¿Qué va a pasar el 10 de Enero del 2019? | Por Agustín Blanco Muñoz - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

¿Qué va a pasar el 10 de Enero del 2019? | Por Agustín Blanco Muñoz



¿Qué va a pasar el 10 de Enero del 2019? | Por Agustín Blanco Muñoz



Historiador venezolano. Dedicado durante décadas al estudio de la historia violenta de Venezuela, ejerce la docencia en la UCV, coordina el Centro de Estudios de Historia Actual y la Cátedra Pío Tamayo de la UCV

 La pregunta se relaciona con lo expuesto por una importante fracción de auto declarados opositores, que mantienen la tesis que de un momento a otro puede ocurrir eventos que impidan la juramentación de Nicolás Maduro en la fecha acordada por el CNE. Y cuando se plantea esta salida, no se puede menos que examinar los escenarios o posibilidades  que tiene la misma.

 ¿En qué ha perjudicado la revolución bolivariana al capitalismo norteamericano para que encabece una invasión militar?

1) ¿Se producirá en los próximos días la tan comentada invasión militar encabezada por EEUU? Hasta el presente no hay ninguna evidencia de que aquí  pueda ocurrir un evento tipo Manuel Noriega (1989) o Manuel Zelaya (2009). ¿Cuál es el peligro real de este ex país para la primera potencia militar del planeta? ¿En qué ha perjudicado la revolución bolivariana socialista al capitalismo norteamericano? ¿Invadir una revolución protegida y aprovechada al máximo por  potencias como China y Rusia?

 Aquí está establecido el más extendido clientelismo

La invasión yanqui se traduce hoy en sanciones a funcionarios gubernamentales y en un cerco económico que le sirve al régimen para culpar al imperio como único causante del fracaso de sus lamentables ejecutorias económicas, que parten de una “doctrina” que no mueve las fuerzas productivas hacia un programado mayor rendimiento del "Estado Socialista" que le proporciona la tarifa indispensable para su sobrevivencia. Se establece de este modo el más extendido clientelismo. Y así, el militante socialista del siglo XXI sólo sabe del mismo que es capaz de otorgarle un subsidio de manera permanente.

 La inflación sobrepasa todo control

Pero es tal el nivel del hoyo económico que hoy hace acto de presencia, que desde la puesta en marcha del nuevo cono monetario, presentado como el gran medicamento para estos males, y a pesar del decreto de un salario mínimo de 1.800  soberanos, la inflación ha crecido poderosamente por la incapacidad oficial de controlar la incidencia del dólar paralelo que sigue marcando la pauta-control de los precios.

Hazte socialista o muérete de hambre

Y esto, unido a altos grados de especulación, crea un nivel de angustia-desesperación nunca antes visto en la historia de este ex país. Esto quiere decir que la invasión está claramente establecida. Y para el régimen todos los males se deben a las medidas que el malvado imperio aplica a la burocracia gubernamental para quitarle sus posibilidades operacionales. Un cuadro, a la vez, que lleva a la legión de pobres a aceptar como única posibilidad de sobrevivencia la ayuda-tarifa oficial materializada en una deficiente caja (Clap) de alimentos.

Queda entendido en todo caso que el beneficiario-tarifado debe ser y comportarse como un incondicional y dependiente del proceso revolucionario. De allí la “ley” establecida: Hazte socialista o muérete de hambre.

 ¿El levantamiento o estallido social puede acabar con la revolución bolivariano-socialista?

2) ¿Está planteado aquí un levantamiento o estallido social producto de la desesperación que cunde en el colectivo-pueblo debido a la situación económica reinante, caracterizada por la inflación más alta del planeta? La calle hoy está inundada de protestas pero con un rasgo común: en cada oportunidad se deja en claro que la finalidad de las mismas es reivindicativa y no política. Es decir, la intención no es desestabilizar sino lograr mejoras salariales.

Estos movimientos parecen tener claro que el régimen cuenta con una gran capacidad represiva y disposición para defender “su revolución” sin detenerse a considerar la sangre que pueda derramarse. La situación económica es a tal punto crítica que en muchas protestas se unen trabajadores opositores y afectos o tarifados del gobierno que padecen iguales penurias.


¿El mando-poder militar-cívilpuede acabar con su propia revolución?

3) ¿Tiene alguna posibilidad un golpe militar o cívico-militar contra este gobierno revolucionario y socialista-comunista? Si se parte de la caracterización de este régimen esta pregunta queda expresamente respondida. Este es un gobierno militar-civil. Atrás quedó el viejo cuartel que constituía el mando militar al servicio del poder civil.

En la actualidad, y siguiendo el esquema cubano, el poder integra a militares y civiles. Y de allí la fuerza adquirida por los portadores de las armas. Esto se visibiliza  en la cantidad de oficiales en cargos de la administración pública y con manejo de capital en las diferentes áreas de la economía nacional y global. Del Arco Minero y PDVSA hacia abajo está activo el poder militar. Por ello desde comienzos de este proceso señalamos que aquí prevalece hoy la unidad mando-poder.


Aquí la inteligencia y contrainteligencia está bajo control del G2 cubano

Y si partimos de esta realidad es obligado advertir que el mando-poder no va a atentar contra sí mismo y que está lógicamente llamado a vigilar y garantizar su permanencia en sus altas posiciones. Conspiración militar o cívico-militar ha habido y puede repuntar, pero en cada caso será firmemente reprimida.

No hay que perder de vista el alcance del control de la inteligencia y contra inteligencia (espionaje) que coordina el G2 cubano y que ha permitido llevar tras las rejas hasta oficiales que no llegaron a pasar del comentario sobre el tema de la situación nacional y las posibilidades que podría tener un levantamiento militar.


¿Está planteado aquí el escenario de la renuncia de Nicolás Maduro para dar paso a una transición?

4) El escenario de la Renuncia de Nicolás Maduro parece formar parte de un bien alimentado imaginario. Dada la difícil situación económico-social y en atención a su propia incapacidad para enfrentar y resolver lo planteado, quien ocupa hoy la presidencia, procedería a presentar su dimisión.

Se daría pie de este modo a negociaciones tendentes al logro de una transición que comenzaría por convocar a todos los sectores de la sociedad a formar un gran frente gubernamental capaz de trazar los lineamientos destinados a lograr la superación de la crisis que hoy llena de hambre, enfermedades y muertes las calles de este ex país.


¿Cómo negociar donde sólo hay una fuerza organizada y con mando-poder?

¿Pero cómo llegar a una negociación donde sólo hay una fuerza organizada y con mando-poder? ¿Cuál es el "poder de fuego" de las oposiciones que pueda llevar al gobierno a considerar o a verse obligado a firmar un armisticio o acuerdo para la suspensión de hostilidades? ¿A buscar y lograr un camino de paz y entendimiento? ¿Un cese inmediato o gradual de hostilidades y un encuentro con la sana convivencia?

Y finalmente, no ha faltado quien señale que la renuncia, con miras a la transición, se podría orquestar a partir de unas elecciones presidenciales libres y vigiladas por organismos internacionales. Para la otra parte, la transición se manejaría a lo interno del PSUV. Se llegaría de este modo al acuerdo de sacar a Maduro de la presidencia y cubrir su vacante con otro miembro de la dirigencia gubernamental. Nada de esto parece tener mayor fundamento.


¿Hay aquí fuerzas organizadas y conscientes capaces de medir la continuación del gobierno de Maduro? 

5) ¿Pero es viable mantener como válido el escenario de la permanencia y desarrollo de esta revolución y en particular de Maduro en la presidencia? A esto se puede responder a la vez con otra interrogante que es muy difícil rebatir: ¿Hay aquí  fuerzas política organizadas y conscientes capaces de impedir la juramentación de Maduro el 10E-19 para otro mandato de seis (6) años? Y si no ocurre ¿se impedirá la continuación del desastre y destrucción de ese ex país?


En lo inmediato no se percibe accion que pueda detener lo programado por el CNE para el 19E-19 

En lo inmediato no se percibe acción o mecanismo que pueda detener lo programado por el CNE para el 10E-19 y la correspondiente puesta en práctica del Plan de la Patria 2019-2025 que anuncia más radicalismo rumbo al socialismo-comunismo del siglo XXI.  Por lo pronto no queremos ir más allá en el análisis de posibilidades o escenarios.

11 de noviembre 2018


Fuente: Lacabilla.com
https://catedrapiotamayoucv.blogspot.com/2018/11/cpt-que-va-pasar-el-10-de-enero-del-2019.html