Gasolina por jabón: el insólito trueque al que recurren los venezolanos - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

Gasolina por jabón: el insólito trueque al que recurren los venezolanos


 Gasolina por jabón: el insólito trueque al que recurren los venezolanos
Gasolina  Foto relacionada



Pagar la gasolina con un jabón es algo que, aunque insólito, ocurre en Venezuela. Los trueques se han convertido en una solución factible ante la creciente hiperinflación del país.

El marcador del carro le indicó a Héctor que tenía un poco menos de un cuarto de tanque, se encontraba en Maracay, a más de 100 kilómetros de Caracas y tenía que continuar con el viaje, publicó en una nota el portal web Infobae.

Pese a conseguir una estación de servicio con gasolina, un logro en la Venezuela actual, se percataron que no tenía ni un solo billete para pagarla.

Ante el drama económico y la necesidad de comprar gasolina, Héctor y las personas que iban con él decidieron ofrecerle al señor un trueque: combustible a cambio de un jabón para bañarse.

“Señor, buenas tardes, no tenemos ni un Bolívar en efectivo. ¿Le podemos pagar con un jabón?”, interpeló la esposa de Héctor. El hombre asintió y sin esperar nada a cambio, introdujo la pistola en la boquilla del carro y empezó a bombear gasolina.

“Cualquier cosa que me den es buena”, dijo el hombre mientras miraba de reojo el surtidor y al automóvil que se estacionaba del otro lado de la máquina. Y sí, el precio de ese producto que le ofrecimos es casi igual al salario que gana por estar un mes tragando gases tóxicos.

Mientras el surtidor marcaba la cantidad y los litros, sacaron un jabón marca Palmolive y se lo entregaron; la felicidad en la cara del hombre no puede describirse al ver que ese producto tan costoso y escaso, era suyo.

“Muchas gracias, de verdad, gracias”, dijo el hombre con una enorme sonrisa estampada en su cara. Un rostro que denotaba cansancio y desgaste por una evidente mala alimentación. La ropa desteñida y la piel tostada por el sol dan cuenta de una vida dura. Sin mucha oportunidad de sonreír.

Antes de agosto de 2018, un litro de gasolina de 91 octanos costaba 1 Bolívar y la de 95 octanos costaba 5 bolívares, pero después de la “reconversión monetaria” que le quitó 5 ceros a la moneda, nadie sabe cuánto cuesta echarle gasolina a un carro.

No existe moneda o billete capaz de pagar el ínfimo valor que representa, el billete de menor denominación en el país es de 100 Bolívares y una gandola con 47 mil litros cuesta 1,78 bolívares. En este ejercicio de matemática simple la verdad es que en dólares representaría 0,000001.

En 1989 se vivió en Venezuela una jornada de sangre y muerte; el Caracazo aun retumba en la memoria de los políticos. En aquellos días de febrero más de 3.000 personas fueron asesinadas o desaparecidas como consecuencia de las protestas contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez, quien había aumentado el costo de algunos servicios, entre ellos la gasolina.

Los transportistas, estudiantes, sindicalistas y personas del común se lanzaron a trancar vías y a exigir que el llamado “Paquetazo” se eliminara. Desde entonces, no hay registro de manifestaciones populares por el precio del combustible en el país. Quizás la sombra del “Caracazo” siga nublando la idea de ajustar el precio -al menos- a su costo real de producción.

Las refinerías están quebradas, según los datos de los especialistas en el área, Petróleo de Venezuela (Pdvsa) solo es capaz de refinar el 20 % de la gasolina que demanda el mercado. Es decir, el 80 % restante se compra en el extranjero.

Lo insólito de esta realidad. es que ese país petrolero se gasta lo que no tiene para importar gasolina porque su infraestructura industrial está hecha pedazos.

Al final, lo de pagar la gasolina con un jabón de tocador es apenas una consecuencia que evidencia el rotundo fracaso de un sistema que se las ingenia todos los días para hacerle la vida más triste a la gente.


por CARAOTA DIGITAL
Fuente: Caraota.net