Iván Simonovis, el prisionero rojo que se evadió del Sebin este jueves (+Perfil) - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

Iván Simonovis, el prisionero rojo que se evadió del Sebin este jueves (+Perfil)



Iván Simonovis, el prisionero rojo que se evadió del Sebin este jueves (+Perfil)
SIMONOVIS Foto: Cortesía


Iván Simonovis comenzó su carrera como detective. En el año 1981 creó el primer equipo de policía científica venezolano (Grupo B.A.E o Brigada de Acciones Especiales).

Contó con la colaboración de otras unidades policiales internacionales como el GSG9 alemán y diversas fuerzas policiales estadounidenses, lo que le permitió adquirir habilidades para negociar con delincuentes en situaciones límite.

Esos conocimientos le permitieron una gestión exitosa en la operación de rescate durante el famoso secuestro en Cúa en 1998, para salvar a una mujer que fue tomada como rehén por un hombre armado.

Ejerció como jefe de seguridad ciudadana de la Alcaldía Metropolitana en el año 2002 cuando ocurrieron los hechos de abril, en los que salió del poder, momentáneamente, el fallecido expresidente Hugo Chávez.

Ese cargo lo ocupaba desde el año 2000, cuando fue designado por el entonces ministro de Relaciones Interiores, Luis Alfonso Dávila. Desde esa institución protegió a los ciudadanos que participaron en las 744 marchas registradas ese año, durante la gestión del alcalde Alfredo Peña.


Detención

Posteriormente, un tiempo después de ocurridos los hechos de abril de 2002, fue detenido en el año 2004 y acusado por Chávez de participar activamente en lo que calificó como un golpe de Estado.

Iván Simonovis, también conocido como “el prisionero rojo”, fue condenado por la muerte de dos personas en el centro de Caracas el 11 de abril de 2002.

En el 2006 inició el juicio en su contra, así como el de los comisarios Lázaro Forero y Henry Vivas y ocho exfuncionarios de la Policía Metropolitana. Un año después, la juez del Tribunal 4° de Juicio de Aragua, Maryorie Calderón, anunció el inicio de la fase de evacuación de pruebas. Esto luego de que la defensa denunciara que existía retardo en el juicio, tras haber cumplido un año de iniciado.

Simonovis estuvo recluido en la cárcel militar de Ramo Verde y en el año 2008, los problemas de salud empezaron a afectarlo progresivamente.

Evaluaciones médicas posteriores determinaron que Simonovis sufría de osteoporosis moderada, hernias discales en el cuello y zona lumbar y síndrome del túnel carpiano bilateral.


Presuntos delitos

Le aplicaron la máxima pena el 3 de abril del año 2009. Los cargos de acusación fueron complicidad por los delitos de «homicidio calificado, consumado, frustrado, y lesiones graves, gravísimas, menos graves y leves», según determinó en su momento la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia.

El fallo estuvo suscrito por el entonces presidente del máximo órgano de justicia, Eladio Aponte Aponte. Posteriormente, luego de huir a Costa Rica y terminar en Estados Unidos colaborando con la justicia de ese país, el exmagistrado afirmó a través de una carta que recibió presiones para montar ese caso.

Su esposa, Bony Pertiñez, denunció en varias ocasiones la desmejora en la salud de su esposo. Indicó que la falta de luz y el aislamiento empeoraron sus condiciones.

En ese momento, el Ministerio Público solicitó que Simonovis fuera trasladado al Hospital de Clínicas Caracas para someterlo a estudios médicos. Los exámenes corroboraron la osteoporosis de cabeza y cuello de fémur con riesgo de moderado a elevado, de fractura de cadera.

En el año 2012 el abogado y médico Igor Hernández intentó nuevamente solicitar la medida humanitaria a favor de Simonovis por su delicado estado de salud, pero la negaron por supuestas “insuficiencias” en los exámenes presentados por médicos forenses.

Luego de dos años de peticiones ante la Fiscalía para que otorgara una medida menos severa, una jueza de ejecución dictaminó casa por cárcel al comisario como una medida humanitaria por su salud. Esto mientras se realizaba un proceso de diálogo entre el gobierno y la oposición.


El grillete de Simonovis

En 2017, tres años después de estar preso en su casa, funcionarios del Sebin ingresaron a la vivienda para colocar, sin orden judicial, un grillete en el pie izquierdo de Simonovis que permitía conocer su ubicación.

“En estos momentos le están colocando a mi esposo comisario Iván Simonovis, un dispositivo de geolocalización, sin orden del Tribunal de Ejecución que lleva su causa”, dijo entonces Pertíñez en un video publicado en su cuenta en Twitter.

La prisión domiciliaria le impedía a Simonovis hacer declaraciones o utilizar redes sociales, entre otras restricciones. Además, su familia denunció «ensañamiento» en contra del preso político.

El 12 de abril de este año, Pertiñez alertó que al comisario le estaban colocando otro grillete. Responsabilizó a Nicolás Maduro de cumplir con medidas alternativas otorgadas a el caso en el año 2012.


Evasión

Finalmente, el comisario Iván Simonovis se evadió de su arresto domiciliario la mañana de este jueves, informó una fuente a Caraota Digital.

Funcionarios del Sebin cerraron los alrededores de la residencia del preso político en La Florida, Caracas, denunció la esposa, Bony Pertiñez.



Por Williams Perdomo 
Fuente: Caraotadigital.net