Centro de Lactancia del J.M. de los Ríos atiende en el cafetín desde hace un mes - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

Centro de Lactancia del J.M. de los Ríos atiende en el cafetín desde hace un mes



Centro de Lactancia del J.M. de los Ríos atiende en el cafetín desde hace un mes



El servicio de Mi gota de leche dejó de prestar servicios luego de que el ascensor de la torre de consultas del hospital J.M. de los Ríos dejara de funcionar. En el pediátrico, solo operan dos de nueve elevadores



En el J.M. de los Ríos, actualmente, funcionan solo 2 de los 9 ascensores que tiene el centro de salud | Foto: Rayner Peña R.

Caracas.- El centro de lactancia del hospital J.M. de los Ríos tiene un mes recibiendo consultas en el cafetín del hospital porque el ascensor de la torre de consultas, donde está ubicado el servicio, dejó de funcionar y, hasta ahora, la directiva del pediátrico no ofrece respuesta sobre la reparación del elevador.

El ascensor que se dañó era el único de los dos que tiene la torre de consultas, por donde subían las madres y sus bebés al piso 4, donde está ubicado el centro de lactancia materna, conocido como Mi gota de leche. El elevador comenzó a presentar fallas el 9 de noviembre y, luego, el 12 dejó de funcionar.

La jefa de Mi gota de leche, Evelyn Niño, envió el 7 de diciembre una misiva a Natalia Martinho, directora del hospital de niños, y luego al Ministerio de Salud. En la carta indicó que la directiva, pese a la receptividad y disposición, manifestó que era difícil la evaluación y reparación de los daños de los dos ascensores de la torre de consultas porque no se cuenta con los recursos económicos necesarios para la reparación.

Tras la avería del ascensor, el servicio decidió suspender las consultas hasta tanto no haya respuesta sobre la reparación del aparato. Niño señaló que en el centro de lactancia hay personal médico y de enfermería que tiene limitaciones físicas para subir escaleras.

“Yo tengo comprometidas las dos rodillas y una enfermera también tiene problema en la columna y no podemos llegar al servicio por las escaleras. Incluso, tampoco pueden aquellas madres que están recién paridas o que les han practicado una cesárea, y muchas de ellas van acompañadas de personas de la tercera edad”, explicó.

Desde el 12 de noviembre, la consulta se realiza en el cafetín, en un espacio reducido y que no reúne las condiciones higiénicas y de seguridad para atender a las madres y sus bebés. La atención solo se centra en orientar a las mujeres en la lactancia materna, pero actividades de evaluación de los pechos y extracción de leche no se pueden realizar.
“Al servicio acuden madres con pechos rotos o mastitis, que deben ser evaluadas al descubierto, también van bebés que tienen problemas para succionar la mama y eso requiere de la manipulación del seno para extraer la leche, y en ese espacio no lo podemos hacer”, dijo Niño.

Niño apuntó que en las primeras cuatro semanas se dejaron de atender 20 binomios (madre – lactante) diarios, que necesitarían orientación y apoyo sobre la lactancia materna. Eso implica un total de 40 pacientes al día que dejaron de acudir al servicio (800 madres e hijos al mes). “Esto es grave en un país donde hay tantos casos de desnutrición y se necesita promoción de la lactancia materna”, soltó José Soto, médico pediatra del J.M. de los Ríos.

Niño sostuvo que, además de la reparación del ascensor, solicitan que el servicio sea reubicado en su sitio original. El centro de lactancia materna funciona en el laboratorio de inmunología, en el piso 4, desde el año 2015, después de que lo mudaran desde la torre de hospitalización. En 2013, el Ministerio de Salud prometió remodelar el espacio donde estaba originalmente el servicio, en el piso 1 de la torre de hospitalización, pero esas labores nunca se ejecutaron.


Un problema sin solución

La falla en los ascensores es solo uno de los problemas de infraestructura que enfrenta el hospital de niños y que, en el tiempo, se ha agudizado. En 2015, la Sociedad de Médicos del J.M. de los Ríos apuntaba que para ese año de 9 ascensores que hay en el centro pediátrico, 6 estaban operativos.

Actualmente de los 9 elevadores, solo 2 están operativos. Los únicos aparatos que funcionan están ubicados en la torre sur del pediátrico, que da hacia el servicio de cirugía, y el de la torre central, donde se encuentran los servicios de medicina 1 y 3.

El pasado mes de  marzo, el ascensor de la torre de hospitalización presentó un daño en la polea y obligó a suspender las intervenciones quirúrgicas por al menos tres semanas, hasta que la dirección del centro rehabilitó el elevador.


Armando Altuve
Fuente: elpìtazo.com