Coronavirus desplaza a Venezuela del mapa político internacional - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

Coronavirus desplaza a Venezuela del mapa político internacional



Coronavirus desplaza a Venezuela del mapa político internacional




Los países alrededor del mundo atienden la emergencia causada por la enfermedad que brotó en Wuhan, China, y que hasta la tercera semana de marzo registra más de 150.000 infectados y, al menos, 6.400 muertos. Venezuela, que atraviesa una gravísima coyuntura político-económica, quedó en segundo plano para la comunidad de naciones

Hasta hace un par de semanas, América Latina y buena parte del resto del mundo solo hablaban de la crisis venezolana. Pero, la llegada del coronavirus a países como Estados Unidos, Colombia y Brasil desvió la atención.

Desde el momento en que la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que el mundo enfrentaba una pandemia, la disputa por el poder político en Venezuela quedó en segundo plano. Más allá de eso, dentro del país se sigue librando una lucha que incluso politiza la delicada situación sanitaria.

Los gobiernos de Estados Unidos y Colombia han demostrado, constantemente, su apoyo a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela. Ahora, la pandemia que cada vez llega a más países, se enfocan principalmente en atender los casos de Covid-19.


Trump atiende a su nación

En Estados Unidos las alarmas se activaron desde temprano: entre las primeras personas infectadas con coronavirus, hubo un grupo de ejecutivos que se reunieron con el presidente Donald Trump para jugar golf en el estado de Florida. Fue en ese momento que se activó el sentido de “emergencia” en la nación.

Entre las personas infectadas que disfrutaron de las instalaciones de Mar-a-Lago con Trump, estaba Fabio Wajngarten, un asesor del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. El presidente brasileño también tuvo que someterse a un par de pruebas para descartar un posible contagio.

A diferencia de Venezuela y Colombia, Estados Unidos cuenta con uno de los sistemas de salud más confiables del mundo. Sin embargo, también tiene una cantidad de habitantes mucho más grande que la de ambos países suramericanos -se calcula qué hay más de 300.000.000 millones de habitantes en el país norteamericano-, y si el virus siguiera propagándose a pasos agigantados, podría poner en “jaque” al sistema de salud estadounidense.


El Departamento de Estado no se ha pronunciado recientemente sobre la coyuntura política en Venezuela desde que el coronavirus llegó a EE UU. Hasta el momento, pareciera que todo debate sobre la situación política venezolana está en el aire, de donde quieren eliminar todo rastro de Covid-19.

Sin embargo, la Embajada virtual de Estados Unidos para Venezuela sí ha manifestado su preocupación por la situación en el país. Al momento del secuestro del diputado Tony Geara por parte del régimen madurista, fueron uno de los primeros cuerpos diplomáticos en manifestar su rechazo.

“El régimen ilegítimo de Nicolás Maduro continúa con su política de intimidación contra los diputados a la Asamblea Nacional, única autoridad legítima en Venezuela. Exigimos la liberación inmediata del diputado Tony Geara, secuestrado por el Sebin”, comentaron en Twitter.

En Estados Unidos se reportaron, hasta la tarde de este lunes, 3.927 casos entre los 49 estados, incluyendo Washington D.C. y otros tres territorios estadounidenses. The New York Times indicó que al menos 68 personas han muerto por culpa del coronavirus.


Colombia se aísla

Un caso similar es el de Colombia, aunque a menor escala y con menos herramientas. Si bien el presidente colombiano Iván Duque no ha tenido reuniones con ningún infectado, en Colombia ya se confirmaron 54 casos, la mayoría (28) en Bogotá.

Entre las medidas preventivas que tomó Colombia para contener la propagación de Covid-19 se ordenó la restricción de entrada a todos los extranjeros que lleguen desde Europa y Asia, como hizo Estados Unidos días atrás.


El gobierno de Colombia ordenó el cierre de sus fronteras con Venezuela el 14 de marzo. Esta acción causó molestia en las filas del gobierno de Nicolás Maduro.

Delcy Rodríguez, vicepresidenta de Maduro, aseguró que la medida era un acto de “irresponsabilidad grotesca”. Indicó que con el cierre de fronteras, Duque entregaba las fronteras al “paramilitarismo colombiano”, quienes anularán y burlarán los controles epidemiológicos y sanitarios.

Rodríguez profundizó en la politización del asunto y recalcó que este cierre de fronteras sólo servirá para que “Los Rastrojos”, un grupo paramilitar con que el chavismo intentó relacionar a Juan Guaidó en 2019, tomen control de la zona fronteriza.

El régimen de Maduro pidió la intervención de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de Naciones Unidas (ONU) para “establecer las coordinaciones sanitarias” que permitan el control de la pandemia en los pasos fronterizos.

Por su parte, el gobierno interino de Juan Guaidó, en coordinación con el gobierno colombiano, logró establecer un “paso de retorno” el mismo sábado.

Tomás Guanipa, embajador de Guaidó en Colombia, aseguró que siguen afinándose los detalles con el país fronterizo que permitan manejar “articuladamente” la situación en la frontera.


El respaldo sigue intacto

Duque mantiene su atención centrada en la crisis que causa el Covid-19. A pesar de eso, el presidente colombiano autorizó compartir información con las personas que deban atender la situación médica en Venezuela.

Señaló que conversó directamente con la gobernadora del Táchira, Laidy Gómez, para trabajar articuladamente con la gobernación del Norte de Santander (Cúcuta). Agregó que también contactó a miembros del Parlamento venezolano, reafirmando su apoyo a diputados y a Guaidó.

Recordó que desde Colombia no reconocen el régimen dictatorial que hay en Venezuela, pero aun así se deben buscar maneras para compartir información y proteger a los venezolanos de esta pandemia.


Gabriel Bastidas
@Gbastidas
Pdte @IvanDuque anuncia que Colombia estableció comunicación con la gobernadora del Táchira @laidygomezf y con la @AsambleaVE para trabajar articuladamente en la atención del coronavirus.

También anunció que autorizó compartir información con Venezuela para colaborar con la OMS.

Algunos consideran que, tras las medidas que Maduro y su gabinete anunciaron, la popularidad del líder socialista mejoró. Al mismo tiempo, Juan Guaidó busca la manera de atender la crisis que significa la propagación del coronavirus en Venezuela.


Guaidó, quien también es jefe de la Asamblea Nacional, indicó que estableció contacto con sus aliados internacionales para estudiar propuestas de colaboración con Venezuela. En consecuencia, el presidente interino apoyó la creación de una Comisión de Expertos de la Salud que recopile información y conocimientos sobre esta enfermedad, que ayuden a atender la crisis en el país.


Siempre atentos

Maduro y su gabinete busca dedicarse exclusivamente a la atención y contención del coronavirus, pero también es un momento de cuidado para la oposición. El secuestro del diputado Tony Geara por parte del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) demuestra que el régimen no afloja ni en momentos de crisis.

Por ejemplo, la Comisión de Salud de la Asamblea Nacional recomendó que hacer cuarentena es lo más sensato para resguardarse del virus, pero también recalcó que el uso de tapabocas debe ser exclusivo para el personal sanitario.

«Hay una sugerencia de tratar de utilizar este instrumental (mascarillas) donde más se necesita. En este momento, debería ser fundamentalmente en los hospitales», señaló el infectólogo.

Maduro y las autoridades anunciaron que el uso de mascarillas es obligatorio para las personas que salgan a la calle, utilicen el transporte público o trabajen en comercios esenciales. La OMS recomienda que solo los infectados y personal médico sean quienes las usen.

Esta Comisión de Expertos de la Salud también advirtió que es necesario conseguir más kits de descarte del coronavirus Covid-19, para ir un paso adelante del impacto que pueda causar la pandemia.

Estos llamados de atención al régimen madurista podrían despertar una reacción parecida a la que han tenido con diputados opositores: persecución, hostigamiento e incluso detenciones arbitrarias.

Con la atención del mundo puesta en el coronavirus, parece el escenario perfecto para ir contra los que piensen distinto.

La discusión sobre el cambio político en Venezuela quedó postergada. Tanto el oficialismo y la oposición buscan algún argumento político dentro de esta pandemia, pero alrededor del mundo la prioridad es otra.

Hasta el momento, en Venezuela se confirmaron 33 casos de coronavirus. El régimen de Maduro sigue anunciando medidas para contener el virus en un país que atraviesa una aguda crisis económica, social, política y sanitaria.



Imágenes: Cristian Hernandez 
/ AFP
21 de marzo de 2020 
Alejandro Landaeta
Fuente: Elestimulo.com