Se eleva a 95 número de clínicas sancionadas con entre 20% y 40% de sus ingresos netos - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

Se eleva a 95 número de clínicas sancionadas con entre 20% y 40% de sus ingresos netos


Se eleva a 95 número de clínicas sancionadas con entre 20% y 40% de sus ingresos netos



Finalmente, se elevó a 95 el número de centros privados de salud sancionados con multas de entre 20% y 40% de sus ingresos netos anuales por supuestas violaciones a la Ley Orgánica de Precios Justos, según la información oficial difundida por el Ministerio de Comercio Nacional.

En concreto, 89 clínicas fueron penalizadas con una sanción pecuniaria de 20% de sus ingresos anuales estimados al cierre del último ejercicio fiscal y otros 6 fueron castigados con multas de 40% de sus ingresos anuales por supuestamente ser reincidentes en la comisión de delitos socioeconómicos tipificados en la Ley, básicamente usura, especulación y condicionamiento de servicios.

Según la información, «entre los centros médicos sancionados destacan: Sanatrix, Clínica Ávila, Policlínica Metropolitana, Hospital de Clínicas Caracas, Centro Medico Docente La Trinidad y Clínica Santiago de León, los cuales ya tenían abierto un procedimiento sancionatorio por lo que el porcentaje de la multa es mayor».

Además, dice el reporte que «estas clínicas fueron denunciadas reiteradamente por usuarios y usuarias, a través de las redes sociales del ministro para Comercio Nacional Willian Contreras, la línea telefónica 0212-615-93-51/9387 y de manera presencial en las oficinas de la Sundde, alegando cobros exorbitantes en los servicios y el condicionamiento de ser pagados en moneda extranjera».

«Los centros de salud privados fueron citados a comparecer ante el ente regulador de precios para consignar la estructura tarifaria de servicios y procedimientos, los cuales no fueron entregados en la fecha debida, incumpliendo además con la Ley Orgánica de Precios Justos en sus artículos 49 -que tipifica el delito de especulación-, 56 -que tipifica el condicionamiento- y 58 -que tipifica el delito de usura-, por lo cual fueron sancionadas y el caso remitido a la orden del Ministerio Público para las investigaciones correspondientes«.


– Las sanciones son excesivas y destructivas –

Fuentes de dos de las clínicas sancionadas, consultadas por Banca y Negocios, sostienen que las multas son excesivas y generarán un impacto muy severo en los flujos de caja de las instituciones. Señalan que presentaron los recaudos exigidos por la Superintendencia de Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), pero estos no fueron tomados en consideración.

Sostienen que la mayoría de los equipos e insumos con los que trabajan las clínicas son importados; de hecho, uno de los consultados señaló que 90% de los productos y fármacos que utilizan los centros médicos vienen del exterior, porque en el país hay una grave escasez.

Apuntan que en estas condiciones será muy difícil prestar los servicios completos y uno de los consultados anunció que evaluarían el funcionamiento, porque no solo están afectados por los costos de equipos, repuestos e insumos, sino por la creciente pérdida de capital humano calificado.

Señalan que se han tomado medidas para mejorar la gestión de inventarios y cumplir los protocolos de mantenimiento de equipos, con un esquema de prioridades dirigido a preservar los más estratégicos, según los cuadros clínicos y servicios más demandados.

«A nosotros se nos ha ido más de 40% de los médicos especialistas. Nuestros sueldos ya no son competitivos, y tenemos que pagar compensaciones crecientes en divisas. Un médico cardiólogo en Chile puede llegar a ganar más de tres veces más de lo que devenga en Venezuela. Ese es un factor vital que debería ser considerado. Prácticamente, todos los días estamos despidiendo gente que se va», dice uno de los facultativos consultados.

Por otra parte, el componente en divisas de los flujos de caja de las clínicas ha crecido, por lo que cobrar en bolívares introduce un elemento de pérdida financiera adicional, derivado de la erosión inflacionaria. «No se pueden fijar precios solo con una factura como referencia. Los equipos se dañan y los costos aumentan. No se pueden congelar los salarios de los equipos humanos técnicos y profesionales que requerimos, y no podemos contratar a cualquiera», indica otro de los directivos de clínicas sancionadas.


Banca y Negocios 
@bancaynegocios
Fuente: Bancaynegocios.com