“No quiero que mi hijo se me muera en una máquina”, madre de paciente renal del J.M. de los Ríos - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

“No quiero que mi hijo se me muera en una máquina”, madre de paciente renal del J.M. de los Ríos


“No quiero que mi hijo se me muera en una máquina”, madre de paciente renal del J.M. de los Ríos


Andrés Fernández es uno de los sobrevivientes del brote infeccioso que enlutó al servicio Nefrología del hospital de niños José Manuel de los Ríos. Desde entonces, han fallecido 19 pacientes renales que recibieron atención en el área. “No quiero que mi hijo muera en una máquina”, reclama Vicky Fernández, madre del adolescente, quien desde hace tres meses está a la espera de una operación de cambio de catéter.

Vicky es una de las madres del servicio de Nefrología que se reunieron en la entrada del hospital para denunciar la muerte de niños con deficiencias renales. Este viernes, 2 de noviembre, las ONG Prepara Familia y Cecodap realizaron unas oraciones a las puertas del principal centro pediátrico del país para recordar a los pacientes que han fallecido desde 2017.

Argenis Navarro, 14 años. Ángel Quintero, 3 años. Rafael Velásquez, 7 años. Samuel Becerra, 11 años. Son algunos de los nombres pegados en la estatua de piedra del doctor José Manuel de los Ríos, que recibe a quienes ingresan al hospital de niños. Todos fueron asistieron al centro pediátrico para tratar sus patologías. Todos fallecieron.

Doce de los pacientes murieron en 2017; tres en 2018; y otros cuatro fallecieron fuera del hospital, en sus casas o en otros centros de salud, pero fueron atendidos en el J.M. de los Ríos durante el brote infeccioso.

“Cada día mueren niños de todos los servicios”, insistió Katherine Martínez, directora de Prepara Familia. Explicó que el pasado 2 de octubre ambas ONG celebraron una reunión con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) para hacer una revisión de las medidas cautelares otorgadas por el organismo en favor de los niños de Nefrología el pasado mes de febrero.

Martínez precisó que el Estado venezolano se comprometió a presentar un cronograma de fechas con las medidas que implementaría para garantizar el cumplimiento del acceso a la salud de los pacientes del servicio. Sin embargo, la directora de la ONG denunció que el Gobierno aún no ha dado respuesta.

“No tenemos ningún cronograma para la fecha”, indicó. Han transcurrido ocho meses desde el otorgamiento de las medidas de la Cidh. Desde entonces, el servicio de Nefrología está lejos de funcionar a óptima capacidad.

De un total de 15 máquinas de diálisis, 10 están en funcionamiento. Las madres de los pacientes denuncian que el suministro de antibióticos continúa siendo irregular, al igual que el de medicamentos inmunosupresores. También que el programa de trasplantes, uno de los requisitos establecidos en la medida, continúa paralizado.

“Nosotros hacemos un llamado al Gobierno. No queremos que nuestros hijos dependan de una máquina de diálisis por el resto de sus vidas”, rogó el padre de un paciente. El programa de trasplante de órganos se paralizó en 2017 y la operación representa la única esperanza que tienen los pacientes renales de llevar una vida normal.

Los padres de los niños también denunciaron que el hospital no cuenta con los insumos necesarios, entre ellos los catéteres que se les colocan a los niños para “conectarlos” a las máquinas de diálisis.

“Mi hijo tiene dos bacterias y ya tiene tres meses esperando a que le cambien el catéter. Yo no tengo para hacerle la operación en una clínica, donde me están cobrando 5 mil dólares. Estamos esperando que la directora del hospital nos dé una respuesta”, reclama Vicky Fernández, la madre de Andrés.

El pasado 21 de febrero la Cidh solicitó al Estado venezolano garantizar el acceso a la salud a los pacientes del servicio de Nefrología. La medida cautelar contempla la dotación de insumos, la reactivación del programa de trasplante y la limpieza de los tanques que surten a la unidad de hemodiálisis.

En octubre de este año, Prepara Familia y Cecodap solicitaron al organismo ampliar las medidas cautelares a otros 13 servicios del J.M. de los Ríos, entre los que se encuentran Cardiología, Hematología y Neurocirugía.


by JULETT PINEDA SLEINAN 
Fuente: Efectococuyo.com