48 horas sin luz: apagón en Venezuela desnuda la mentira del chavismo - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

48 horas sin luz: apagón en Venezuela desnuda la mentira del chavismo

48 horas sin luz: apagón en Venezuela desnuda la mentira del chavismo
El ministro de Energía quedó una vez más en evidencia ante Venezuela y el mundo demostrando su incapacidad de resolver el problema eléctrico.

Desde que inició el último apagón nacional, Venezuela sufre más de 48 horas sin luz en la mayoría de los estados del país. La nación suramericana se encuentra prácticamente paralizada mientras que el régimen de Nicolás Maduro se burla de los ciudadanos con otra de sus mentiras: “estamos derrotando al sabotaje eléctrico”.

A pesar de que a Caracas, la capital venezolana, ha llegado el servicio eléctrico de manera intermitente en intérvalos de unas cuatro horas, en el interior del país la situación es diferente, pues hay estados que llevan más de dos días sin “ver luz”.

Este apagón, que amenaza con romper récord de duración, fue aún más fuerte que el anterior, que sucedió hace dos semanas y que duró tres días, pues las comunicaciones se afectaron aún más, dejando al 85 % de la población sin ningún tipo de conexión a Internet y sin señal telefónica.

Mientras el país está sumido en la incertidumbre y en la oscuridad, el régimen de Maduro no ha parado de mentirle a los ciudadanos. A pesar de mantener el control total del sistema eléctrico y de las subestaciones, sigue diciendo que es víctima de un sabotaje por parte de la oposición con la supuesta ayuda de Estados Unidos.

Una hora antes del nuevo apagón, que ha afectado a todo el país, este miércoles 27 de marzo a las 4 de la mañana, el usurpador ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, lanzó por sus redes sociales un video en el que afirma: “estamos derrotando al sabotaje eléctrico” y agrega que “antes del mediodía” habría servicio eléctrico en todo el territorio nacional.

Motta Dominguez quedó una vez más en evidencia ante Venezuela y el mundo demostrando su incapacidad de resolver el problema eléctrico.

“Estamos aquí cumpliendo instrucciones de nuestro comandante presidente que se encuentra al frente dirigiendo la batalla. Vemos aquí los trabajadores, están en el apareamiento de cables, reponiendo el tablero que fue destruido por el sabotaje, del día de ayer. Estamos viendo como están reponiendo los pararrayos, se ve también a la vicepresidenta Delcy Rodríguez, está hablando con los trabajadores, aquí estamos, trabajando las 24 horas, apoyando y supervisando. Si Dios quiere hoy a mediodía debemos estar energizando el AT1, que sustituye al AT2 que destruyeron en ese vil acto de sabotaje. Los vamos a mantener informados, vamos a vencer, venceremos”, señala sonriente Motta Domínguez.

Sin embargo, una hora después se dio un nuevo apagón que volvió a dejar a oscuras a Venezuela. Queda esperar la versión del oficialismo, que seguramente culpará a terceros y hablará de un supuesto sabotaje.

“Ataque cibernético”, “ataque electromagnético”, “sabotaje eléctrico”, “un camión hackeó todo el sistema eléctrico” y “ataque con papagayos”, son algunas de las excusas del oficialismo para dar respuesta sobre los constantes apagones.

Aunque el chavismo sigue escudándose en responsabilizar a la oposición por todas sus incompetencias, la verdad es que el régimen de Maduro no ha sido capaz de restablecer el suministro normal de energía. Cabe destacar que hasta los momentos no existe una prueba convincente que demuestre que el círculo del presidente (e) Juan Guaidó ha saboteado el sistema eléctrico, tal y como asegura el chavismo

“No tienen una explicación sensata, creíble”, dijo Guaidó, al volver a señalar al “mal mantenimiento, producto de la corrupción en Venezuela” como la razón que está detrás de los problemas del sistema eléctrico.

Guaidó aseguró que Maduro cambió “la versión” de la causa del corte, al recordar que durante el primer apagón de este mes el propio mandatario acusó a Estados Unidos de lanzar un “ciberataque” contra la sala de controles del Guri, así como sabotajes “electromagnéticos” a las líneas de transmisión.

“Ellos (el Gobierno) tienen militarizada cada una de las instalaciones eléctricas”, señaló Guaidó, al recordar que este tipo de infraestructuras hace años que están controladas por los militares.

Pero la situación, que en las calles es tensa, en el sistema de salud es realmente grave, porque pacientes se quedan sin sus tratamientos necesarios para atender sus afecciones. Por ejemplo, tras el apagón en el Hospital Clínico Universitario de Caracas, pacientes gritaban desde las ventanas que “están muriendo”.

Hay que recordar que el régimen de Maduro, tras el masivo apagón que se dio el 11 de marzo, habló de un supuesto “sabotaje” en la hidroeléctrica Guri, la más grande del país; sin embargo especialistas desmintieron dicha versión.

El apagón que duró cuatro días a principios de marzo dejó al menos 21 fallecidos, alimentos podridos, electrodomésticos dañados, ciudadanos dormidos en las calles, compras en dólares, hogares sin agua y sin conectividad.


El colapso eléctrico es intencional
Especialistas han denunciado que la falla eléctrica y masiva que se dio en el país, es consecuencia de la destrucción del sistema hidroeléctrico, la falta de inversión y la escasez de personal capacitado.

El presidente de la Asociación Venezolana de Ingeniería Eléctrica, Mecánica y Profesiones Afines (Aviem), Winston Cabas, desmintió al régimen de Maduro sobre el supuesto ataque ciberataque contra la hidroelectrica Guri durante la primera gran falla, pues informó que el control automatizado de esta es analógico, por lo cual sería imposible un “ataque cibernético” desde el exterior.

Cabas añadió que el Estado actualmente aplica un racionamiento eléctrico en todo el país “porque no tiene generación termoeléctrica”.

“La generación termoeléctrica del país está en el suelo. De los 16 mil megavatios (MV) instalados se dispone de 2.500 MV. No hay complementariedad entre la generación termoeléctrica y la generación hidroeléctrica. Si se cayó la generación hidroeléctrica (el jueves 7 de marzo), queda muy poca generación termoeléctrica”, aseguró.

En 2018 el ingeniero Miguel Lara aseguró al PanAmPost que lo que sucedía en el sector eléctrico venezolano era “con conocimiento de causa”.

Su versión coincidía con la de Víctor Poleo, quien se mostró seguro de que “la destrucción del sistema eléctrico venezolano se hizo adrede”.

“El deterioro del sistema eléctrico se ha profundizado principalmente porque su generación ha venido descendiendo a tal punto de que hoy genera en el país mucho menos de lo que se producía hace 20 años”; expresó Lara.

El chavismo en Venezuela logró convertir el sistema eléctrico del país suramericano en uno de los más subdesarrollados y abandonados del mundo. Mientras el régimen de Maduro anuncia que financiará proyectos de energía solar en islas del Caribe, la nación enfrenta decenas de apagones diariamente, dejando, al menos a seis estados simultáneamente sin fluido eléctrico

Desde hace más de 16 años el Estado venezolano no ha efectuado las inversiones necesarias en el sistema de generación termoeléctrica. Las plantas están trabajando a un 10 % o 20 % de su capacidad. Por esta razón, desde Caracas hasta estados en el interior del país sufren de apagones diarios y simultáneamente, a tal punto que el principal aeropuerto del país ha quedado paralizado.

Sabrina Martin-Panam Post