Apagones mantienen a San Cristóbal entre la quiebra y la paralización - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

Apagones mantienen a San Cristóbal entre la quiebra y la paralización

Fuente_ https://youtu.be/wSUehR9oW-s
Foto: Judith Valderrama


En San Cristóbal, Táchira los apagones no cesan. Desde el viernes de la pasada semana se extienden hasta por 17 horas continuas y entre ese día y el sábado no hubo electricidad por 25 horas, lo que tiene prácticamente paralizado el estado andino y a punto de quiebre, a los pocos comerciantes que siguen activos.

Jairo Useche, quien labora en una carnicería ubicada en San Cristóbal, en el sector de Barrio Obrero, asegura que es muy duro trabajar así: “se han dañado los equipos de refrigeración. Con estos apagones no se puede hacer nada, dice que debieron reparar uno de los refrigerados y es muy costoso lo que debe cancelarse por esto, además los cuartos fríos requieren electricidad 220 kw y no llega con suficiente fuerza el fluido, lo que genera pérdida de los productos como carnes y charcutería.

Usan plantas eléctricas, pero por tratarse de una carnicería no es suficiente para arrancar los equipos, ni los cuartos fríos, sostiene Useche, quien dice que de seguir así de extremos los cortes de energía eléctrica en el Táchira, será muy difícil sostenerse en el mercado, por lo que han debido reducir las horas en que abren el negocio. «Los clientes también disminuyen y las pérdidas son incalculables”.


“Estamos mal y nadie le importa”

Marlene Peña iba a comprar pan, aprovechó que había electricidad en la panadería para poder abastecerse un poco de alimento, pero también se quejó de los prolongados apagones a los que someten a todos los tachirenses, más en los últimos días, donde la noticia es cuando llega electricidad.

“Estamos mal. Decía mi mamá estamos bien, pero vamos mal, y lo peor es que a nadie le importa cómo estamos. Ni a los unos, ni a los otros. Sólo Dios puede ayudarnos”, dijo.

Confesó que no se le han dañado alimentos porque ya no compra casi nada por los altos costos, “uno va comprando lo que se va a comer, pero esto es muy difícil la verdad y no hay a quién decirle”.

 “Tendremos que cerrar pero hay que trabajar”

El negocio de Guillermina Salcedo es una peluquería y está ubicado en la zona comercial de Barrio Obrero, en San Cristóbal, desde la pasada semana prácticamente no ha podido trabajar. “Las pérdidas son incalculables”, sostiene que incluso la clientela no llega porque saben que no hay electricidad.

“Igual tenemos que trabajar, pero es muy difícil creo que muchos negocios cerrarán si se sigue así. Son todo los comerciantes, el que tiene la panadería, el que vende empanadas, las peluquerías somos todos los que no pueden mantener un negocio si no hay electricidad hasta por 17 horas seguidas”.


por JUDITH VALDERRAMA
Fuente: caraota.net