Trump promete «aplastar a tiranía de Maduro» y dio espaldarazo público a Guaidó - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

Trump promete «aplastar a tiranía de Maduro» y dio espaldarazo público a Guaidó


 Fuente: https://youtu.be/tOibfOxrbd4



Trump promete «aplastar a tiranía de Maduro» y dio espaldarazo público a Guaidó
🔊 Escuchar este artículo



El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que la «tiranía» del gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela va a ser «aplastada» durante el discurso anual del Estado de la Unión, al cual acudió el líder del parlamento, el opositor Juan Guaidó, quien recibió una ovación de pie.

«El dominio de la tiranía de Maduro va a ser aplastado y roto», dijo Trump en el discurso al que invitó a Guaidó, a quien Estados Unidos y más de medio centenar de países reconocen como presidente interino por considerar que hubo irregularidades en las elecciones de 2018.

Luego de que Trump lo señalara, los presentes en el hemiciclo -sin distinción entre demócratas y republicanos- se pusieron de pie para ovacionar a Guaidó, quien saludó desde la tribuna.

Guaidó, que considera fraudulenta la reelección de Maduro en 2018, brega desde enero de 2019 por encabezar un gobierno de transición y organizar nuevos comicios en Venezuela. Pero sus esfuerzos no han dado frutos a pesar de la presión internacional encabezada por la administración Trump y su batería de sanciones económicas.

Tras ser reelecto líder de la Asamblea Nacional el 5 de enero, Guaidó desafió la prohibición de salir del país emitida por las autoridades leales a Maduro, y hace dos semanas emprendió un periplo internacional que lo llevó a Colombia, Europa, Canadá y Estados Unidos en busca de apoyos para relanzar su ofensiva contra el «dictador».

En su discurso Trump dijo que «Maduro es un gobernante ilegítimo que brutaliza a su pueblo» y en un comunicado emitido este martes la Casa Blanca destacó que el gobierno impulsa «devastadoras» sanciones contra Maduro.



Comentario: Luz en exterior, Oscuridad en la Casa
Juan Guaidó se levantó con sobriedad a recibir el aplauso de pie del Congreso de Estados Unidos durante el último mensaje sobre el Estado de la Unión del presidente Donald Trump en este período. Curiosamente, el líder del parlamento venezolano generó el único momento del discurso del polémico Jefe de Estado estadounidense en el cual hubo una demostración del consenso.

Tan dividida está la política estadounidense que la líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, hizo pedazos frente a todos su copia del discurso de Trump, una clara señal de descrédito y desaprobación.

Guaidó debe regresar a Venezuela esta misma semana para encontrarse con un panorama en extremo complejo dentro de la oposición. Dicen en su sector político que vuelve fortalecido, con un respaldo internacional remozado y un reconocimiento pleno de las instituciones estadounidenses.

Fue ostensible la intención de Trump de darle un claro espaldarazo que puede leerse de muchas maneras. La primera parece ser la advertencia de que Guaidó no debe ser tocado por el gobierno de Maduro cuando vuelva a poner pie en Venezuela.

Entre tanto, la oposición en Venezuela está corroída. Más bien, rota. Las acusaciones de corrupción llueven de lado y lado con la irresponsabilidad de quien no es capaz de comprender la gravedad del compromiso político que todo el sector que se dice democrático tiene ante sí. Maduro se siente fortalecido, dispuesto a resistir contra unos rivales incapaces de hacerle daño.

Se espera que Trump cumpla su palabra y eleve la presión contra Maduro. El reto de Guaidó, a su regreso, es restablecer la capacidad de acción política y resolver la crisis que amenaza con socavar gravemente el capital político que le queda. No será fácil, porque, entre otras cosas, tampoco tiene demasiado tiempo.

El gobierno prepara el golpe final: la designación de un nuevo CNE, acordado con los grupos minoritarios que firmaron el pacto de la Casa Amarilla, designado por el TSJ que ya está listo para declarar la omisión legislativa. 

Guaidó debe dar alguna orientación, una respuesta a la convocatoria de elecciones. Aparentemente, a diferencia de lo que dicen las encuestas que pasa en la población, en el sector mayoritario de la oposición priva el abstencionismo, en buena manera inducido por sectores menos transigentes, pero con el que el partido de mandatario interino, y él mismo, comulga. 


@bancaynegocios
Fuente: Bancaynegocios.com