Vacuna o inmunidad, ¿cómo volver a la normalidad tras el coronavirus? - Venezuela..Libre

Breaking

Post Top Ad

Vacuna o inmunidad, ¿cómo volver a la normalidad tras el coronavirus?



Vacuna o inmunidad, ¿cómo volver a la normalidad tras el coronavirus?



Expertos científicos aseguran que una vacuna que inmunice contra Covid-19 sería la mejor solución, pero coinciden en que esta podría demorar entre 12 y 18 meses. Entonces, ¿qué otras alternativas hay para salir de la actual crisis?

El mundo está paralizado. Los lugares antes caracterizados por el ajetreo y el bullicio propio de la vida cotidiana, se convierten en pueblos fantasmas, con restricciones masivas.

Fábricas y colegios permanecen cerrados. Los viajes y las reuniones tumultuosas, como conciertos y mítines políticos, están restringidos.

La pregunta que se hacen millones alrededor del mundo es la misma: ¿Cuándo terminará y podremos seguir con nuestras vidas?

De acuerdo con BBC Mundo, aunque el número de casos comenzará a disminuir en los próximos tres meses, todavía se está lejos del final.

La tendencia puede tardar mucho tiempo en desaparecer, añade el medio, posiblemente años.

Por otro lado, la estrategia actual de autoaislamiento, que muchos países han adoptado, no es sostenible en el largo plazo, debido a que el daño social y económico sería catastrófico.


Después de la cuarentena

Señala la BBC que es necesario que los países que ya alcanzaron el pico de la epidemia tengan claro cual será su «estrategia de salida». Esto significa tener listo un plan para levantar las restricciones y volver a la normalidad, teniendo en cuenta que el coronavirus no va a desaparecer.

Sin embargo, al acabar con las medidas que frenan el virus, los casos inevitablemente se dispararán.

«Tenemos un gran problema en cuanto a cuál debe ser la estrategia de salida y cómo vamos a salir de esto», dice Mark Woolhouse, profesor de epidemiología de enfermedades infecciosas en la Universidad de Edimburgo.


«Ningún país tiene una estrategia de salida».

Es un gran desafío científico y social.

El medio británico señala que hay tres formas básicas de afrontar el problema:

Vacunación

Un número suficiente de personas desarrollan inmunidad tras contraer la infección
Cambiar permanentemente el comportamiento de la sociedad
Cada una de estas rutas reduciría la capacidad de propagación del virus.


En espera de la vacuna

La idea de una vacuna es dar inmunidad a una persona para que no se enferme si se expone al virus.

Si se vacuna a suficientes personas, en torno a 60% de la población, y el virus no es capaz de causar brotes, se alcanza lo que se conoce como el concepto de inmunidad colectiva.

Esta semana recibió una vacuna experimental en Estados Unidos la primera persona, después de que se permitiera a los investigadores saltarse el procedimiento habitual de realizar primero pruebas con animales.


La investigación de vacunas se está llevando a cabo a una velocidad sin precedentes, pero no hay garantía de que sea exitosa. Aunque lo fuera, requeriría inmunización a escala global.

La mejor suposición es que una vacuna podría estar lista en un lapso de entre 12 y 18 meses, si todo sale bien.

Ese período de tiempo es demasiado largo si se tiene en cuenta las restricciones sociales adoptadas y que no tienen precedentes durante tiempo de paz.

«Esperar una vacuna no debe considerarse una estrategia. No lo es», dijo el profesor Woolhouse a la BBC.


Dos años para inmunidad natural

La estrategia a corto plazo en varios países es reducir los casos tanto como sea posible, para evitar que los hospitales se vean desbordados. Esto debido a que el incremento de los indices de mortalidad se da cuando se agotan las camas de cuidados intensivos en los sistemas de salud.

Una vez que la aparición de nuevos casos se ralentice, se pueden levantar algunas medidas por un tiempo. Esto, hasta que los casos vuelvan a aumentar y se necesite otra ronda de restricciones.

Pero cuándo puede suceder todo, es lo incierto.

El principal asesor científico de Reino Unido, Sir Patrick Vallance, dijo que sería posible conducirse hacia la inmunidad colectiva, ya que cada vez más personas se infectan.


Sin embargo, podría llevar años conseguirla.

Según el profesor Neil Ferguson, del Imperial College de Londres: «Estamos hablando de suprimir la transmisión a un nivel en el que, con suerte, solo una fracción muy pequeña de la población se infectará».

«Así que, eventualmente, si continuamos haciendo esto durante más de dos años, tal vez una proporción suficiente de la población en ese momento podría haber sido infectada, para brindar algún grado de protección comunitaria«.

Pero hay dudas sobre si esta inmunidad durará.

Otros coronavirus, que causan síntomas de resfriado común, conducen a una respuesta inmune muy débil y las personas pueden contraer el mismo virus varias veces durante su vida.


Otras alternativas

«La tercera opción son los cambios permanentes en nuestro comportamiento que nos permiten mantener bajas las tasas de transmisión», asegura el profesor Woolhouse.

Esto podría incluir mantener algunas de las medidas que se han adoptado. O introduciendo pruebas rigurosas y aislamiento de pacientes, para tratar de estar al tanto de cualquier posible brote.

«Hicimos detección temprana y rastreo de contactos la primera vez y no funcionó», agrega el profesor Woolhouse.


El desarrollo de medicamentos que puedan tratar con éxito una infección por Covid-19 también podría ayudar a las otras estrategias.

Podrían usarse tan pronto como las personas muestren síntomas, en un proceso llamado «control de transmisión«, para evitar que lo transmitan a otros. O para tratar a pacientes en el hospital y hacer que la enfermedad sea menos mortal y, de esta forma, reducir la presión de las plantas de cuidados intensivos.

Esto permitiría a los países hacer frente a más casos antes de tener que reintroducir medidas como la cuarentena.

Aumentar el número de camas en las áreas de cuidados intensivos también ayudará a hacer frente a brotes más grandes.

Al preguntarle al consejero médico jefe del Reino Unido, profesor Chris Whitty, cuál es la estrategia de salida, recurrió a la primera opción.

«A largo plazo, claramente, la forma de salir de esto es una vacuna, y todos esperamos que eso suceda lo más rápido posible».



23 de marzo de 2020 
Imágenes: AFP
Redacción El Estímulo
Fuente:Elestimulo.com