“¡Trasplantes ya!”, claman padres de niños del J.M. de los Ríos tras muerte de Giovanni - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

“¡Trasplantes ya!”, claman padres de niños del J.M. de los Ríos tras muerte de Giovanni



“¡Trasplantes ya!”, claman padres de niños del J.M. de los Ríos tras muerte de Giovanni


“Giovanni quería vivir”, dice Pedro Figuera desde la Iglesia Católica María Auxiliadora, en La Candelaria. Este viernes, 10 de mayo, los padres de los niños del servicio de Hematología del J.M. de los Ríos realizaron un rosario para pedir que los pacientes reciban un trasplante de médula y elevaron una oración por Giovanni, quien falleció el pasado lunes, 6 de mayo.

El niño de seis años era uno de los 30 pacientes hematológicos que requieren un trasplante medular para curarse y seguir con vida. Giovanni, diagnosticado con leucemia linfoblástica aguda, murió tras su segunda recaída.


En el rosario participaron las madres y los padres de los niños de Hematología que están a la espera del procedimiento. Se trata de pacientes que han sido diagnosticados con leucemia, aplasia medular severa, anemia falciforme y linfoma no-hodgkin, patologías de la sangre.

“Siguen muriendo nuestros hijos y no tenemos respuestas ¡Trasplantes ya!”, reza una de las pancartas en la iglesia.

Sin Giovanni, ahora 29 pacientes requieren trasplantes, 20 de ellos con urgencia, pues sus condiciones de salud empeoran. “Mi hijo se me fue y no pude compartir con él”, lamenta Figuera.


Solo los pacientes con un donante de médula compatible pueden realizarse el procedimiento en el Hospital de Clínicas Caracas y en el Hospital de Valencia. Sin embargo, en el primero, los costos son inalcanzables, incluso para las fundaciones; mientras que en el segundo, los familiares deben pagar por los insumos, medicinas y materiales que escasean en la red pública.

La única alternativa que queda para estos niños es tratarse en Italia, país con el que Venezuela mantenía un convenio para atender a los pacientes sin donantes compatibles. Este procedimiento no se hace en el país. No obstante, el convenio quedó paralizado desde 2018 debido a las deudas que el Estado venezolano contrajo con el italiano.

El Gobierno de Nicolás Maduro argumenta que las sanciones impuestas por Estados Unidos impiden sacar a los niños del país.

El mismo día que falleció Giovanni, el canciller Jorge Arreaza dijo en rueda de prensa desde Rusia que 12 niños estaban a la espera de un trasplante medular y que no podían realizar el procedimiento porque Citgo, empresa que costeaba los gastos, “fue confiscada por el señor (Donald) Trump y su Gobierno”.

No obstante, hay pacientes que tienen más de dos años a la espera de trasplantes y la ONG Prepara Familia denunció que desde el año 2015 el coNvenio comenzó a fallar.

“¡Trasplantes ya!”, claman padres de niños del J.M. de los Ríos tras muerte de Giovanni

“El Gobierno descuidó a estos niños. Desde hace tres años no hay nadie que los ayude”, dice Figuera. “A mí nadie se me acercó a decirme mira, aquí hay una ayuda para que por lo menos le compres las medicinas a tu hijo o estamos haciendo todo lo posible para que Giovanni tenga el trasplante”. 

Giovanni estaba en el grupo de cinco niños que tenía previsto viajar a Italia a finales de 2018 para realizarse el procedimiento. Al final, el viaje se suspendió y los padres no han recibido respuesta sobre si será reprogramado.

La única respuesta que tienen por parte de las entidades gubernamentales es: no tenemos recursos.

En los últimos seis meses, contabiliza la ONG Prepara Familia, han fallecido ocho niños del servicio a la espera de un trasplante medular.


Trasplantes para poder salvarse

Zulema González ha visto cómo, de a poco, la salud de su hijo se ha ido deteriorando. Juan tiene nueve años y padece de anemia falciforme. Es decir, sus glóbulos rojos no son redondos, sino tienen forma de medialuna. Pacientes con esta enfermedad podrían vivir toda su vida con esta condición sin mayor riesgo si no presentan un ACV; pero Juan ya ha tenido dos.

“Antes teníamos que transfundir a Juan cada seis meses. Después del primer ACV, pasamos a transfundirlo mensualmente. Ahora le toca cada 21 días”, dice con los ojos vidriosos. “Nuestros niños ya no pueden seguir esperando”.

Verioska Martínez es madre de Jerson, un niño de 14 años con aplasia medular severa. Esto significa que la médula del adolescente no produce lo que su sangre necesita, como plaquetas, por lo que lo tienen que transfundir constantemente.

Junto a Juan, Jerson es otro de los 29 niños que necesitan trasplantarse. Verioska dice que su hijo creció en el servicio y se da cuenta de cómo, anteriormente, había más posibilidades de que sus compañeros se salvaran, con más insumos y tratamientos que hoy día.



“Yo sé que mis hijos me van a enterrar a mí; pero cuando enterraron a Giovanni pensé, por primera vez, que quizás a mí me toque enterrarlos a ellos”, lamenta entre sollozos.



by JULETT PINEDA SLEINAN | 
@JULEPINEDA
Fotos: Mairet Chourio
Fuente: Efectococuyo.com