de varias Organizaciones No Gubernamentales, prepara una solicitud de medidas cautelares ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que le permita recibir los factores de coagulación y otros tratamientos para lidiar con esa condición que el Estado venezolano no les ha garantizado.
La abogada Natasha Saturno explicó que la idea de esta solicitud colectiva es “replicar lo que se hizo con Johonnys Hernández en 2017”, que contemplaba el cumplimiento del tratamiento por parte del Estado venezolano y la garantía al derecho a la salud.

“En esta oportunidad la solicitud es mucho más compleja, porque se trata de 9 casos individuales, de los cuales 2 son menores de edad. Ha tomado bastante tiempo porque cada caso tiene características complejas que requieren mayor precisión en los escritos. Además, hemos tenido dificultades para documentar, porque son personas que viven en las regiones del país, donde hay más problemas con la electricidad, el internet, el teléfono, entre otros, lo que obstruye la comunicación”, manifestó.


Personas con VIH obtuvieron medidas cautelares

La defensora indicó que recientemente la CIDH otorgó medidas cautelares a 43 personas con VIH/sida en el país que exigen el acceso al tratamiento antirretroviral por parte del Estado venezolano.

Precisó que más de 79.000 personas con VIH dejaron de recibir estos medicamentos antivirales específicos desde 2017, y que el número de defunciones aumentó de 1.800 en 2014 a posiblemente más de 5.000 en el último año.

Saturno indicó que la Comisión “pide mucho nivel de detalle”, y recordó que en el caso de Johonnys Hernández, con hemofilia tipo A, recabar toda la información necesaria requirió 4 meses, “mientras el de VIH tomó mucho más tiempo”.

Señaló que este joven “no recibe su tratamiento de forma regular”, específicamente el factor VIII, y que el Gobierno alega que no puede garantizar el derecho a la salud debido a la llamada “guerra económica”.

“En Venezuela estamos en una emergencia humanitaria compleja por la diversidad de sus causas y la magnitud de sus consecuencias. El Estado ha permitido algunas ayudas técnicas, pero estas resultan insignificantes ante las necesidades que estamos viviendo. Una opción es el uso de la cooperación internacional para palear el sufrimiento humano, pero esto debe venir de la mano con políticas efectivas dirigidas a resolver la crisis”, expresó.

Aseveró que las expectativas respecto al caso de las personas con hemofilia, “es darles una voz, porque uno no se puede quedar indiferente ante lo que sucede. Queremos que el Estado entienda que debe cumplir con su responsabilidad de garantizar el derecho a la salud de estas personas y de todos los venezolanos, y si no, que su falta de actuación sea evidente ante la comunidad internacional”.

Explicó que tanto en el caso de la hemofilia como el de VIH no hay los tratamientos que se requieren, y los pocos que se consiguen provienen de ayudas técnicas, “pero alcanza para pocos meses”.

Saturno comentó que “la gente tiene mucho miedo a tomar acciones, especialmente las personas que dependen de las cajas de alimentos de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) o que trabajan para el gobierno. Ambas situaciones son usadas como mecanismos de control social”.



Por Manuel Tomillo C.
Fuente. caraotadigital.net