KONFIDENCIALES: Entérese de algunas claves que la inteligencia cubana aplica en Venezuela - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

KONFIDENCIALES: Entérese de algunas claves que la inteligencia cubana aplica en Venezuela



KONFIDENCIALES: Entérese de algunas claves que la inteligencia cubana aplica en Venezuela
 Ramiro Valdés es el hombre del poder de la inteligencia cubana / Foto: GranmaAmpliar


Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- ¿Quién no conoce en Venezuela a Ramiro Valdés? Figura principal de la revolución cubana. Un histórico, como se dice. Para el chavismo, el hombre que nueve los hilos de la inteligencia. Para la oposición, perverso y asesino. La verdad, todo un poder en Cuba. El hombre del G-2. Y todo un poder en el régimen de Maduro. Ya desde los tiempos de Hugo Chávez comenzó a visitar Caracas. Con decir que en 2010 arribó y que a ofrecer apoyo ante la crisis eléctrica que entonces afloraba. Ya se ve en qué derivó la crisis eléctrica con Maduro. Su papel era y es otro: la inteligencia cubana. Y lo cierto es que Ramiro Valdés es todo un poder en Venezuela, si se llega al punto del control que impone y ejerce la inteligencia cubana en la Fuerza Armada, en la estructura estatal, en la estructura del PSUV, y más allá.


Viene al caso Ramiro Valdés por la evolución política interna. Donde destaca este poder, el de Nicolás Maduro y el grupo que lo sostiene, cada vez más dependiente de la inteligencia cubana. Los métodos están a la vista. También las expresiones de crueldad. Y en ese sentido, vale la pena recoger detalles de una entrevista que ofreció Ramiro Valdés en agosto de 2018. De las pocas que ha concedido a la televisión cubana. Lo hizo en el programa En Persona. Y fue una manera de rendirle homenaje a su trayectoria. Para Venezuela importa algunos aspectos que dijo. Una manera de comprender la actividad de la inteligencia cubana en el país.

Es clave esta confesión de Ramiro Valdés. “Siempre tuvimos una indicación que nos dio Raúl Castro. La seguridad no es un frente amplio”. O sea, aquí no cabe cualquiera. Aquí caben los convencidos. Valdés lo explica. “La revolución va hacia el socialismo. Y cuando se entre en ese etapa y los agentes se asustan, dentro de la seguridad puede haber una quinta columna”. Es decir, había que escoger a los realmente convencidos. No a los mejores. “Sino a los que tuvieran pensamiento socialista. Que el socialismo no los fuera a asustar. Tenían que ser revolucionarios. Convencidos del socialismo, comunismo”.

Ramiro Valdés es el hombre al que le encargaron organizar el aparato de seguridad.

Que ante la desventaja técnica con los Estados Unidos, diseñó un plan con las universidades cubanas para desarrollar su propia tecnología. Y hay que inferir lo que han avanzado en todas estas décadas la seguridad cubana en cuanto a la técnica.

Dijo que estuvieron conscientes que la lucha contra los Estados Unidos en el campo de la inteligencia era técnica y era humana.

Que no poseían la técnica pero sí la humana. Que con la humana pudieron penetrar todas las organizaciones contra revolucionarias en Cuba. “Y no había nadie que se moviera que la seguridad no la supiera. Y eso nos permitió penetrar a las organizaciones contra revolucionarias e ir escalando”. Se puede inferir que esto es lo que siguen aplicando en la Fuerza Armada, en el PSUV, en la estructura de estatal, etc. de Venezuela.

Señaló que todo aquello fue un trabajo desde la base. Trabajo complicado. Trabajar con mucha astucia e inteligencia. Había que dar una respuesta y solución cubriendo a los agentes. Fue un trabajo desde el punto de vista de inteligencia humana muy importante, de mucha calidad, con oficiales que se fueron formando sobre la marcha.

 
Y en la medida que eso ocurría, también iban desarrollando la técnica. Recibieron apoyo de la Unión Soviética. Pero la técnica ofensiva no era la adecuada. “Decidimos desde muy temprano desarrollar con nuestro propio esfuerzo, nuestros recursos económicos muy limitados, el desarrollo de 7 bases tecnológicas en las universidades. Hicimos grupos de trabajo para desarrollar la técnica operativa del enfrentamiento ofensivo y defensivo para poder golpear e impedir las acciones internas y proteger nuestro trabajo en el exterior, porque los agentes nuestros en el exterior tenían que enfrentarse a los sistemas de descubrimiento”. Por aquí se puede apreciar el grado de desarrollo que alcanzó la inteligencia cubana. Ya no solo desde el trabajo humano sino en el aspecto técnico. ¿Cuántos agentes mantienen en Venezuela? ¿De qué nivel tecnológico disponen? Se ufana Ramiro Valdés de seguir siendo enemigo de los Estados Unidos, y de no haber perdido la guerra en el campo de inteligencia.

 
Es clave esta confesión de Ramiro Valdés. “Siempre tuvimos una indicación que nos dio Raúl Castro. La seguridad no es un frente amplio”. O sea, aquí no cabe cualquiera. Aquí caben los convencidos. Valdés lo explica. “La revolución va hacia el socialismo. Y cuando se entre en ese etapa y los agentes se asustan, dentro de la seguridad puede haber una quinta columna”. Es decir, había que escoger a los realmente convencidos. No a los mejores. “Sino a los que tuvieran pensamiento socialista. Que el socialismo no los fuera a asustar. Tenían que ser revolucionarios. Convencidos del socialismo, comunismo”.

 
Así se reclutó gente de los partidos y movimientos que estaban con la revolución. Del Directorio, del 26 de Julio y del Partido Socialista Popular. Estos, los militantes del PSP, ya eran socialistas, dijo. Por ello se entiende de dónde salen los más fieles para el proceso actual que vive Venezuela. De la vieja izquierda. Y de los recién formados en Cuba. Esto también, de alguna manera explica a Maduro, y explica a Delcy y a Jorge Rodríguez, hoy en la cúpula del poder. Y ello explica por qué la desconfianza hacia otras figuras civiles y militares a la que la inteligencia no considera convencida del socialismo. Los cubanos han impuesto la línea del socialismo, de la construcción del socialismo en Venezuela, y ello implica todo un escenario de confrontación con fuerzas internas y externas sin límite de tiempo. Ya se ha visto cómo se ha ido depurando el chavismo, y ya se verá cómo se seguirá depurando.


Por Juan Carlos Zapata
Fuente: Konzapata.com