La irreconciliable unidad || Por Carlos Benucci - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

La irreconciliable unidad || Por Carlos Benucci


La irreconciliable unidad || Por Carlos Benucci




En política, es normal que exista la unidad de actores para la conquista de ciertos fines. En democracia, las alianzas surgen a partir de negociaciones que se realizan en torno a escenarios electorales, debido a que las diferencias que se generan en el seno de la democracia, se dirimen a través del voto como expresión popular. La negociación política se efectúa en el marco del alcance del poder, por ello, los actores encontrados a establecer una negociación dialogan a partir de una repartición de cuotas de poder como fin último.

¿Y qué sucede cuando tal cosa como la resolución de los conflictos de lo público no se establecen bajo un marco democrático? o peor, ¿Cómo pueden hacer los actores políticos -no oficiales- para acceder a los espacios reales y formas efectivas de resolución de conflictos, es decir, el poder, cuando se les persigue, reprime, asesina y tortura? La verdad es que en las democracias pareciera que nunca se lidió con la idea de qué hacer cuando a esta se le destruyeran sus bases. Precisamente esto es lo que hace muy difícil el responder la pregunta, y por sobretodo, dar una respuesta práctica.

Entendiendo entonces que tenemos un Estado criminal y fallido, con vínculos con la guerrilla y el narcotráfico internacional más sólidos que con las mismas democracias internacionales, pone cuesta arriba pensar en una remota posibilidad de acción política tradicional, como las que resolveríamos en una democracia, en el seno de un parlamento, en una mesa de negociación, en una asamblea al calor de la gente.

Parece entonces evidente y muy bien explícito que el caso de Venezuela debe ser atendido no sólo como un caso existencial para los venezolanos sino como un caso para la seguridad internacional y de la región.

Hablando un poco de la reacción de la comunidad internacional, en las últimas semanas hemos visto cómo arrecian las sanciones y el congelamiento de cuentas bancarias de los personeros del régimen; el desconocimiento ante un régimen ilegítimo ya se hace un clamor internacional. Cada día que transcurre es un paso adelante ante el debilitamiento del sistema tiránico, sin embargo, la acción política a lo interno del país es fundamental. No hay posibilidades de Quiebre si no se fuerza la estructura represiva desde todas sus espacios y ahí es donde los actores de oposición sólo tenemos dos opciones.

Hoy las posturas están muy claras, o estás con el pueblo venezolano en su resistencia por salir de la tiranía, o estás con el régimen. Es por ello que hay acciones, hechas por actores de oposición que terminan favoreciendo a Nicolás Maduro: el diálogo y elecciones son un ejemplo de ello.

Para quienes buscan la convivencia, acuerdos o acomodos con el régimen, resultan siendo hasta más dañinos que los mismos sectores oficialistas, pues estos desvían la atención y presentan alternativas que oxigenan al comunismo en Venezuela. Por ello, a dichos actores, es necesario identificarlos y exponerlos, hacer ver que sus opciones van más allá de su ingenuidad existen vínculos e intereses comerciales de los que también han disfrutado de beneficios.

La transición política también pasa por desplazar a una camarilla de políticos corruptos y sinvergüenzas. No todos visten de rojo.



Por: @Carlos_Benucci
Fuente: caraotadigital.net