Transparencia Venezuela: Más de 60% de los créditos adicionales aprobados en 2018 no fueron publicados en Gaceta Oficial - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

Transparencia Venezuela: Más de 60% de los créditos adicionales aprobados en 2018 no fueron publicados en Gaceta Oficial



 Transparencia Venezuela: Más de 60% de los créditos adicionales aprobados en 2018 no fueron publicados en Gaceta Oficial
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, sostiene un billete de la nueva moneda venezolana, Bolívar Soberano, durante un encuentro con ministros en el Palacio de Miraflores en Caracas, Venezuela, el 25 de julio de 2018. Palacio presidencial de Miraflores /Difundida a través de REUTERS.



Durante 2018 el Gobierno incrementó la opacidad, el secretismo y la improvisación al aprobar recursos mil millonarios para los diferentes organismos del Estado sin publicar la información en las gacetas oficiales y a punto de finalizar el ejercicio fiscal, según refiere el más reciente análisis de presupuesto elaborado por Transparencia Venezuela.

La organización obtuvo de manera extraoficial un informe de la Oficina Nacional de Presupuesto que revela que en 2018 el gobierno aprobó créditos adicionales por Bs.S. 511.624.252.236, sin embargo en las gacetas oficiales solo se publicaron 149 decretos de créditos adicionales por Bs.S. 318.612.892.705, de acuerdo con el seguimiento del gasto público que realiza Transparencia Venezuela.

Los datos recabados demuestran que Bs.S. 193.000 millones, es decir, más de 60% de los recursos extrapresupuestarios que se aprobaron en bolívares en 2018, no fueron publicados oficialmente. Eso sin contar el dinero que es aprobado vía fondos paralelos en divisas.


Fuentes del Ministerio de Economía y Finanzas, que prefirieron no ser identificadas, informaron que la mayoría de los recursos se aprobaron cuando estaba por finalizar el ejercicio fiscal 2018 y confirmaron que desde la Tesorería Nacional se realizan asignaciones sin dejar registro en los decretos de créditos adicionales, situación que empeora el panorama de indisciplina, desorden fiscal y de monetización del déficit, que a su vez alimenta la hiperinflación que tanto ha empobrecido a los venezolanos.

La información filtrada evidencia que el año pasado el gobierno infló el presupuesto del país en 141.616%, en términos nominales. Pues 2018 arrancó con un presupuesto de Bs.S. 361.020.591,87 y concluyó con uno de Bs.S. 511.624.252.236. Sin embargo, en términos reales (tomando en cuenta la hiperinflación estimada en 1.689.488% por la Asamblea Nacional), el presupuesto cayó en 92%.


La repartición de los recursos

Los datos de la Onapre, obtenidos de manera extraoficial, permiten hacer un análisis de los organismos que recibieron más recursos durante 2018, aunque no proveen información sobre partidas, entes, proyectos y fechas de aprobación de estos fondos.

Según el informe, 10 organismos se quedaron con 85% del presupuesto total, mientras que el restante 15% se distribuyó entre los otros 43 organismos. El que más dinero recibió fue el Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz con Bs.S. 99.390.901.338, pero los créditos adicionales que se publicaron en Gaceta Oficial fueron por solo 75.631.086.574,38.

A pesar de que el despacho recibió 19% del presupuesto total de Venezuela en 2018, al tomar en cuenta la inflación, la variación real entre el monto inicial aprobado para el organismo y el total se ubica en -92%. Además, de los casi 100 billones que se les otorgó, solo fueron ejecutados Bs.S. 33.997.531.610, es decir, 34% de todos los recursos que se le asignó, lo que demuestra una gran improvisación y falta de planificación al entregar los recursos, y una gran ineficiencia por parte del organismo al solicitarlos y ejecutarlos, cabe recordar que este ministerio es el que asigna las transferencias a estados y municipios.

El Ministerio para el Proceso Social del Trabajo fue el segundo en tener el mayor presupuesto, al recibir Bs.S. 67.549.058.946 (177% más que lo publicado en Gaceta Oficial). 78% de los recursos que se le otorgaron fueron ejecutados durante 2018. Su presupuesto total presenta una variación real de -92% comparado con el presupuesto inicial.

El Ministerio de Educación, por su parte, fue el tercero que más recursos obtuvo. De acuerdo con el documento obtenido de manera extraoficial, en 2018 le asignaron Bs.S. 63.484.921.452, un monto 71,48% superior al que fue publicado en Gaceta Oficial. El presupuesto final de este despacho presentó una reducción de -94% en términos reales, al compararlo con lo presupuestado originalmente.

El Ministerio de Alimentación fue el cuarto organismo que más recursos recibió en 2018, con Bs.S. 48.420.456.974. La diferencia porcentual entre los cálculos del Ministerio de Finanzas y lo publicado en gacetas oficiales es de 29%, siendo el organismo con la menor diferencia porcentual entre ambos cálculos. El Ministerio de Alimentación tuvo una variación real de 186%, recibiendo una cantidad de recursos inmensa comparado con su presupuesto inicial, lo que le permitió crecer casi dos veces a pesar de la inflación.

Una de los aspectos que más llama la atención sobre el Ministerio de Alimentación es el bajo nivel de ejecución. De todos los recursos que le aprobaron solo fue ejecutado 2%, según la información filtrada. Esto pese a los graves problemas de abastecimiento que hay en Venezuela y su impacto en la nutrición de los ciudadanos.

El Ministerio de Defensa fue el quinto organismo que más obtuvo recursos en 2018, al recibir Bs.S. 34.895.381.620, una cifra superior a lo otorgado a ministerios claves para el desarrollo de la nación como salud y educación universitaria. La variación entre el presupuesto inicial y el total asignado fue de -93% y ejecutaron 65% de los recursos.


Un presupuesto desproporcionado

El seguimiento a los créditos adicionales que fueron publicados en las gacetas oficiales sí permite identificar a qué entes en particular se dirigió, al menos, una parte de los recursos.

Del dinero destinado al Ministerio de Alimentación, por ejemplo, la mayoría (Bs.S. 33.838.116.661) fueron otorgados a la Corporación Única de Servicios Productivos y Alimentarios, C.A. Cuspal, a través de un solo decreto de crédito adicional, asignado el 5 de diciembre de 2018, en la Gaceta Oficial extraordinaria N° 6.414, decreto 3.698. Esa gaceta es escandalosa dada la gran cantidad de dinero que se aprobó y el escaso tiempo que había para ejecutarlo.

En cuanto a los recursos asignados vía créditos adicionales al Ministerio de Educación (publicados), Bs.S. 21.301.605.864 se dirigieron a gastos de personal, es decir, sueldos y salarios de profesores y personal administrativo y obrero. Mientras que a la Fundación de Edificaciones y Dotaciones Educativas (FEDE) recibió únicamente Bs.S. 70.080.935, para mantenimiento, construcción y dotación de las instituciones educativas públicas.

La Corporación Nacional de Alimentación Escolar (CNAE), empresa pública del Estado encargada del Programa de Alimentación Escolar PAE, recibió Bs.S. 4.700.764.909. El 14 de enero de 2019, durante la presentación de su memoria y cuenta ante la Constituyente, Nicolás Maduro aseguró que a través del Programa de Alimentación Escolar se habían atendido a 5.381.057 niños. Si esta información es cierta, se habrá destinado a cada niño un total de BsS. 873,58 para su alimentación durante todo 2018.

Transparencia Venezuela reitera la urgente necesidad de ordenar la administración financiera del sector público, contar con un presupuesto abierto, que esté basado en una correcta planificación, justa distribución del dinero de acuerdo a las prioridades de la sociedad venezolana, fuentes de financiación que no atenten contra la estabilidad monetaria y que se garantice el uso eficiente de los recursos.




Nota de prensa
Fuente: lapatilla.com