Tenedores de bonos no renegociarán con Maduro pese a que EEUU mantendrá sanciones - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

Tenedores de bonos no renegociarán con Maduro pese a que EEUU mantendrá sanciones



Tenedores de bonos no renegociarán con Maduro pese a que EEUU mantendrá sanciones


Tenedores de bonos no renegociarán con Maduro pese a que EEUU mantendrá sanciones
 Escuchar este artículo



Ninguno de los grupos de tenedores de bonos venezolanos aceptará participar en la renegociación de la deuda externa que planteó el gobernante Nicolás Maduro, porque no le asignan credibilidad alguna y no lo consideran representante legítimo de la República, según revelan fuentes financieras en Caracas.

Aparentemente ninguno de los grupos de bonistas y los abogados que los representan asignan un ápice de seriedad a las declaraciones recientes de Maduro sobre el llamado que harían su vicepresidenta, Delcy Rodríguez, y el vicepresidente del Área Económica, Tareck El Aissami, para abrir una nueva ronda de negociaciones, en medio de fuertes sanciones estadounidenses contra la administración chavista.

La determinación es clara, a pesar que, según Bloomberg, Mauricio Claver-Carone, director senior del Consejo de Seguridad Nacional para asuntos del Hemisferio Occidental, dijo claramente a un grupo de tenedores que las restricciones para transar con títulos de deuda venezolanos, sean de la República o de Pdvsa, probablemente se mantendrán hasta que «Nicolás Maduro abandone el poder».

«Los acreedores asesorados por Cleary Gottlieb Steen & Hamilton y Guggenheim Securities han pedido a la administración Trump durante meses que retire las medidas que impiden a los estadounidenses o las entidades financieras internacionales comprar bonos venezolanos en el mercado secundario», dice la agencia.

Los bonistas han intentado «meter miedo» con la posibilidad de que esos papeles terminen en manos de fondos de cobertura de alto riesgo o inversionistas chinos y rusos, que son especialmente agresivos en los procesos de litigio por reestructuraciones de pasivos. Esos recursos en bonos -arguyen los tenedores organizados- quedarían inmovilizados en lugar de servir para que Venezuela recupere su economía.

J.P. Morgan sigue reduciendo aceleradamente la nota de riesgo sobre Venezuela. Este 2 de octubre la calificó llegó a los 19.602 puntos básicos, una cifra récord y que se ubica en el foso de las listas mundiales de calidad de la deuda soberana. En consecuencia, lo que temen los inversionistas con deuda nacional es que se vean forzados a vender por centavos sus títulos.

Claver-Carone fue enfático al señalar que no existen pruebas de que esos fondos de cobertura compren deuda venezolana, aunque han aumentado las transacciones registradas, porque algunos tenedores están saliendo como pueden los bonos venezolanos, antes de quedarse con estos papeles inmovilizados en sus carteras.

El funcionario, citado por Bloomberg, dijo que «los tenedores de bonos sabían los riesgos cuando compraron los bonos y no es el trabajo de la Casa Blanca garantizar inversiones», indicaron a la agencia estadounidense tres asistentes a la reunión privada sobre Venezuela.

Indica la agencia estadounidense que «la administración Trump «carece de evidencia para respaldar el argumento de los críticos de la prohibición de que los fondos de los regímenes de Rusia, China y Maduro podrían beneficiarse de las sanciones, comprando deuda venezolana a un precio muy bajos. Nadie le ofreció pruebas de que estuvieran ocurriendo este tipo de transacciones».

Salvo el Pdvsa 2020, que tiene a un 51% de Citgo como colateral, todos los bonos venezolanos están en default desde hace dos años, lo que representa un pasivo acumulado de alrededor de 60.000 millones de dólares.

«El funcionario estadounidense dijo a los inversores que esperaba que Maduro se fuera del poder pronto, aunque reconoció que una transición política podría haber tenido lugar antes, si Estados Unidos hubiera sido más agresivo con sus sanciones en los meses previos a que el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, asumiera las competencias del poder ejecutivo en enero», señala Bloomberg.


Banca y Negocios 
@bancaynegocios
Fuente: Bancaynegocios.com